lunes, septiembre 01, 2008

En el Oscuro y Viejo Desván.


Había estado todo el invierno agazapado en el oscuro y viejo desván, oteando, listo a que se le presentara el momento idóneo para realizar la captura y salir volando con ella entre sus garras.


No era una persona normal, nada de eso, Laval Lettoner era un monstruo; el característico ser de pesadilla que tantas veces nos pintan las revistas de violencia y luego las películas de terror.
La gente común, a menudo solemos pensar: “¡Uf menos mal! Solo son pesadillas de ficción.” Pero a veces, y tantas veces, por cierto, la realidad supera a la ficción. Aunque quizá nada sea ficción y las leyendas ya no existan más que en nuestros sueños...

Agazapado en aquel oscuro y viejo desván del barrio de Mont Martre, Laval Lettoner llevaba nada menos que quince años de existencia aislado en un estado larvario. Y ahora, de pronto, aquella noche de luna llena, sus sentidos antes embotados, cubiertos bajo una protuberancia que se acababa de desprender, habían despertado a la luz de un nuevo universo de inusitada crudeza. Sus colmillos afilados como finos sables de esgrima, relucían al fulgor de la luna mientras bostezaba y desperezándose, estiraba sus alas largas y cartilaginosas acabadas en sables curvados.
Lentamente, a izquierda y derecha, giraba el cráneo oval, y mientras oteaba hedores provenientes del puerto al norte, del Camposanto de Montparnasse al este, de las fiestas de San Patricio al oeste, rememoraba destellos de un lejano vestigio de humanidad encerrado y casi enterrado en su subconsciente. Conocía, porque su instinto así se lo señalaba, que ese nombre era una parte de su humanidad, lejana en todo caso, pero humanidad. Sus pabellones desarrollados y tan puntiagudos como los de un chacal del desierto, le trajeron murmullos exclusivos de presas apetecibles.

Sus zarpas se desprendieron como estiletes ganchudos, arrancando astillas de vieja madera del desván, y emprendió el sutil planear. Ahora, Lettoner, era una sombra que surcaba los cielos parisinos con maestría, sobrevolando la mítica Torre Eiffel. Dentro de su cerebro, igual que un microchip implantado, una función precisa de navegación le indicaba con exactitud hacia donde dirigirse. Con minuciosidad, seleccionando de entre los demás ruidos molestos, persiguió los jadeos y lamentos del miedo; lejanos, casi sofocados, hasta adentrarse como una exhalación en un oscuro callejón, en la escena misma del estupro, donde tres hombres, por turnos, daban cuenta de una desdichada joven.
Los individuos, ni tan siquiera presintieron a la bestia, la cual, trazando giros y contorsiones, acometió a cada uno de ellos, chupó su sangre y los vació en breves segundos, arrojándolos al Sena como carcasas vacías. Luego, se dirigió a donde yacía la chica; le pareció un buen ejemplar. La recogió, la alzó sin esfuerzo hasta la cornisa de un edificio, y la depositó en la terraza de un desastrado desván. Inclinándose, le inyectó un fluido que la dejó paralizada. A continuación, situándose sobre ella, le insertó su extraño apéndice genital y la penetró. Y en tanto lo ejecutaba, elevando su rostro a la luna, abrió sus mandíbulas y dejó escapar un aullido distorsionado y desgarrador. Su semen, más enérgico que el de los hombres, desplazaría del lugar los demás.

Cuando hubo terminado, sus ojos oblicuos y amarillos, se detuvieron sobre los de la chica. Ella, insensibilizada por el efecto del jugo, mantenía abiertos los suyos, encontrándose con los de la bestia y su aliento pútrido a escasos centímetros de su rostro; por un instante llegó a verlos brillar, mostrando una clara manifestación de arrebato.

De un ágil salto, el ser se apoyó sobre la balconada y desde allí desapareció en la oscuridad de la noche...

Dicen, quienes saben sobre tales temas, que semejante clase de bestia al cabo de dos días de fornicar, agoniza. Así de corta y cruel es la historia de estos seres ¿ultraterrenos, mágicos, o demoníacos? Nadie lo sabe con certeza, pero están ahí, representados con exactitud intachable en las viejas gárgolas de las iglesias y catedrales del gótico y el Renacimiento. ¿O acaso alguien se atreve a suponer que no existen?

José Fernández del Vallado. Josef. 2008.

Technorati Profile
Reacciones:

25 libros abiertos :

  1. Brutal!
    Tremendo este texto...
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Interesante y sugestivo, sí. Hay ciudades que se prestan a determinadas transformaciones. París lo es, sin duda.

    Como decía Baudelaire de su ciudad: “hospital, purgatorio, celda, infierno, prostíbulo / Donde todo lo atroz como una flor florece.”

    Salud!

    ResponderEliminar
  3. Ups! pobre chica...

    pd:que casualidad,con este tu cuento hoy y anoche no pude dormír
    :( ,porque tuve pesadillas con un fledermaus(ehhh como se dice.. vampiro..ahhh MURCIELAGO!)..que vimos ayer en el balcón de mi casa..

    Besos,muchas gracias por tu presencia en mi dia,fué bonito y espacial tu visita ;-)

    ResponderEliminar
  4. Tremendo,fuerte y hondo

    acaso sabías el efecto

    que causaría tu pensar hondo!

    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  5. Ya voy entendiendo porque no tienen tan mala fama los desvanes. Ya veía a Lettoner como un héroe, un salvador de indefensas chicas. Pero eso cambió cuando la paraliza y la viola. Se merecía morir, pero porque dejarle dos días de vida, con uno era suficiente.

    ResponderEliminar
  6. No se si existen estos terroríficos monstruos, pero en verdad, por ninguna de las causas quisiera haber estado en el lugar de la chica.
    Abrazos♥

    ResponderEliminar
  7. Pero qué bonito es este blog nuevo, gracias por tu invitación.

    Me ha parecido muy interesante tu post, y espero seguir leyendo otros nuevos, y que, aunque tengo escaso tiempo, intentaré volver más amenudo.

    Te deseo una feliz tarde.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Y bueno porqué me sorprende esta narración tuya, impecable, contundente?
    Me pregunto qué ha hecho que escribas historias de terror.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  9. MAGISTRAL_________________♥

    UN GUSTO HABERME CRUZADO CONTIGO EN "CIUDAD", TE AGRADEZCO INFINITAMENTE TUS PALABRAS_________YO TAMBIEN LLORE CON LAS TUYAS..... ASI SE SIENTE..ASI ES... SON EMOCIONES, PARA EL QUE ESCRBE Y SE ANIMA A VIVIR Y A SENTIR ES ASI.

    JOSE SIN TU PERMISO ME HE LLEVADO EL LOGO P LINKEARTE A http://breathinblue.blogspot.com/

    ESCRIBES MARAVILLOSAMENTE TE FELICITO, ESTARAS EN MIS FAVORITOS Y TE VENDRE A VISITAR CUANDO ME ABANDONEN LOS TROYANOS !!! (ORDENADOR PLAGADO DE VIRUS !!!! VA A FORMATEO YAAAAAAAA) JAJAJAAJJAAJ

    GRACIAS !!

    BESOS MILES
    TAMBIEN ME ENCIUENTRAS EN
    http://superclau-beatrixkiddo.
    blogspot.com/
    http://hardreborn.blogspot.com/
    http://theotherside-klau.blogspot
    .com/

    KLAU ♥

    ResponderEliminar
  10. ay, ay, ay....

    vengo de visita y primero me encuentro el cambio de domicilio.. Que me imagino, la mudanza tuvo sus incomodidades, pero debo decirte que esta plantilla me gustó mucho...

    Y el relato está horrible... (sin alusión personal).

    La última vez que te leí, varios meses atrás, tenías un corte menos violento (jaja).
    Muy buen relato y supongo que cumpliendo su objetivo, me ha dejado asustada... Sólo espero que el efecto pase pronto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. oye me encantó tu texto y me deja una sensación de satisfacción... demasiado bueno... felicidades

    (muchas gracias por tus saludos

    ResponderEliminar
  12. Usted dá para todo!!!diverso, variado, se balancea en todos los estilos y los realiza maravillosamente, me encanta que barajes todos los estilos y este terrorífico, mitológico y loco cuento está para tirarse los pelos y poner la carne de gallina, y para ser más escalofriante lo leeré con música ad-hoc quiero tener pesadillas!!!!!
    Abrazos todos y felicitaciones por tu nuevo refugio!!!

    ResponderEliminar
  13. ...nada tan espectacular como ambientar en el viejo barrio francés de pintores bohemios a un íncubo hombre lobo.

    Soy uno de ellos pero salgo en las noches del viejo Quito colonial :P

    Saludos Josef.

    ResponderEliminar
  14. Estéticamente es una delicia tu nuevo blog, que buen gusto hermano!

    ResponderEliminar
  15. ¿Sabes lo bueno que tienes? que te mueves bien en cualquier estilo sin dejar de ser siempre tu mismo ;)
    Muuuuuacks!

    ResponderEliminar
  16. Jo, tremendo!!!!, espeluznante de principio a fin.

    Habrá que tomar precauciones por si acaso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Tremendo texto, me encantó. Me gusta muchísimo esta temática.
    Un abrazo y que tengas muy buen día.

    ResponderEliminar
  18. Y BUENO, AL LOBO QUITEÑO LE VA A GUSTAR O NO? JAJAJAJAJAJAJAJ EL DEBE HACER ESAS COSAS CUANDO TODOS DUERMEN__________ RECUERDAS LA PELICULA DE "JACK Y MICHELLE PFIFFER" FUE EXTRAÑA_____ALGO ME GUSTO ALGO ME ENCANTO, Y ALGUNA OTRA COSA, NOP.....

    BUENO AMIGA SENSIBLE Y HUMANA? QUE PENSABAS QUE ERA UNA ROBOTITA?? JAJAJAJAJAJAJAJAJA.... SI LO SOY, Y MUCHO SOLO QUE A VECES, ESTO DE LA PANTALLITA HACE QUE UNO PRESUPONGA VERDAD__________________ Y NO DEVE "VER".... NOS SEGUIREMOS LEYENDO !!!!!! SI?

    GRACIAS POR PASAR NUEVAMENTE
    AMIGO SENSIBLE Y HUMANO
    (FALTAN ALGUNAS OTRAS CARACTERISTICAS PARA CONVERTIRTE EN LETAL)

    BESOS
    MILES
    KLAU ♥

    ResponderEliminar
  19. Lùgubre, atrapante.
    Me gusta como narras y me insertas, no dudo que existan estas bestias en lo absoluto, es màs, un dìa encontrè una:).
    Gran habilidad, Moderato.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  20. Voy a tener que hacerme mirar mi atracción por las gárgolas...

    Un relato inquietante.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  21. Eres un genio del cuento. Este es un impacto para el lector.
    Siempre me han producido aprensión las gárgolas y ahora sé por qué...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. ¡Genial!, (como siempre) desde ahora creo que cuando vaya por ahi miraré a las gargolas con otros ojos
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Buen relato! como relato obvio....bien contado....te transporta, produce el efecto deseado...Pero es horrible la suerte de la chica a mi parecer y estos seres horribles....por algo existirán en las cúpulas de las iglesias???!!!!

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs