jueves, octubre 01, 2009

Valparaíso: Valpo.


Valparaíso es una ciudad muy antigua; con sabor a añejo. En la zona denominada El Plan se encuentra una calle que por las noches se transforma en un canal lóbrego e intransitable de una sola dirección. Si me preguntaran cien veces su nombre no acertaría a pronunciarlo; sencillamente no lo sé, pues nunca lo evoco y siempre lo olvidaré; excepto cuando regreso a la fascinante ciudad. Es una calle con magia; la magia de la historia, las batallas y el paso del tiempo, pero sobre todo el hechizo de la sabiduría y la vejez.

Estuve allí con la brujita que amé. Ella me la descubrió, perdiéndonos en su arquitectura interna caminamos por sus aceras calientes, revestidas de lava, bordeadas por abismos insondables, asediados por ratas grandes como gatos, gatos grandes como tigres, perros sabios y una comunidad compuesta por personajes reciclables descendientes de diversas etnias y nacionalidades, que suben y bajan como termómetros alterados de El Plan a los Cerros en unos elevadores que son sarcófagos de lujo.

Si buscas la calle de la magia no la encontrarás, pues de día se transforma en cualquiera, en cambio, de noche no sé ve. Se adivinan las formas y perfiles de las sombras, el aroma o el tufillo es importante para diferenciar la maldad y la ignorancia de la sabiduría. De vez en cuando, cuando no hallas el sabor de un beso perdido, un zarpazo de aire abrasa tu piel.
Sin embargo, lo más asombroso te sucederá si te aventuras a pasar una noche en una de sus pensiones. No son tal sino laberintos de mil pasillos y cien mil estancias sin iluminación, donde toda la luz la irradia una única bombilla; la de tu corazón. Ves porque eres sincero y porque amas, aunque ella, sea una brujita.
Dicen que si logras pasar una noche habrás conseguido el billete para volver no sólo a ver la ciudad, sino a renacer otra vez. Nadie sabe dónde ni con quien. Pero eso, naturalmente, no es lo más importante. ¿Verdad...?

José Fernández del Vallado. Octubre. Josef. 2009.


Reacciones:

23 libros abiertos :

  1. Me gustan los lugares así, llenos de misterio que te llevan a crear pasajes interminables!
    Me recordaste a una persona muy especial que ya no está, que adoraba viajar a Valparaiso. Quizás cuando vivía no le dí la atención necesaria a sus historias.
    Besitos nostálgicos

    ResponderEliminar
  2. Qué tal..... He oído maravillas de Chile, pero tú, tú me has contado un paisaje inimaginable.... que sólo puedo comprender cabalmente haciendo arribo a esa ciudad.

    Totalmente decidido, el siguiente viaje será ahí... a Valparaíso.... y lograré pasar una noche entera, y te la dedicaré a ti y a tu brujita, mi genial amigo.

    Perdón por llegar hasta ahora a tu blog, Septiembre fue fatal en mi trabajo....

    Pero ahora... regresaré frecuentemente nuevamente.

    Te mando un fuerte, fuerte abrazo!!

    ¡Salta Valiente!

    ResponderEliminar
  3. Muy hermoso tu escrito, y que casualidad hoy nos envolvió la musa del recuerdo...casualidad. Nada más que dejar ir para mi es más sano, porque morir para que otros disfruten, sería privarme de la vida y no amigo, el tiempo es oro.

    ResponderEliminar
  4. Como Chileno y conocedor de Valparaiso es agradable leer este texto, sobretodo por la magia que expresas y que representa a esta ciudad Patrimonio...a todos quienes no la conocen los invito a visitarla pues es una ciudad con su encanto propio, sus cerros, su gente, sus recovecos...todo...

    Un abrazo!

    Jose Luis

    ResponderEliminar
  5. Valparaíso es tan especial que la imaginación no descansa ni un solo instante cuando te encuentras cerca de él. Pero cuando te alejas, hay algo especial que te hace pensar en la distancia como un simple vinculo para regresar.
    Antes de conocerlo tenía miedo a su influencia. Después de conocerlo temo dejarlo. Fíjate que contrariedad tan dispar. Hoy, por ponerte un ejemplo he disparado casi trescientas fotografías.
    Me dominan sus rincones, su luz, su gente… su todo. Incluso la magia de la que hablas. También esas brujitas que aparecen de vez en cuando y hacen que una triste y solitaria bombilla en un pasadizo sin fin pero con múltiples salidas para despertar, sea más que suficiente para que uno se dé cuenta que está en un paraíso único. Así es Valparaíso para mí. Así lo vivo. Intensamente como se vive un amor desenfrenado cuando tienes veinte años. Lo curioso es que hace días cumplí más de cincuenta. ¿Me estará volviendo joven, Valparaíso?
    Si por casualidad regresas algún día, no dudes en ponerte en contacto conmigo.
    Un fuerte abrazo amigo.
    Por cierto te felicito por tu relato.

    ResponderEliminar
  6. hermoso tu texto!!
    no conozco valparaíso,pero de esta forma me encantaría conocerlo....
    gracias por compartir!!

    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Mmmmmm.... calle de la magia, que bien suena eso. Me ha encantado el post, tan misterioso...
    Muuuuuuuuuacks!

    ResponderEliminar
  8. Y cuentan por ahi que la brujita estuvo acompañada de un escritor vago,loco y soñador, amante de la prosa y arquitecto de fantasías terrenales llevadas a cabo, caminante de cerros, mares y glaciares, escritor de tomo y lomo, ese eres TU mi querido Josef...
    Pa´ delante que pa´ atrás no se avanza!!!!
    Besos sureanos

    ResponderEliminar
  9. MARAVILLOSO LUGAR ,MODERATO,LLENO DE ESA MAGIA QUE TE IMPREGNA EL ALMA.ME ENCANTARIA ESTAR ALLI Y SENTIR DE CERCA LA MAGIA DE AQUEL LUGAR.
    BESOS ,TOCAYO.MJ

    ResponderEliminar
  10. Dan ganas de ir.
    Deberían darte las gracias de parte de la ciudad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que tal y como la describes entran ganas de visitarla.. besos

    ResponderEliminar
  12. ...curioso lugar...habrá que intentar conocerlo...eso si, nunca iré sola, me impone un poco de respeto...un abrazo Josef...

    ResponderEliminar
  13. Hola cielo con tu escrito tan bello da ganas de visitarla tiene que ser un lugar magico ncomo tu blog
    un beso y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  14. Tomo nota, lo pintas tan envuelto en misterio y belleza que cualquiera pasa de largo...
    Besoss

    ResponderEliminar
  15. hermosa acuarela has plasmado con tus palabras sobre este "puerto que amarra como el hambre", este puerto que tiene tantas historias como ojos de sus colgadas ventanas que asoman desde los cerros.

    besitos de luz

    ResponderEliminar
  16. Misterioso relato que invita a adentrarse en las sombras aún sabiendo que un zarpazo te puede desgarrar el corazón, que te puede robar la voluntad.
    Me encantó.
    Besos caballero.

    ResponderEliminar
  17. Que bueno! quiere decir que si nacés chileno en una de esas en la próxima vida somos vecinos, te das una vueltita por Buenos Aires o yo me voy a visitarte allá en Valparaiso.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  18. el renacimiento ya de por sí da vida, el que renace va al paraíso antes

    ResponderEliminar
  19. Valparaíso tiene esa magia en cada una de sus calles, en cada uno de sus miradores, sus cerros, sus cafés, su mar, su gente, Su Todo!!!
    No es solamente una calle, por eso quizá se pierde el nombre y el dónde está, pues cada lugar en la noche se transforma en todo lo que describes y más.
    Soy de Chile, y Valparaíso es una de las ciudades más increibles de todo mi país. Tiene ese aire bohemio de noche encallada de mar.

    Un abrazo, hermoso tu escrito.

    Saludos desde Santiado de Chile.

    Anouna

    ResponderEliminar
  20. precioso lugar...creí estar ahí...
    me gustó muchísimo!
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  21. Valparaíso es magia, amor, nostalgia, bohemia, con sus casas colgando de los cerros, sus tradicionales ascensores, esas escalas interminables para llegar del plan al cerro y que saben de noches de amor y pasión desenfrenada.
    Gracias José por recordarme al Puerto de mis amores

    ResponderEliminar
  22. Me ha parecido con un regusto entre el cuento y el Apocalipsis.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  23. Hola mi niño!!!!

    Que bueno, LA BRUJITA A LA QUE AMÉ...me ha encantado...

    Cuando uno termina de leerte se queda con la sensación de querer probar cosas, en este caso pasar una noche en la pensión...debe ser la leche...renacer otra vez...recuerdame que te cuente una historia parecida...

    Cómo que no es importante saber como y con quién???

    Bueno la verdad es que no...para muchos renacer sería interesante, pero con la experiencia de ahora...

    Besos de miel.

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs