domingo, marzo 28, 2010

Antes... y Ahora.

Antes la sangre no se me convertía en hielo con tanta facilidad, podía atrapar la luna entre los barrotes de mi ventana y soñar junto a ella durante noches de esperanza y figuración, los amores difíciles parecían cándidos anhelos al lado de los de ahora, los amaneceres me sentía blando como el algodón y no un arrugado saco de esparto. Y, además, por lo general, solía despertar venteando el agradable aroma de un perfume desconocido, y no el conocido tufo de mi cuerpo sudado y solitario.
Ahora rezo para que las canas no blanqueen más de lo necesario, lucho contra el chocolate y las bolsas de patatas fritas, trato de evitar, sin éxito, echar una mirada furtiva a los senos de la joven dependienta del supermercado, cuando la camarera del bar donde tomo el café me guiña un ojo miro hacia atrás, y si por casualidad una mujer bonita me dirige unas palabras me siento como una negra cucaracha.

Creo que he adoptado malos hábitos. Primero, cuento demasiadas veces el dinero; y yo me pregunto ¿para qué? Si igual me lo voy a gastar. Segundo, casi siempre le doy unos euros al africano que se encuentra a la puerta del supermercado, me siento ridículo haciéndolo, claro que más ridículo y miserable me sentiría sin hacerlo. Tercero, hay una camarera rumana que me gusta bastante, siempre le pido un refresco por no pedirle el café que ya tomé donde la filipina – mujer debidamente emparejada – me guiñó el ojo. Por cierto, nunca recuerdo su nombre (de la rumana) y al final lo paso mal por algo banal y quizá insignificante.

Presencio esos primeros resquicios de algo que se avecina: la vejez, y la sociedad multiétnica y me asombro de que cuando era o fui joven, nunca pensé en la existencia de la vejez y menos en la coexistencia de razas distintas a la mía. De pronto debo darme prisa si tengo que vivir antes de estar muerto. Ocurre – no sé cuando empezó – que todo comenzó a ir rápido y ahora se desarrolla a una velocidad vertiginosa, y aquí me tenéis escribiendo mientras descubro que voy a ser de mayor, mientras dejo pasar el tiempo, aunque más bien sea al revés y el tiempo me arrolle sin sentir especial gratitud por mi persona.

Pero escribo y resulta que antes, una vez, fui capaz de correr cinco o diez kilómetros y sentirme bien haciéndolo, era rápido y competitivo, pero sobre todo comprendo ahora, era el más rápido porque nunca pensé en llegar el primero ni en la estúpida competitividad, y tal vez fuera lo único que apreciaba: correr. Correr fondo y escribir es casi lo mismo y se parecen tanto a la vida porque la existencia es una larga o breve carrera de fondo. Uno puede ir dando tumbos o aferrarse a la seguridad inexistente que vende la mentira de nuestra civilización. He tardado mucho en verlo, tal vez demasiado, y creo que ya es tarde, nos tienen “co-gi-dos.” Resulta triste pensar que cualquier día de estos nuestro “global” mundo pueda estar de nuevo regido por una especie de Hitler, aquel que aglutine mayor número de multinacionales bajo su mando o simplemente un monstruo multinacional que acabará devorando a los demás.


Compro el periódico y... ¿para qué? Si cada vez me interesa menos leerlo e informarme. Pero hay que estar informado, ¿verdad? De las fluctuaciones de la bolsa que tanto le interesan a Botín y sus secuaces, de los desastres y guerras creadas con fines lucrativos, comerciales: armamentistas. Y, además, se me olvidaba, ¿qué hago yo contemplando los senos de una cajera, cuando la trata de blancas prolifera y la sociedad nos ofrece el sexo tirado y a espuertas?

Mañana será otro día. Y habrá que aprender nuevas cosas, una de ellas es ¿en quién debo creer? y otra ¿por qué me he vuelto incrédulo? Pero claro ya me lo advirtieron cuando apenas era un niño:
“Chico si no estudias, no prosperarás en la vida.”
La cuestión no era tan fácil; tenía truco. Reside en saber a qué se le llamaba prosperar Antes y qué fracasar... Ahora.

Y ahora sí. Hasta mañana.

Un abrazo.

José Fernández del Vallado. Josef. 28/03/2010.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Reacciones:

39 libros abiertos :

  1. Da vértigo pensar en el paso del tiempo, pero más vértigo da pensar que pasó sólo mirándolo.

    Nunca dejes de vivir.

    Un abrazo muy muy grande, con todo mi deseo de que las cosas estén un poquito mejor.

    ResponderEliminar
  2. pues es del todo cierto: hay fracasos que son triunfos y al revés

    ResponderEliminar
  3. ¡Ay, Josef, me he sentido muy identificada con esta reflexión "vertiginosa" que nos ofreces.

    En especial, el paso del tiempo, tampoco sé yo a ciencia cierta cuando empezó esta carrera de fondo, histriónica y sin sentido, en donde todo parece girar a la velocidad del rayo...

    Pero ¿sabes? esta falsa civilización que estamos construyendo es como un muro de carga, facilmente derribable, porque la estamos cimentando en falso sobre la verdadera: la civilización de los Valores, del Amor, de la Paciencia, de la Escucha y de la Confianza...Si luchamos por volver a conquistarla...lo mismo...:)

    Un abrazo y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  4. El paso de los años, implacable y corrosivo, nos van desgastando sin piedad. Por eso, el tiempo es la vida que pasa y no vuelve. Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Cuanta verdad en este breve relato Josef. Cuál es la diferencia entre prosperar y fracasar si parece que para “prosperar” hay que retroceder en valores, en amores y para “fracasar” basta anteponer el ser al tener…. Desde luego vaya mundo roto el que hemos logrado, pero sabes… yo sigo siendo de las que piensa que dentro de las tantas locuras y sinrazones que nos rodean, con amor en nuestro corazón, con ilusión en el porvenir, con acción perseverante, con aceptación a la diversidad... podemos mejorar y acercarnos cada día un poquito más a eso que para muchos es utopía pero que para mi es realidad plausible. Quizás son las canas que me hacen suspirar y soñar de más…. No sé no sé, prefiero vivir con mis tonterías y no en la melancolía. Se puede!!!!
    Besitos amigo. Me encanta leerte.

    ResponderEliminar
  6. me encantaría haber leído un poco más porque es un discurso tan lógico y tan certero que querría conocer un poco más a este personaje.
    ¿cuántos años tiene?
    ¿si conoció el amor verdadero en su vida?

    en fin, no sé... tú ya sabes.

    biquiños,

    p.d.: es un placer que hayas llegado hasta mi blog y así descubrirte.

    ResponderEliminar
  7. No creo que haya diferencia entre el éxito y el fracaso... no dejan de ser la misma moneda...

    Besicos

    ResponderEliminar
  8. Exito o fracaso, menudo dilema, el éxito de triunfadores conseguido a base de los fracasos de los demás. Así lo entienden y así lo practican. Será como tu dices cosas de la edad, pero la cabeza va a un ritmo vertiginoso o tal vez es al contrario? el ritmo del tiempo que se va...

    Eritia

    ResponderEliminar
  9. Está claro,
    El reloj no cambia su ritmo,
    Ni el tiempo detiene sus pasos…
    Y nosotros mientras tanto, intentamos seguir marchando.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  10. leyendote ya me da miedo seguir cumpliendo años jejeje

    ResponderEliminar
  11. Siempre disfruto mucho leyendo te me gusta la manera que lo describes todo
    feliz semana
    un beso

    ResponderEliminar
  12. Son grandes dosis de realidad que unos hemos pasado y otros pasarán.

    Pero hombre puedes ser canoso pero tener el corazón marchoso.

    Yo tengo alguna canita y me encanta tener ese aspecto interesante

    Feliz semana Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hola José!! Qué tema este de la vejez, a veces pega duro otras nos quedamos paralizados mientras pasa ràpidamente. Todos los días surgen nuevas preguntas, pero creo que no debemos detenernos analizarlas profundamente. Mi conclusión es simple: seguir viviendo y aprovecahar ese tiempo lo más intensamente que se pueda.
    Besosssss

    ResponderEliminar
  14. No importa los años que pasen, lo que importa es haber sabido vivirlos.
    Muuuuuuuuuuuuacks!

    ResponderEliminar
  15. Éxito o fracaso pero para quién?, lo que realmente es importante será lo que se ha construido y sentir satisfacción al reconocerlo.
    Cada etapa de la vida debe ser bien vivida, con sus altos y bajos.
    Y como dice un buen amigo, "cada cana es una experiencia ganada".Vive intensamente. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. El tiempo, Josef! Y pensar que es lo único que tenemos en esa carrera entre nacer y morir.

    Vivamos, y tratemos de hacerlo de la mejor manera, al menos disfrutando de lo que la vida nos ofrece, a pesar de las canas...

    Besos!

    ResponderEliminar
  17. insisto
    los fracasos son las maquetas de los triunfos
    meros ensayos para la resulta final

    besitos de luz
    ten una semana preciosa

    ResponderEliminar
  18. ¡Ay amigo que negro lo has puesto! es para echarse a temblar.
    Me imagino que un mal día te puede hacer sentir así, pero de alguna forma la cosa no puede ser que sea tan obscura, al menos así lo deseo

    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Un relato divino. Me gusta el pesimismo optimista del personaje, creo que sería feliz hablando con él...me ha encantado este ser.
    Muy bueno de verdad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Josef... muy fuerte lo que has escrito, y se complementa muy bien con tu photo, que es terrible...por un instante me vi ahi adentro y senti angustia y tristeza... el no poder expandirse y salir de todas las limitaciones mentales que padecemos es terrible si lo sentimos con el alma y el corazon, es un lento y letal sufrimiento.

    Muy bueno el espacio que has creado...te dejo un abrazo, Alejandra

    ResponderEliminar
  21. Quizás solo debas creer en ti mismo, sin competir con nadie, sin compararte con nadie.

    Cada persona es única, con sus circunstancias y sus vivencias.

    Y entre el antes y el ahora a veces solo hay un pequeño paso, si avanzas hacia lo que realmente quieres, o avanzas guiado por lo que supone que es lo que nos vende la sociedad como éxito.

    A veces es muy dificil llegar a conectar con nosotros mismos, tal vez por lo que dices de nuestra sociedad,es como si viviesemos de cara al exterior y no fuesemos capaces de mirar adentro.

    No obstante existe la luz,y si un día es negro el siguiente puede ser brillante.

    Así que no te desanimes por un día dificil.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Tocayo,lo importante es llegar al final habiendo disfrutado cada momento y haciéndolo mágico.
    Muchos se marchan habiendo pasado de puntillas...
    gracias por tu correo,hoy dejé una entrada aunque me marcho otro tiempo...pero siempre estoy ahí...siempre.
    besos.

    ResponderEliminar
  23. Que mas da la edad con la que cargas, de igual forma transcurre sin alcanzar a despedir el día.
    Abres los ojos y ya esta una nueva mañana esperando presurosa, sin ánimos de esperar que leas el periódico y pienses el por que de todo, que va… ya es noche nuevamente
    Las canas aunque no se noten para el resto, tú sabes que allí están, esperando pacientes.
    Saludos, mi abrazo.parabienes.

    ResponderEliminar
  24. Dos Josef: me puse a punto con tu blog: he pasado todo hoy leyendo todas y cada una de tus publicaciones.
    Interesante y maravilloso espacio. Me encanta como escribes y las descripciones que haces! :)
    Me fascinó el concierto de Joy Division (mi banda preferida), la mujer que escala paredes, el coto, la libertad del moro y las otras historias.
    Me verás seguido en tu casa :)
    Antes y ahora? Que triste darnos cuenta que, lo deseado antes es un NO o un fracaso ahora..
    Me sentí muy identificada! Hermoso relato!
    Un beso o 2!
    Pd: AMO a Coldplay: "The Scientist" muy bien elegido para tu lugar, creo que es muy adecuado; esa es la canción que debe estar aquí :)

    ResponderEliminar
  25. Compañero!!
    Ahora entiendo tu comentario en mi blog, eh!!

    Uff, asustan tus palabras que piensan y piensan y nunca piensan nada....
    Extraordinariamente bien escrito, tus palabras se clavan en el alma para dejar la puerta abierta a la incertidumbre y al miedo.
    El monstruo del tiempo y las dudas....
    Josef, no me creo que la prolongación de tu ser sea así, pues puedes tener momentos oscuros, pero dentro de ti existe las ganas y la ilusión por sentir y sentir y reir y reir....
    Crea emociones positivas, esas incontables que guardas en tu alma.
    Un abrazo maestro!!

    ResponderEliminar
  26. Sabias reflexiones de un personaje que VE.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Pienso que lo que hemos de hacer es adaptarnos con el mejor de los talantes, claro que ahora los cambios son tan rápidos que el buen talante no llega a todos...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. no sé que responderte...
    estos dias ando un poco 2mising"...
    me has emocionado (me emociono por todo estos dias)...
    yo creo que ya vives moderato....
    no hay nada mas vivo que est texto...
    los que no viven son los que se creen siempre rodando en un circulo inmutable...


    un abrazo amigo...¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  29. Entre el antes y el después.... así transcurre la vida. Malditos balances comparativos, de situación, de pérdidas y ganancias. Quizás ya sea tiempo de no creer que es demasiado tarde.
    Gracias por tu visita.
    Una sonrisa

    ResponderEliminar
  30. La vida se repite, el tiempo es siempre el mismo... Nacer y morir ese es nuestro destino, el mismo de todo ser viviente del planeta.
    Debemos creer en nosotros mismos y marchar con dignidad teniendo la satisfacción que lo vivido mereció la pena... teniendo en cuenta que hemos sido privilegiados, pues otras almas ni siquiera se lo pueden plantear, ni siquiera pensar.
    Puedes ser dichoso al contar tiempos pasados.. porque estás vivo aún. Con más o menos ilusiones o metas, pero con el deber cumplido. Llevamos siempre el niño dentro, el joven y el gran hombre.
    besos

    ResponderEliminar
  31. hola amigo moderato como estas?
    solo espero que bien y sabes? no comas muchas patatas...porque es verdad engordan..vas a quedar durito todo almidoncito puro....mejor sales a correr con tu cahorra..

    besines
    sauvignona
    :)

    ResponderEliminar
  32. ¿Sabes? Jose Fernández. ;-)

    jajaja Yo soy, María Fernández. ;-)

    Encantada otra vez, jajaja.

    Mira, debe ser esto de la Semana Santa que nos pone a todos hipersensibles y pelín existencialistas y eso que yo, como que creer en estas historias, no es que crea demasiado.

    Yo tengo la misma sensación, si te sirve de consuelo. Me pregunto montón de veces a dónde narices corremos tanto. Y si ¿de verdad estamos más cerca o más lejos de la meta o la línea de salida?

    Lo que sí te digo, es que yo jamás dejo de soñar, mirando la luna, el mar, una nube o lo que sea, a mi me vale todo...Creo que de verdad moriremos el día que dejemos de soñar y como a mi la vida me rebosa por todos lados, sueño... Como si la vida me fuera en ello.

    Me gusta como escribes, de verdad.



    Muchos besos Josef/Jose ;-)

    ResponderEliminar
  33. Hola hermoso relato, un poco nostálgico...tal vez la primavera y la edad, pasa inexorablemente para todos...la verdad te visite esta mañana...pero no pude dejarte mi comentario, pero disfrute mucho leyéndote y con la música de tu blog!!!
    Me preguntabas si oí cantar al ruiseñor...pues si, como siempre su canto es bellísimo!!!
    Hermosa semana.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Pues si querido amigo, el tiempo pasa inexorablemente, y la perspectiva de las cosas va cambiando.
    Hace algún tiempo abandoné la tarea de leer noticias, las oigo de refilón de labios de mi marido que no las deja.
    Tu post me deja pensando, avanzamos o retrocedemos? Difícil dar respuesta!
    Besitos y una tranquila Semana Santa.

    ResponderEliminar
  35. Por casualidad he encontrado tu blog. Me ha gustado mucho lo que escribes, por ello, te invito a participar en nuestro fanzine, Deg.E. Para más información, visita nuestros blogs:
    degeneracion0espontanea.blogspot.com
    degefanzine.blogspot.com
    o mándanos un e-mail:
    deg.e.fanzine@gmail.com

    ResponderEliminar
  36. Por casualidad he encontrado tu blog. Me ha gustado mucho lo que escribes, por ello, te invito a participar en nuestro fanzine, Deg.E. Para más información, visita nuestros blogs:
    degeneracion0espontanea.blogspot.com
    degefanzine.blogspot.com
    o mándanos un e-mail:
    deg.e.fanzine@gmail.com

    ResponderEliminar
  37. Que va si la vejes es un cuento de hadas, jajá… mira, sabes este texto vale un aplauso bien sonado, es precioso, y conjugas bien lo que es llegar a mayor, sin darse cuenta, me encanto josef.

    Gracias,ya estoy mejor.


    Besos

    ResponderEliminar
  38. Un relato para meditar.

    Que tengas una buena semana santa!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  39. Bien, he pasado un buen rato por estos rumbos a los que hace tiempo no visito y siempre queda tanto por leer y comentar, eso que ahora me hace reflexionar cuando leo algunos de mis comentarios, hoy no me creo capaz de hacerlos de esa forma, no por falta de interés. Yo que sé. He leído que te excusas cuando el relato es largo, creo que un escritor, no lo debe hacer, las palabras nos dirigen sin límites, es por eso que nos hacen libres al relatar o escribir un poema, se llega adónde hasta donde se tenga que llegar, bueno es ni opinión. Me pregunto cuánto tiempo más estaré por aquí, he olvidado casi mi blog y con él la ilusión que una vez tuve. He disfrutado como siempre. Un abrazo!

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs