martes, junio 01, 2010

Cambio de chip.



Llevaba una mañana de perros en la oficina. Trataba de iniciar un documento procesal por trigésimo cuarta vez y al fin estaba logrando arrancar cuando me di cuenta; no lograba ver con claridad las palabras. Aumenté el formato de las letras de doce a catorce y la cosa por fin mejoró. Imperturbable proseguí escribiendo durante cosa de un cuarto de hora, entonces de nuevo sucedió; volví a perder claridad. Cogí un trapo, me levanté del asiento y lo pasé por la pantalla varias veces, me retiré un momento las gafas, las limpié, aumenté a dieciséis y recuperé la visión durante diez minutos más, después las letras comenzaron a hacerse borrosas. Preocupado me pregunté. ¿Qué estaba sucediendo? ¿Era mi vista? ¿Perdía visión? Giré la cabeza hacia arriba y con asombro descubrí que la lámpara que colgaba del techo era menor a como la recordaba o ¿estaba más lejos? Miré hacia el centro del despacho y sucedía lo mismo. Algo estaba cambiando. ¿El espacio se ampliaba? Aumenté el formato a dieciocho y la lámpara se alejó más todavía. Las gafas se me cayeron, las teclas comenzaron a aumentar hasta que mis manos apenas llegaron a abarcarlas. Y, a la vez, el asiento giratorio se me fue quedando grande. Para seguir tecleando tuve que saltar sobre la mesa y de allí tomé impulso sobre las teclas. Acabé abrazado a una tecla, tratando de no colarme entre las ranuras que se abrían en su base. No había duda, la estancia se agrandaba o quizá era yo quien perdía la proporción de las cosas. Traté de gritar pidiendo auxilio, no pude más. Me resbalé sobre el vértice de la tecla W y caí entre la Q y la A.

Debajo del teclado había un sótano condenado por una red infranqueable. Caí sobre una gota de esputo y navegando por el perímetro me encontré con operarios que habían sido despedidos de forma misteriosa e irrevocable hacía algunos años. Me recibieron festejando. En la fiesta los alimentos eran briznas de pan y la bebida estaba constituida por micro gotas de humedad. Me mostré francamente desesperado, en cambio ellos, felices de tenerme a su lado, me felicitaron y explicaron a su manera cual había sido mi proceso. Dijeron: “No has sido despedido sino ascendido ¿no te das cuenta de quien eres ahora? Mira a tu alrededor y sabrás de verdad quienes somos.” Hice tal y como me decían y un alarido de espanto escapó de mi interior. Estaba rodeado por multitud de chips de silicio, habían reducido mi utilidad hasta convertirme en memoria. “Eso no es cierto del todo, dijo uno de ellos y añadió. Ahora eres un potente microprocesador con 9,3 millones de transistores de la Transk – Corporation,” y mirándome satisfecho me preguntó. “¿Qué te parece? ¿Chulo no?”

No pude hacer menos que echarme a llorar y me recalenté tanto que una chispa provocó un cortocircuito, las oficinas ardieron y en una explosión salí proyectado por una ventana y caí al pavimento.
—Vaya un chip!!! Exclamó un niño llamado Drow, mientras me recogía emocionado. A su lado, saltando, apareció otro muchacho. Drow le preguntó.
— Dime Kusan, tú que sabes ¿Qué puedo hacer con el chip? Kusan puso el rostro serio y pensativo y desplegó su infinita sabiduría.
—Pues depende del chip... Puedes hasta dumpear* (pasar el juego a una memoria SD*) juegos de Wii* con el WiiKey* me parece, evidentemente puedes jugar juegos de GameCube y ahora que han podido “hackear” el wii para utilizar todo su hardware, tal vez se desarrollen emuladores* y demás en otras consolas. Películas no se pueden ver, creo...
—Fantástico, me lo quedo. Dijo Drow ilusionado.
La verdad, no entendí nada sobre aquella jerga de fanáticos de los juegos.
Por la noche me llevó hasta su casa me metió en una consola de Nintendo, sentí un cosquilleo agradable y aquí sigo, funcionando.
_________________

José Fernández del Vallado. Josef 31 de mayo 2010.

DUMPEAR*: Dumpear es cojer un juego/software original (en diskette, cinta, cartucho, etc...) y conectarlo por algún medio a un ordenador y volcar (pasar) los datos de uno a otro, para poder crear una imagen (archivo/s) del juego en el ordenador.

SD*: Secure Digital (SD) es un formato de tarjeta de memoria. Se utiliza en dispositivos portátiles tales como cámaras fotográficas digitales, PDAs, teléfonos móviles e incluso videoconsolas (tanto de sobremesa como la Wii como portátiles como la Nintendo DSi), entre muchos otros.

Wii*: Pronunciado en español güí es la sexta videoconsola de sobremesa producida por Nintendo, fue desarrollada en colaboración con IBM y ATI. Es la sucesora directa de la Nintendo GameCube y compite actualmente contra la Playstation 3 de Sony y la Xbox 360 de Microsoft como parte de las videoconsolas de séptima generación.

Emulador*: En informática, un emulador es un software que permite ejecutar programas de computadora o videojuegos en una plataforma (arquitectura hardware o sistema operativo) diferente de aquella para la cual fueron escritos originalmente.

El Wiikey*: es un modchip actualizable

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Reacciones:

44 libros abiertos :

  1. Como me ha gustado Josef. Cuando entro aquí nunca se que me voy a encontrar pero lo que es seguro es que siempre me gusta.
    Muuuuuuuuuuuuuuuuacks!

    ResponderEliminar
  2. Creo que las maquinas terminarán controlando nuestras vidas y transformandolas, si es que ya no lo estan haciendo (creo que si)
    Me encantaría volver a la natural, pero como todo avanza!
    Avanza? o retrocedemos?
    Quien sabe Josef, el relato es excelente al igual que tu imaginación que no esta tan lejos de la realidad.
    Besos y abrazos con atraso de post.
    Disculpas.

    ResponderEliminar
  3. TOCAYO ,este relato me recuerda a una película de hace años en la que unos humanos pasan a formar parte del sistema de funcionamiento del ordenador¡¡que mal rolloooo!!besazos.
    Morgana.

    ResponderEliminar
  4. ¿ves lo que ocurre con la informática?ja,ja,ja..
    besoooooooooooooooooo

    ResponderEliminar
  5. Hoy día, todo es tecnología, celulares, laptops, juegos, videos, hasta para viajar ya te puedes acercar a una maquina y te imprime el billete, y los humanos, los creadores y controladores, los dioses de la tecnología.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. De algo no me arrepiento, y es del internet, de google, y de tener un blog en blogger. Me ha ayudado a socializar, a entender, a mirar, y a ser mas sensible, eso por el blog.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. La tecnología nos está comiendo. Me ha recordado el principio del relato a Alicia en el país de las maravillas, pero tú le has dado modernidad y una moraleja totalmente diferente. Gran trabajo José.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  8. Aunque llegue a aprender lo que significa cada una de estas "palabrejas", todo será inútil, jamás aprenderé a pronunciarlas:):)

    Genial.

    UN abrazo

    ResponderEliminar
  9. Un mundo nuevo, narrado con total soltura. Todo ese vocabulario, me niego a retenerlo. Ya tengo lleno mi "disco duro".
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  10. Al final salió ganando. Nada menos que en una consola Nintendo.
    Eso es como antes ganar una notaría o algo parecido.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Pues menos mal que lo aclaras a lo ultimo porque tambien me parece una jerga que no entiendo, lo unico que se es algo teclear el resto se lo dejo a personas que son mas buenos en esto de la informatica.
    Buen relato me intrigo hasta el final.
    Primavera

    ResponderEliminar
  12. Hola José!! Me gustó mucho, menos mal que algo entiendo de todo esto. Muy buen final!!
    BESOSS

    ResponderEliminar
  13. hoy te has llevado un buen susto.. pero bueno no está mal.
    Buen relato me gusta
    besos

    ResponderEliminar
  14. Don José,Don José sepa usted que mis estimados padres me pusieron de nombre sólo José y pienso que que el don se queda para los sobres lacrados y los ejecutivos cabreados que no desean perder su estatut
    Para los amigos sencillamente como yo te digo Jose sin acento, pues lo encuentro más familiar.

    Efectivamente estamos en época donde la tecnología nos está anulando, bueno que lo haga con
    personas mayores se puede decir que tiene pase,pero lo alarmante son los niños pendientes sólo de maquinitas.

    Precisamente algo tengo guardado sobre la ciencia y tecnología

    Siempre es un placer ver las grandes creaciones parecen cataratas llenas de letras sin erratas

    ResponderEliminar
  15. Demasiada tecnología para mi entendimiento.

    ResponderEliminar
  16. Hola Josef, me dió miedito, yo por las dudas me até un arnés a la silla, por las dudas, no sea cosa que también me caiga!!!!
    Muy buen texto, refleja una contradictoria realidad a la que nos enfrentamos, la tecnología al servicio del humano y el humano devorado por la misma.
    Excelente.
    Un abrazote!!!

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué bueno! Yo ya ni quiero comprender las jergas estas.

    ResponderEliminar
  18. Que bueno tu post, me ha encantado.
    Por la parte crítica que observo y por la moraleja. Bien es cierto que queramos o no estamos atrapados por las nuevas (ya no tanto) tecnologías, apasionante, poder comunicarnos como lo hacemos en este momento verdad? impensable hace tan solo veinte años, pero y las cabezas de las generaciones más jovenes? chavales de 10, 12 14 años que han nacido con el desarrollo de las mismas. Yo que trabajo en el mundo de las comunicaciones, te podría contar cosas tan maravillosas, como aterradoras, pero es el mundo que vivimos y no podemos estar al margen.

    Repito me encantó.
    Tengo varios post tuyos sin leer, ya dijo porqué y en esta semana me pondré al día, así que si ves comentarios míos a post atrasados no pienses que Eritia se volvió loca, es que no me los quiero perder.

    Ufffff. como me enrollo, sorry.

    Besos. Eritia

    ResponderEliminar
  19. Fantástico relato, impecable. Es posible que no esté muy lejos de la realidad; estamos dando demasiado protagonismo a las máquinas y cualquier día tendremos que pedirles permiso para todo. Quién sabe, tal vez la inmortalidad tenga algo que ver con el tema que nos has traído, quizás sea la inteligencia artificial la encargada de ganarle la batalla al tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Durante la primera parte me he sujetao a la silla por miedo a colarme en la pantalla... una vez bien sujeto he seguido leyendo, y he volcao el teclas por si te veía salir...pero nada...

    Me ha gustado, mucho, de veras... al final dentro de unos años como no pongamos remedio seremos algo parecido a un chip pero de tamaño extra y estaremos deseando llegar la jubilación, si es q existe, alentados por la idea comunitaria de que el cumplir años es directamente poporcional a la pérdida de memoria... y así poder ser más humanos... Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  21. Como siempre un gusto leer... y que de verdad estamos siendo absorbidos por la tecnología...y por las trans.. de todos lados. En caso de upgrade me avisas, por si mi consola falla tener un repuesto.

    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  22. La tecnología, sus avances y sus complicaciones. Un relato fabuloso.

    Saludos.
    Arwen

    ResponderEliminar
  23. No sé cómo me manejaría sin la tecnología del ordenador. Cuando se me fundió una vez el portatil, me quedé casi desnuda jajajajjajja, y es que todo, pero todo, lo tenía en su disco duro...

    Me dio risa este relato Josef, y me encantó el chip. El final me gustó.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  24. construyes unos relatos delirantes pero con todos los ingredientes para que parezcan reales.

    ¡que horrible que a alguien le pudiera suceder algo así!

    biquiños.

    ResponderEliminar
  25. Ahora mismo le tengo miego a mi teclado que ni creas! jajaja.
    Buenisimo amigo,Bien escrito, me has trasladado a lo mas intimo de mi ordenador.jejeje.
    No quiero que me suceda eso,, ains..
    te dejo abrazos.

    ResponderEliminar
  26. Caray! ¡¡Eres un gran chip! y tienes la ventaja sobre los demás que además conoces las preferencias de los humanos, porque creo que los otros chips no tienen ni idea... jajaja
    Me encantó, te lo escribo despacito no vaya a ser que se me cuele un dedo o algo entre el teclado…

    Besitos.

    ResponderEliminar
  27. Jajajaja!!! Muy bueno! Me gusta la ironía con la que juegas. Quizá sea ese nuestro destino, aunque no lo creo, siempre tendrá que haber alguien que maneje la Nintendo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. ¡¡¡Que pesadilla más horrenda¡¡¡ No puedo imaginar una personalidad peor... Con lo poco que nos gustamos los ordenadores y yo... sólo me faltaba convertirme en chip...

    Estupendo, Josef, como siempre.

    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Me dejas sin palabras...
    me pierdo en tus letras y ya no sé qué decir... es fantástico!!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  30. Podría hoy sólo dejarte un enorme abrazo?.

    ResponderEliminar
  31. Me ha encantado. Siempre me han fascinado las historias de los hombre menguantes. Tu historia me ha enganchado desde el principio, y además me ha gustado mucho el final, porque parece que aceptó su sino.

    Besos

    ResponderEliminar
  32. Acabaremos viviendo en un mundo de palabras incomprendibles y sintiéndonos como el protagonista de tu cuento

    ResponderEliminar
  33. Josef !! Perdón x la demora en visitarte. Como bien sabes, para mi es un placer leerte ya que, son un lujo tus relatos y estuve algo apurada y no tuve tiempo de leerte como a mi me gusta.
    Te confieso el proceso: me encanta sentarme tranquila al sol o, recostarme en un sofá que tengo, aroma a incienso en el aire, me relajo y dejo de ser yo, para sumergirme en tus mundos como te sucedió en el cuento del archivo perdido.
    Hoy pude por fin ponerme al dia y comprobar lo talentoso que eres con las palabras.
    La trilogía de Lobo de Mar, me hizo acordar a las historias de Salgari que leía de chica. Me conmovió como en la revolución, la chica perdona la vida de su amado, sacrificando su amor hacia el.
    Vicente y su cantar !! Sentí pena por la historia de amor que vive el muchacho en el vaporcito y no fue.
    Y tus dos últimos cuentos: impresionantes ! Lo que puede la tecnología !!
    Josef: una vez mas, te pido disculpas por mi tardanza, pero ten presente que, tarde o temprano, siempre te leo ya que al hacerlo soy FELIZ y, no voy a negarme esa posibilidad de felicidad que, me brindas al crear tus mundos.
    Un beso o 2 !! Gracias por tus mundos mágicos y coloridos.

    ResponderEliminar
  34. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  35. Viendo el lado positivo, has caido en manos de unos niños, que hoy son los reyes de la tecnología, asique sabran lo que hacer contigo y sobre todo no te aburrirás en una nintendo,.jaja.
    Muy buena y sorprendente la primera visita que hago a tu casa.
    Serán más.Gracias.

    ResponderEliminar
  36. Al principio no sé por qué, me recordaste a Kafka. Al final he descubierto lo poco que se de juegos.
    Muy bueno

    ResponderEliminar
  37. ¿Sabes que te me pareciste con un muñequito que sale en uno delos juegos de mi sobrino? Como no me lo esperaba, no le puse más atención.
    La próxima vez le digo que me lo deje para jugar un poco.
    Besitos muy leves, por un porsi

    ResponderEliminar
  38. Jajajajajajajaja!!!, muy buen cuento. Yo creo que ni para memoria serviría porque cada vez me falla más, y creo que es el abuso del pc lo que hace que mi concentración disminuya y luego me falle la memoria... aiiinnnnssss....
    Besos salvajes.

    ResponderEliminar
  39. Fabuloso relato con el que nos introduces en la jerga de los entendidos en temas informáticos por lo que además de creativo es instructivo.
    Gracias por tus enseñanzas. Me gusta mucho leerte.
    Un abrazo grande Josef

    ResponderEliminar
  40. Buen relato. En este mundo donde la tecnologia avanza con paso de gigante, llega un momento en que las palabras pertenecen a otro idioma, aunque tu las has explicado bastante bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  42. De absoluto terror psicológico, las máquinas nos devorarán cualquier día… Me dan ganas de tirar el ordenador de casa, en el trabajo me iban a mirar mal si lo hago.
    Buen relato.
    Un beso

    ResponderEliminar
  43. Un chip que hace feliz a un niño …que disciplina el circuito con sus ordenes de soldado y ejecutándolas …un viaje alucinante tu relato ..genial ¡…te dejo un beso josef

    ResponderEliminar
  44. Que afortunado, luego de estar en una oficina todo el bendito día ahora es parte del mejor aparato de juegos jamás inventado, jajaj… (Es que los otros no me los presta mi hijo Jo.)
    Besitos.

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs