domingo, junio 07, 2009

Placer y Mentiras.

Hace un día nublado, en cualquier momento lloverá. Encuentro a Raquel en una sala de máquinas tragaperras y demás; está en mi máquina preferida, una de marcianitos, mientras juega parece una niña. Y sin embargo el crío soy yo, pues me he vuelto un obseso por batir todos sus récords. Pese a marcar día tras día nuevos récord, un par de tipos me superan; y no consigo saber quienes son.

Le doy un beso en el cuello y sin volverse a mirarme sonríe, justo en ese instante un misil atacante revienta su nave. Libera un grito entrecortado, salta, se vuelve, sus ojos marrones brillan de rabia y felicidad. Me besa en la boca. La tomo de la mano, tiro de ella y salimos a la calle, un rayo de sol atraviesa mi rostro y lo abrasa, entramos en el bar de la esquina y nos sentamos a una mesa, pido una ración de oreja y dos cervezas, apenas tardan en traerlas. Bebemos y comemos con hambre y en silencio lanzándonos sonrisas de confabulación. En apenas diez minutos damos cuenta del plato. Pago y nos dirigimos a la puerta. En el rellano el fragor de un trueno apabulla mis sentimientos limpios nuevamente de dudas. Caminamos abrazados por la acera, el aire se hace denso y sofocante, una brisa intensa azota los plátanos recién replantados en la Plaza de la Cebada. Las primeras gotas, templadas, estallan sobre mis brazos descubiertos, la gente corre a refugiarse. Al principio nosotros también, pero en cinco minutos damos la batalla por perdida y nos dejamos avasallar por una ducha refrescante y necesaria. Alcanzamos el portal riendo a carcajadas, empapados como toallas chorreantes.
Las escaleras de madera crujen mientras ascendemos hasta el quinto.

Nada más entrar ella comienza a desnudarse, yo la sigo impaciente. Entramos en la taza de la ducha dando voces de entusiasmo, abre el grifo y una nueva lluvia, primero fresca y luego cada vez más templada corona mis sentimientos de placer. Percibo su piel resbaladiza, sus líneas tersas colmadas de juventud, me abrazo a ella por detrás y comienzo a acariciarla, vuelve la cabeza y nos besamos. Noto como mi órgano se fortalece hasta tensarse como una vara de bambú. Lo toma, cierra el grifo, salimos de la ducha sin separar nuestros labios y abrazados no llegamos más lejos de la alfombra del salón. Follamos, jadeando en silencio, jodemos durante más de dos cuartos de hora, y cuando estoy a punto de eyacular suena mi móvil.

Ella, desde debajo, mirándome excitada y suplicante, me dice.
— ¡Déjalo! No vayas...
La miro sin dejar de joder y por fin, con un claro esbozo de disgusto, me levanto tomo el móvil y contesto.
— ¿Sí...?
— Cariño...
— Si, dime.
— Hoy sales tarde ¿verdad?
— Sí, tengo un trabajo atrasado.
— Vale cariño... Una cosa.
— ¿Qué?
— Que te quiero un montón. ¿Lo sabes no…?
— Mmm...
— Cariño ¿sigues ahí?
— Si, lo sé...
— No te molesto más. Un beso.
— Hasta luego.
Raquel permanece echada sobre la alfombra. La miro, sonrió y la beso, me tumbo junto a ella y acariciándole el cabello, le digo.
— Otra vez del trabajo. Tengo que volver.

Me mira con tristeza, y de forma apasionada, me besa. Noto su lengua impaciente juguetear con la mía, mi órgano recupera su estado vigorizado. Le ruego que me masturbe. Sin dejar de besarme, me complace. Entonces se separa un momento, me mira con atribulación, y medrosa murmura.


— ¿Cuándo tendremos esa noche... prometida?
La miro con cara de fastidio. Gesticulo con la cabeza. Sujeto su rostro con ambas manos, y le digo.
— Cariño ¡no debes impacientarte! Pronto, muy pronto tendré unos días de descanso...
Y añado.
— Pero eso no debe preocuparnos...
La tomo de las nalgas, es una chica preciosa y manejable – lástima que sea tan precipitada, acabará por estropearlo – con ansiedad y deleite, la penetro de nuevo...
José Fernández del Vallado. Josef. Junio 2009.


Reacciones:

49 libros abiertos :

  1. Siempre autenticos tus relatos, me encantan. Un beso

    ResponderEliminar
  2. De tan real parece una crónica.
    Vivir en el engaño permanente debe ser muy estresante.
    Muy bueno.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Tremendo Jose,

    tremendamente bueno!

    besos

    ResponderEliminar
  4. ¿Se puede vivir asi?,ja,ja,ja.
    Tendremos que dejarlo para otra vida, pues en esta ya estan las cosas bien,je,je.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado tu relato.
    Lo he sentido cerca, con esa plaza de la cebada, y sus calles.
    Eso de vivir en una mentira no es nada bueno para nadie.
    Al final te explota en la cara, pero mientras se está disfrutando no nos damos cuenta.
    La realidad de la vida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Como siempre, estupendo este relato, amigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Siempre descubro cosas en tus relatos que me fascinan ;)

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno de nuevo, vuelvo a decirte que a veces tus relatos no se leen, sino que se ven. Hoy es una de esas ocasiones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Se acerca el calor....o ya lo tenemos encima y eso también se nota en tu texto.

    ;-)

    Te leo en la sombra.

    ResponderEliminar
  10. Excelente tu relato, me recordó a una persona, jaja, pero esto de la mentira nunca sale bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Algunas veces hay que buscar la luz en cualquier cosa, aunque sea un clavo ardiendo.


    Como has subido en tono.


    Un abrazo Moderato

    ResponderEliminar
  12. Tan real como la misma realidad.

    Sólo déjame poner una salvedad: Jamás hubiera pedido orejas :-)


    Excelente.

    Una brazo

    ResponderEliminar
  13. Moderato es que....¿de dónde sacas todo eso?
    besitos y amor
    je

    ResponderEliminar
  14. ¡Ah! Josef, me deleité hasta que sonó el movil jajajajajajajaja ¡anda! mira el bicho!!! mmmmmmmmm
    Bueno, muy bueno, como siempre, sorprendes en cada relato.
    Me voy de aquí con una enorme sonrisa por estas pircadías que acabo de leer.
    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Hola Jose, la realidad presente que nos muestras en todos tus post, siempre con ese impetu y la fuerza que te caracteriza.
    Un beso
    Janeth

    ResponderEliminar
  16. Apaga el móvil...

    Todo se hace mejor, no ?

    ResponderEliminar
  17. Hola cielo tienes un premio en mi blog
    un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
  18. Uuufff, me encantooo¡¡¡;)

    TE DEJO BESOOSSSS Y PASA UNA FELIZ SEMANITAAAA¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  19. vivir en una mentira no es bueno, claro................pero mientras lo pasas no te dás cuenta de las consecuencias..

    excelente, cómo todos tus relatos..

    un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Siempre tus escritos son libros decorados con la pluma de tus cálidas palabras, escribes genial, gracias por compartirlos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. que dificil debe resultar llevar una doble vida.una idea original para tu escrito

    besos

    ResponderEliminar
  22. que buen cuento!!!
    al dejar a sus personajes tomar el diálogo acelera y enriquece el formato del texto
    FELICITACIONES!!!

    muaksitos de sol

    ResponderEliminar
  23. Quien no ha pasado por algo asi no????

    ResponderEliminar
  24. MODE!!!!

    SE SIENTE....SE VIVE....SE HUELE...LATE...VIBRA...TE DESNUDA...ENCIENDE....FUEGO....PLACER....MENTIRAS...DOLOR....

    NO PUEDO DECIRTE , HOY...PRECISAMENTE HOY...NADA MÁS AL RESPECTO....ME HA RESULTADO MUY DURO....MUY BIEN NARRADO PERO MUY DURO.....

    SABES QUE TE QUIERO AMIGO....

    ResponderEliminar
  25. Josef, qué relato!!!!
    Una gran mentira, y creo que me recordaste algo!!
    El texto tuvo un ingrediente extra y fue lo "hot".
    Hermoso!!!
    Un beso bien grande!!

    ResponderEliminar
  26. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

    ¡QUE ARTE JOSEF!!!

    SI ES QUE EL MOVIL.... TIENE GUASA... ¿QUE? ....

    SOÑAR DESPIERTO DE ESA "HECHURA"... REJUVENECE... JAJAJAJAJAJAJA

    ERES UN FENOMENO...

    ResponderEliminar
  27. Estoy con toro, que real es tu relato!!!
    Me ha gustado y me alegro poder volver a leerte.
    Besos
    anamorgana

    ResponderEliminar
  28. Porque muchas veces van de la mano, hasta que llegan a odiarse, y se aniquilan mutuamente.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  29. Tremendamente bueno ¡¡Y tan real!!
    Escribes muy bien, no dejes nunca de hacerlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  30. Me gusto mucho...tan real cuando llama la mujer a ver donde esta...con esa amante reclamandole mas tiempo y el fastidiado por no poner complacerla y seguir engañandola...sublime mi escritor preferido...besitossss

    ResponderEliminar
  31. Compañero!

    Hoy te has superado!!
    Pues cada letra desprende la mismísima realidad.
    Tan real como la vida misma.
    Genial.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  32. Ayyyyyyyyyyy yo no se si me provocó enojo o risa... una mezcla de sensaciones, eso si siempre tan ocurrente vos y le dás cada remate que me dejas con la boca abierta....
    bien logrado, jugado, irónico, erótico... me gustó jajaj cosas de la vida, que las hay las hay... hoy pisas entre lo real y fantástico una linda combinanción.
    ;)

    muakkkkkkkkk

    cariños.

    ResponderEliminar
  33. Un relato digno de ti. Ni más ni menos. Estás lleno de chispa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Tremendo y tan real como la vida misma, muy buena combinación

    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Una doble vida dibujada con trazos de maestro. Abrazos.

    ResponderEliminar
  36. Un relato real, una mentira cruel!que buen lo has relatado!! besos.

    ResponderEliminar
  37. La verdad es que siempre tienen las de perder las otras, y los otros...

    Besicos

    ResponderEliminar
  38. Me ha gustado mucho, Josef, pero me han dado pena las dos chicas... Normalmente en estas historias hay una persona que vive ignorante de lo que pasa realmente. En tu historia hay dos...

    Un beso y gracias siempre por estos mini-relatos tan espléndidamente escritos.

    ResponderEliminar
  39. Siempre leo tus relatos que me encantan, nunca dejan indiferente.

    ¿La realidad supera la ficción? Sí!!En este caso MI realidad la supera con creces:
    un hombre y tres mujeres; dos de las mujeres engañan a sus parejas, el hombre nos engaña a las tres. Yo sé de sus mentiras...lo sé TODO. En la ignorancia se puede ser feliz, en caso contrario el dolor es grande.

    Al leerte he tenido que contener las lágrimas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  40. ...súmamente sensual, lo de la infidelidad ya no me asombra, está generalizada.

    Saludos Joseff.

    ResponderEliminar
  41. Se me ha erizado todo
    con ese beso en el cuello
    insuperable.

    Un beso ♥

    ResponderEliminar
  42. La vida es muy complicada, y una doble vida aún puede serlo más, pero a veces, esa complicación te puede arrancar de la muerte en vida.
    Besos felinos.

    ResponderEliminar
  43. Wau... excelente relato amigo, genial.

    Besos

    ResponderEliminar
  44. Ooooohhh, ¿me has quitado de tu blogroll? :-(

    ResponderEliminar
  45. Gracias!! Es cierto, a veces algún enlace se pierde. Me alegro de volver a estar ahí.
    Besos selváticos.

    ResponderEliminar
  46. Me encantan tus relatos, en mi blog tienes algo para recoger,querido amigo.

    Un besito con cariño.

    ResponderEliminar
  47. Debo admitir que, por una vez, me ha decepcionado el final de este relato. ojo, no porque sea malo, sino porque se me hace demasiado real...

    Y no hay cosa que más rechazo me produzca que ese tipo de personas que se limitan a jugar con los sentimientos de los demás.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  48. Que no, que no, que no estoy, o por lo menos yo no me veo...
    Besos felinos.

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs