sábado, septiembre 19, 2009

La cuchilla está desgastada... afilémosla.



La cuchilla está desgastada…afilémosla. Me afeito con parsimonia, pienso en Elisa ¿dónde estará? y ¿por qué el tiempo ha cambiado? Me encuentro mucho más delgado. Debí hacer los deberes ayer. No logro estudiar... y la Constitución oh, la Constitución me vence. ¿Qué debo hacer para ser rey? Lo dice el artículo no sé cuantos: Basta con ser ciudadano español y tener el carné ¿o la carne? en regla. ¡OH Dios! Quiero ser rey y que todos me aclamen a cambio de una sonrisa real.
Pero en qué demonios pienso, debo afeitarme, afeitarme y conectarme al ordenador. Es un Pentium Windows XP CPU 2,80 GHz 3,00GB de Ram y pensar en como voy a encontrarla de nuevo. Claro, el Facebook, buscaré en Facebook, debe estar ahí.

Me afeito deprisa, las orejas me molestan, quizá no debiera tenerlas. Me corto dos veces, me paso papel higiénico – lo cual no es nada higiénico – sobre las heridas. Después voy al ordenador, accedo al Facebook y... ahí está. Después de treinta y dos años sin vernos, no está mal, volver a encontrarla; es justo lo que necesitaba. Lo primero que compruebo: Sigue siendo pintora. Hay una obra suya, se llama: “Cabo de Gata.” Pero no hay una foto donde pueda contrastar su semblante, y dudo si se trata de ella en realidad. Aunque todo parece coincidir. Y Aquella noche ¿por qué recuerdo ahora algo que sucedió treinta y dos años antes? Es agua pasada... pero aquella noche ¡por Dios! Nunca se me olvidará la belleza de su mirada de gata egipcia. Me vigilaba y amaba en la oscuridad y pude verlas, las tumbas de los faraones. Y allí estaba ella, junto a mí, formando parte de mi vida, quizás la única vida que exista y ahora, por qué la echo de menos, por qué echo de menos a ciertas personas que conocí hace tantos años. Me gustaría verlas, saber de ellas, y volver a compartir una cerveza aunque ya no beba y sea abstemio; todo cambia, el tiempo no perdona y me ha condenado, sí. A veces es una condena sin retorno. Solo hay lugar para escribir tu historia a la primera, una sola vez, un solo golpe y si te equivocas, la mayoría de las veces ya no podrás rectificar. A veces me gustaría ser un Dios omnipotente, irresistible, imponderable... y no soy más que un mocoso que se cree mayor cuando se siente y ve como un niño.

Entro a su página, soy un ente de la web, ella no está pero permanece su esencia, es otro ente más de la web. Se dará cuenta de que entré porque dejaré un rastro visible, podría no hacerlo pero quiero que ella lo sepa; que estuve, que vi su última obra, que la sigo de cerca, que la sigo queriendo, como quiero a otros tantos, que mi amor está con aquellos humanos que me hicieron bien en la vida, y si desea llegar a mí, podrá hacerlo; que yo nunca olvido a los que me hicieron feliz que sigo y seguiré siendo su amigo hasta la eternidad, que no, que no paso página, que la historia está para recordarla no para olvidarla, que de ella, de sus errores y lecciones, aprendimos, aprendemos y aprenderemos siempre.
Añado a mis favoritos su página y me siento mejor. Voy recuperando mi historia perdida y ahora decidme. ¿Hay alguien que no desee recuperar esos momentos que le hicieron feliz? Yo, personalmente, lo dudo.
Un abrazo a todos aquellos que aman y aprecian respirar esta vida tan rara, misteriosa ¡y espléndida! a fondo.

José Fernández del Vallado. Josef. Sept. 2009.


Reacciones:

31 libros abiertos :

  1. Yo.
    Facebook y similares no me atraen para nada.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Que bonito Josef, sacar esos recuerdos de momentos felices, del cofrecito que llevamos por dentro, bien juntito al corazón... Y que conservamos dulcemente para un instante como este. El recordar a esas personas que nos han dado felicidad en etapas vividas.
    El facebook ha servido de herramienta en la actualidad, para volver a encontrar esas personas que tocaron nuestros corazones. Yo, me he topado con mis compañeros de colegio, que tenía un montón de años sin saber de ellos, y mantengo el contacto con algunos de la universidad, y por supuesto no puede faltar mi familia...

    Me quedo con este trocito:

    "Un abrazo a todos aquellos que aman y aprecian respirar esta vida tan rara, misteriosa ¡y espléndida! a fondo."

    ResponderEliminar
  3. Jeje, me ha gustado mucho tu relato.
    Pues... la verdad es que no conozco a nadie que no quiera recuperar los momentos felices o, al menos, no me lo ha comunicado, jejeje.
    Me siento aludida, así que recibo ese abrazo que nos envías y te mando yo otro.

    ResponderEliminar
  4. Uf! yo del facebook mejor no hablo, estoy enganchadiiiiiiiiisima, jajaja....
    Me ha gustado mucho este post ;)
    Muuuuuuuuuacks!

    ResponderEliminar
  5. Cuantos amigos dejé atrás.Cuanto me arrepiento ahora de haberlo hecho y de no poder recuperarlos. Pero sigo sonriendo e intentando perder a los de ahora, de no tropezar en la misma piedra.

    Desde luego, esta vida es maravillosa.
    Otro abrazo, querido Josef, pues yo también aprecio y amo a la vida, y a todos aquellos que me hacen bien y me ayudan a ser feliz

    ResponderEliminar
  6. El facebook no es lo mio, pero amigo, los blogs.....je,je,je, eso es otro cantar, y amigos . buenos amigos puedes hacerlos a la perfeccion tambien a traves del blog,(y lo sabes,ja,ja).
    Un abrazo de este amigo bloguero

    ResponderEliminar
  7. Simplemente maravilloso, grande en bellos sentimientos. Creo que la vida da oportunidades y podemos muchas veces rectificar, volver como en una página en blanco a escribir nuestra historia, entre sueños e ilusiones, ¿por qué no? La vida es maravillosa y generosa aunque a veces nuestro entorno sea difícil. De la última parte del relato, me he conmovido demasiado, me he quedado sin palabras. Transparente demostración de la belleza que llevas por dentro. Yo de Facebook ni siquiera lo había pensado, pero por los buenos y queridos amigos vale la pena. Es rara ésta vida, pero es vida tambien. Un enorme abrazo amigo mío.

    pdta: Espero que no te estorben mucho las orejas, y hagas lo de Van Gogh.

    ResponderEliminar
  8. Buenas Tardes José!
    De verdad tampoco tengo una gran relación con Facebook, pero tu relato en primera persona me parece encantador!

    Esta frase: "Solo hay lugar para escribir tu historia a la primera, una sola vez, un solo golpe..." bien, muy bien!

    Un beso Amigo!

    ResponderEliminar
  9. Tu relato es bellísimo me gusto mucho, yo no conozco a Facebook, pero si los recuerdos y encuentros de otros tiempos, de mis sueños invisibles que viven aún con nosotros.

    Buen fin de semana

    Besos

    ResponderEliminar
  10. No solo uno dess recuperar esos momentos que le hicieron feliz, sino que gracias a ellos uno soporta el resto del tiempo.
    Ah pero yo a facebook no entro ni loco ya que no quiero darle data ni al FBI ni al Mossad!

    Abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola, Joseph!
    Qué bien que suena Leonard Cohen!
    Muy bueno tu escrito. Te cuento que en pocos meses me he encontrado con dos amigos que no sabìa nada de ellos desde hace 40 años, en nuestra adolescencia. Ambos viven en USA y nos hemos encontrado por FB. Yo no le presto demasiada atención porque bastante tengo ya con mi blog. Sólo entro cuando alguien me llama y, lamentablemente, no devuelvo todo lo que me mandan. Sería imposible!
    Te dejo un beso de domingo.
    STEKI.

    ResponderEliminar
  12. tampocxo uso mucho el fb, pero entiendo lo que quieres decir, generalmente la nostalgia nos supera
    como siempre muy buen texto, besos

    ResponderEliminar
  13. Llegan momentos o circunstancias que de una u otra forma hace que tengamos reminiscencias de tiempos idos, quizás tiempos mejores y es lindo recordar aquellos momentos en que se fue feliz, y más aún, si puedes recuperar esos momentos de alguna manera, aunque sea en forma de anecdota con quien lo viviste, no se puede pedir mas...

    Saludos!

    Jose Luis

    ResponderEliminar
  14. Es formidable recordar con placer a quienes nos acompañaron agradablemente en otros tiempos.
    Bienvenida sea cualquier tecnología que lo permita.
    Hasta ahora, por ejemplo, no había tenido ocasión de contactar con alguien, como tú, que quisiera, como yo, ser rey. Aunque sólo sea por tocar las narices.
    Así que encantado de haberte conocido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. pienso que siempre tenemos oportunidades de rectificar acciones anteriores..de buscar hasta encontrar quién compartió nuestra vida!!

    el facebook me gusta, pero no estoy tan enganchada como los blogs..

    besoss y buen domingo

    ResponderEliminar
  16. ¿cómo no desear recuperar esos momentos felices? Por supuesto, aunque sea sólo por un ratito, la verdad es que sí me gustaría, pero espero que haya otros medios, no me gusta la idea del Facebook y tampoco es necesario ser rey, creo que debe ser un rollo... en fin, cada uno lo busque por su medio, pero sí, creo que en general a todos nos gustaría retener esos momentos para siempre.

    un abrazo Josef

    ResponderEliminar
  17. Amor virtual... ¿obsesión?.
    Esa red, depende de para lo que se use, es una herramienta del infierno :)

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Me gusta cómo has narrado el texto. Como una sucesión de ideas vertiginosa. Creo que internet y sus redes sociales pueden ser lo que el usuario quiera que sea... Un medio más, un mero entretenimiento, una herramienta d etrabajo, un medio de promoción o el epicentro de toda una existencia. Es como la vida misma... cada uno elige y con sus elecciones demuestra su madurez.
    Un abrazo grande, Jose.

    ResponderEliminar
  19. el otro día intenté encontrar yo a una amiga de cuando vivía en Inglaterra y no tuve suerte.
    Realmente uno se ilusiona con lo posible hasta que se da cuenta de que no lo es.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Lindo texto, del cual cada uno puede extraer las conclusiones mas personales posibles.

    Un fuerte abrazo, amigo, y feliz tarde de domingo.

    ResponderEliminar
  21. Yo los momentos felices, me los grabo en el corazón con fuego,
    para que nunca se me olviden.
    Pués cada vez que les recuerdo es como volver a vivirlos.
    Es más, hay ciertos momentos que no puedo despegar de mi mente, el recordarles son: la terápia en mi vida.
    Un abrazo,
    SOLOSOY

    ResponderEliminar
  22. Josef, naturalmente que me gusta recuperar los momentos felices...¿a quién no?
    Mira, no se me había ocurrido, pero lo mismo busco en facebook a un crío que en el colegio me traía loca...jajaja, quién sabe, lo mismo ahora tengo más suerte que entonces!!!
    Un besazo, cielo.
    Pilar

    ResponderEliminar
  23. Yo no quiero, realmente, recuperar ningún momento pasado, ni los que me hicieron feliz... prefiero el ahora, lo inmediato y sin comparaciones con lo vivido... abierta a nuevos momentos felices con los amigos de siempre y con los nuevos amigos... pero en presente.
    Me gusta como escribes... ya me puse al dia con todo lo que has pulicado y hoy entro a darte un abrazo y agradecerte los buenos momentos con tus escritos

    ResponderEliminar
  24. Hola José
    Me encanta este relato, especialmente la descripción de la primera parte y ese estilo de monólogo; lo del papel higiénico es simpático, pero cierto.
    No soy amante de Face, pero lo plasmado como la vida misma.
    En el fondo, sería lindo revivir los momentos felices, pero si no están es porque después de ellos vinieron otros “no tan felices”, así que mejor sigamos adelante y esperemos los que vienen (o vendrán)
    (Creo que no estoy muy optimista ¿No? Jaja)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Perdón Josef
    Escribo en Word y está programado para corregir solo, así que me cambió el nombre…¡Hace lo que él quiere!
    Lo vi después que había enviado.

    ResponderEliminar
  26. Querido Josef, un gusto siempre leerte y pasar por aquí....;-)
    Algo que aprecio y que aprendí es "incluir" en mi presente todos los bellos recuerdos como el tuyo de ahora....me quedo con lo bello de cada quien y me brindó su amor, lo que me brinda fortaleza y esperanza en la vida.
    Nada de FB conmigo..;-)

    besos y una bella semana!

    Ali

    ResponderEliminar
  27. Cuantas veces he hecho lo mismo que tú: buscar a través de la red, en cualquir plataforma a personas a las que hace mucho perdí la pista.
    En ocasiones he tenido suerte, en otras no.
    Y es que con el paso del tiempo, el deseo de asir de cualquier manera los perdidos lazos del pasado nos supera.

    Me alegraría que la Elisa que encontraste fuera ella, la tuya

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Nueva entrada en la página del encuentro café Gijón.
    Cuando puedas, lee la entrada.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. Hola José.
    No acostumbro a moverme por facebook, aunque reconozco que es un medio muy bueno para recuperar y conservar todas aquellas personas que deseamos no perder.
    Por cierto, la música de tu blog... para no moverse de aquí.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs