jueves, septiembre 18, 2008

Olvidar.


Llegas a un país desconocido tras recorrer miles de kilómetros. Cansado, emocionado, ansioso, voluble, abierto, deseando encontrarte con la persona que has soñado; deseando más que nada conectar con el alma del ser humano en cuestión. Deseando abrirte de forma incondicional. Deseando buscar la felicidad añorada. Deseando ser tú mismo y mostrarte tal cual. Deseando ser libre de una vez por todas de las cadenas que oprimen tu vida. Deseando no volver a ser el mismo. Deseando no repetir tus errores. Deseando que todo sea diferente. Deseando experimentar un cúmulo de objetivos maravillosos, irrepetibles. Deseando ¿demasiados deseos tal vez...?

Tomas tierra en un planeta diferente. Que funciona de otra forma, son otras las costumbres, otra la mentalidad, otro el ritmo, otros los sonidos, los olores, las sensaciones. Tienes apoyo; el que se te da. Suficiente. Has tomado la decisión. No hay marcha atrás. Existen las ilusiones. Las ilusiones de un viaje conjunto, las ilusiones de descubrir parajes hermosos, las ilusiones de experimentar recorridos, las ilusiones de abrirse caminos, las ilusiones de dar un salto en la vida, las ilusiones de conocer lo desconocido, las ilusiones de encontrar un calor diferente, pero a fin de cuentas, calor. Las ilusiones de no volver a fracasar. Las ilusiones de estar a la altura de las circunstancias. Las ilusiones de encontrar ese amor, en una palabra, el amor. ¿Demasiadas ilusiones, tal vez?

Comienzas a viajar por esas tierras. Y encuentras paisajes que nunca admiraste. Encuentras ciudades inexploradas. Encuentras rutas de una belleza singular. Encuentras gentes de una humildad diferente. Encuentras soledad hacia el sur. Encuentras pobreza en lugares de extrarradio. Encuentras violencia encubierta. Encuentras caminos vacíos de vida y colmados de enorme belleza. Encuentras majestuosidad cercana y lejana. Encuentras un frío que no buscas. Te encuentras solo. No encuentras a la persona. Dejas de encontrar y buscas algo a lo que agarrarte... No encuentras... Buscas, buscas sin saber, buscas sin conocer, buscas hasta agotar tu frontera en una búsqueda sin fin. ¿Demasiada búsqueda tal vez?

La búsqueda se ha terminado. Encuentras un billete de regreso.

Dejas un país desconocido tras transitar miles de kilómetros. Cansado, sin emociones y con todas las emociones estallando en tu interior, voluble, triste, sin comprender, lleno de imágenes abstractas, deseando encontrar la persona que soñaste en tu imaginación. Preguntándote dónde estaba esa felicidad añorada. Preguntándote si podrás ser libre de una vez de las cadenas que oprimen tus sentimientos. Preguntándote si tendrás que volver a ser el mismo de antes. Preguntándote cómo hacer para no repetir los errores. Preguntándote cómo hacer para que todo sea diferente. Preguntándote qué falló o quién ha fallado. Preguntándote si alguna vez podrás experimentar esos objetivos que anhelaste. Preguntándote si cuando vuelvas todo seguirá como lo dejaste. Preguntándote por qué no has tenido el coraje para quedarte. Preguntándote qué hay de raro en que todo funcione al revés, si al fin y al cabo es igual. Preguntándote ¿demasiadas preguntas tal vez...?

Apoyas la cabeza en el respaldo del asiento. Una azafata te descubre y con inquietud pregunta por tu estado. Estás bien, le aseguras. La vida continúa, es ya un eterno carrusel y nunca descansa ni te permite descanso ¿Ha sido un bonito viaje? Sí. Por qué no. Gracias a Dios, si existe. Hasta la próxima.
Cierras los ojos, el avión despega, se aleja, vuela muy alto, hacia tu otra eternidad; quieres dejar de pensar. Dejar de vivir. Dejar de sentir. Dejar de llorar en tu interior y olvidar...

José Fernández del Vallado. Josef. Sept 2008.


Reacciones:

19 libros abiertos :

  1. Yo quiero dejar volar mis laas, dejar pasar el tiempo y quiero, sobre todo, olvidar este día.

    besos y gracias por toda la buena onda que nos dejaste a mí, a muni y a toda mi familia.

    GRACIASSSSSSSSSSSSSSSSSSS!

    Verónica

    ResponderEliminar
  2. Las cosas y las personas que buscamos y anhelamos aparecen cuando dejamos de buscarlas...
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Una ternura peculiar

    guía tus historias

    Y una realidad sin auxiliar

    te despierta en cualquier

    aeropuerto,ciudad,

    pero continuas,a soñar!


    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  4. Nunca es demasiado no para los q nos sentimos siempre inconformes jajaja es una suerte de eterna búsqueda pero nunca es demasiado.

    ResponderEliminar
  5. Demasiadas expectativas para el engaño de cada año.

    Trabajar, trabajar y trabajar para montarnos en el espejismo y volver a las cadenas.

    Un timo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. No nos queda otra, volver a empezar, "volver con la frente marchita, las nieves del tiempo platearon mi sien".

    Esas vivencias formaran parte de ti para siempre


    Ánimo, besos

    ResponderEliminar
  7. Yo quiero seguir leyéndote siempre ;)
    Muuuuuacks!

    ResponderEliminar
  8. Abrir los ojos y sentir la vida como si todo fuera nuevo.
    Vivir con las sonrisas y las lagrimas hasta el final, o el inicio.
    Si existo y la vida continua, lo mejor es tentar disfrutar de los pequeños momentos y olvidar que el bueno se acaba de prisa.
    Mañana es otro dia.

    Un beso

    (Es placer leerte al sonido de tan buena música...)

    ResponderEliminar
  9. No pasa nada porque preguntes por mi enfermedad, nunca la oculto, sólo es que la mayoría de los que me leen lo saben y no daba a lugar ponerlo. No hay nada que disculpar ¿vale? Tengo esclerosis múltiple pero estoy bastante bien, a veces cuando me preguntan ¿como andas? contesto: ando, que ya es mucho, jajaja.... Así que todo está bajo control, de momento ;)
    Muuuuuacks!

    ResponderEliminar
  10. En cierto modo, es la misma sensación que yo he tenido con
    "Al otro lado del río".

    Nos pasamos buscando toda la vida
    y siempre estamos a la deriva,
    sólo la eternidad,si es que existe,
    podrá resolver la búsqueda.
    Somos seres de ida y vuelta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Escapar un rato a lo que nos parece extraño es fascinante... descubrir, recorrer caminos nuevos, ver rostros diferentes, escuchar idiomas diferentes, otras voces otros sueños, otras realidades... podría decirte que para mi se encuentra entre las primeras cosas que resultan satisfactorias.

    Una vez lloré en la plaza de un pueblito... allá, enclaustrado en medio de montañas nevadas... no quería volver... despedirse del Sena dolió... llovía pero no me importó... y tragarme no sé cuantos paisajes por los ojos, todo ello me lo llevo conmigo... aunque montar al avión y regresar a casa no me viene mal, después de todo en casa es donde mejor puedo sentirme y puedo recrear la experiencia de mis viajes.


    Sabes?... sencillamente fascinada con tu blog :).... he andado fuera y escasa de tiempo pero, va directo a mi índice de refugios virtuales.

    Saluditos,

    ResponderEliminar
  12. DECIME...Y A VOS QUIEN TE DIO PERMISO PARA LEERME LA MENTE???????


    JAJJJAJJAJAJJJA

    AHHHHHH AMIGO !!!!! MIRAR TAN SOLO EL TITULO DE TU POST Y EL MIO_________♥

    BESOS
    MILES
    COMO ESCRIBES EH !! ERES FANTASTICO
    KLAU ♥

    ResponderEliminar
  13. Vuelvo y quizás tengas razón al principio, quisás sean demasiados deseos.
    Un abrazote!

    ResponderEliminar
  14. A veces lo importante no es el destino, sino el viaje en si mismo, el camino que emprendemos buscando cualquier meta.
    Y ciertamente, a veces podemos sentirnos desilusionados.
    Lo retrataste de maravilla, pero para esa sensación, siempre está el camino de regreso, como bien mencionaste.
    Un gran texto, me gustó especialmente.
    Que te vaya bonito y suerte con tus escapadas futuras.

    ResponderEliminar
  15. Esos estados de intranquilidad, de incertidumbre, de duda, de inquietud son los que dan vida a nuestra existencia.
    Aunque al final el resultado no fuera el deseado, el camino para llegar hasta él merece siempre la pena.

    Gracias

    ResponderEliminar
  16. y tu crees que fuera posible el olvido?...
    los recuerdos no se encuentran en los lugares...sino dentro de nosotros mismos....


    bellisimo post...


    Queria agradecerte tu sinceridad en mi blgo...y sobre todo contarte que me emocioné al leerte..
    recientemente una persona muy importante de mi vida tambien se ha quitado la vida...
    es un trauma que nunca coy a superar ni a olvidar...
    es algo muy muy duro...
    te acompaño en este dolor amigo...
    un abrazo....
    http://dejamequetecuente68.blogspot.com/2008/07/se-fue.html

    ResponderEliminar
  17. Gracias por darte a conocer, José. Veo que tienes mucho para decir y que además lo dices con muy buena pluma. En este caso, has trabajado muy bien la metáfora.
    Cuando vengas por Asturias me avisas y nos tomamos un café. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. "Me convencí que dudar de todo es carecer de lo más preciso de la razón humana, que es el sentido común." Jaime Luciano Balmes

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  19. Me encanta buscar cosas diferentes, me aburro de lo mismo, hasta cambio los muebles de lugar, para cambiar la cotidianidad.....

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs