martes, octubre 21, 2008

Arma blanca...

La mujer que había dentro de mí sostenía la hoja afilada, no quería dejarme escapar, deseaba que volviera a aquella carnicería sangrienta. Dominaba mis instintos, mis acciones, pretendía ser más fuerte que yo. Salí de la cocina dando tumbos, llegué hasta el salón. Lo primero que vi tras el periódico fueron sus ojos azules, intensos, clavados en mí. Me arrojé sobre ella gimiendo, la besé con vergüenza y confesé. “Oh Luisa, soy cobarde, no tengo valor, nuestro matrimonio es un fracaso. Debo decírtelo: Soy incapaz de cortar una pechuga de pavo.” No respondió. Temblando le pregunté: “Pedirás el divorcio por esto... ¿verdad?” Bajó el periódico y dijo al fin: “No Ramón. Lo haré yo.”


José Fernández del Vallado. josef. Oct 2008.



Reacciones:

24 libros abiertos :

  1. Si cambiamos a Ramón por Nany, soy yo tratando de cortar un pollo, jajajaja

    Muy bueno, de verdad que si. No dejas de sorprenderme.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Cada post una fiesta. Mira que disfruto aquí...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. :)
    Es que lo que no se puede, no se puede, por mucha mujer u hombre, que viva dentro de uno mismo.

    Genial

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hoy en día eso no es problema este matrimonio se salva pues las pechugas las venden ya fileteadas :)

    besitos

    ResponderEliminar
  5. Jajajajajajaajaja!!! ESto parece un chiste. Al principio creí que era un cuento de terror, pero me has sorprendido. Ha sido una grata y divertida sorpresa. Muy bueno.
    Besos salvajes.

    ResponderEliminar
  6. Y todo por una pechuga!!!!

    caray, vecino..como esta el patio

    ResponderEliminar
  7. En mi faceta de ama de casa (mala ama de casa)no os podéis hacer idea de lo que hago la pelota a la pescadera para que me limpie el pescado jaajajajaj. Me ha divertido mucho tu post.Mucho mucho.
    Besitos varios.

    ResponderEliminar
  8. Já! en casa estaríamos en aprietos... lo comeríamos a tarascones pues!
    Muy buen relato!
    Besos,

    ResponderEliminar
  9. Ja, muy buen post...
    Debo confesar que mi ex esposo cortaba el pollo mucho mejor que yo, pero yo lo cocino delicioso.

    ResponderEliminar
  10. Breve pero intenso, con esa ambiguedad calculada...y la sorpresa al final.

    Me ha gustado mucho, amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Por ello siempre tengo a la mano los teléfonos de delivery de mis lugares favoritos...
    :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Ja! me ha gustado!..
    Al final me has robado una sonrisa..
    Intensa.. si..

    Que estes bien.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Jajaja buénisimo Josef, y variado como siempre tu blog: entro y no sé con qué tipo de texto me voy a encontrar, y casi siempre me sorprendés. Me encantó, saludos María

    ResponderEliminar
  14. ajjaja BUENISIMO!!

    Coincido con toro, cada post tuyo es una fiesta y una sorpresa!

    Besotes!

    ResponderEliminar
  15. jijijiji

    Pues yo creo que debo estar con alguien que sepa cortar el pavo, no se se me hace lindo que un hombre sirva la comida :D yummy!

    jiji besitos Jos.

    ResponderEliminar
  16. Sorprendente final, jamaz me lo imaginé... buenísimo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Pero ¡ojo! que no es culpa del género la fragilidad del carácter. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Un texto breve pero como siempre muy interesante.
    (El tamaño poco importa si la calidad es buena jajaja)
    Beijos!!!

    ResponderEliminar
  19. texto breve y muy bueno, me has echo sonreir. Me encanta leerte y seguiré pasando con tu permiso.Besos
    anamorgana

    ResponderEliminar
  20. Tremendo, electrizante. Y muy bien elegida la foto.

    Gracias y felicitaciones!

    ResponderEliminar
  21. jamás fui capaz de cortar un pollo, espero que mi marido no me pida el divorcio por eso, mejor lo compro cortado, jejeje

    un saludo

    ResponderEliminar
  22. Siempre me sorprendes con tus post...
    Lo que puede hacer un pollo...por eso me gusta más la carne de vaca...jeje
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. ¡Lo bueno, si breve, dos veces bueno!

    Saludos

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs