viernes, agosto 06, 2010

En los inicios… hallarás los finales


A la mañana siguiente despierto con nuevas sensaciones. La primera, ya no me siento asesino. La segunda, comienzo a salir de mi bache. Una depresión que a fin de cuentas me ha pasado la triste factura de dos crímenes que en el fondo se han hecho necesarios. ¿Cómo evitarlo, cuando en realidad estaba ofendido y resentido contra la sociedad? De pronto mi mente se empieza a sentir bien de nuevo. A miles de kilómetros de distancia de una realidad que me abrasa.
El viaje ha comenzado. Escapar de los muros que Madrid forjaba en torno a mí no ha resultado tan complejo. Estoy solo y a la vez acompañado por un sentimiento de complacencia divino. Me doy cuenta de nuevo y vuelvo a ser enormemente feliz. A fin de cuentas, he logrado salir de mi agujero, sobrevivir al pozo que estaba consumiendo mis ilusiones hasta reducirlas en una masa inconsistente de gelatina inmaterial.

Traté de no perder contacto con mi pasado, con épocas remotas en las que la gloria se podía forjar en un día lúcido de color inusitado. Traté de no perder el color joven de la vida. En realidad mi revolución interna puede resumirse como la pugna por renovarme, sin dejar de perder contacto con mi realidad; la realidad de mi pasado y de mi ser. Ya no puedo detenerme, seguiré caminando. El viaje sólo ha hecho que proseguir en una nueva dirección... Seguiré buscando el relato. Mi relato.

José Fernández del Vallado. Josef. Agosto 2010.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Reacciones:

14 libros abiertos :

  1. Los que son y se creen algo dicen el que la sigue y la persigue siempre la encuentra.

    Pero ¡Hombre de Dios!si tienes mil relatos guardados almacenados en esos cerebros protegidos por vos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Mi querido Josef, sabía que esto sucedería. Tú eres poesía y explosión. También es lógico que no siempre podemos tener todo en claro.
    Pero en definitiva perseguimos un sueño y con altas y bajas hacia él vamos. Cuánto me alegro de leer este post.
    Un beso enorme y a seguir caminando!!
    yo también estoy tratando de seguir.

    BESOTESSSSS

    ResponderEliminar
  3. Quien busca siempre encuentra y si no encuentra es porque no ha buscado bien ;)

    ResponderEliminar
  4. En cierto modo, todos vamos dejando cadáveres en el camino...
    Y no podemos huir, porque mientras no encontremos, la búsqueda nos acompañará a donde vayamos.
    No te detengas. Sigue caminando. Sigue buscando TU relato...

    Besos

    ResponderEliminar
  5. La canicula no te deja pensar , pero verás que volverás.
    besos con lazadera

    ResponderEliminar
  6. He ahí un relato de los relatos por descubrir... que al parecer ya estan descubiertos... Siempre es buena la pausa entre busquedas...

    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  7. ese hombre da miedo... ¡habrá tantos así en la vida real!

    da miedo pensarlo.

    bicos,

    p.d.: has vuelto.

    ResponderEliminar
  8. Como un lazo infinito :)
    Gracias por leerme!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  9. El que busca siempre, siempre, encuentra, ya verás.

    ResponderEliminar
  10. El asesinato -muy bien llevado en tu relato- no contiene detalles. Bien puede ser la sugestión del personaje, bien podemos estar caminando por los laberintos mentales de un verdadero criminal.
    Sólo sabemos de su tortura y su búsqueda, que también será la nuestra, la de los lectores.

    Buen Trabajo José!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Como te habrás dado cuenta en estos días he estado falta de tiempo, y no voy al día en la lectura de los blogs, cosa que me duele, porque siempre me aportan, pero entre el mucho trabajo, algún que otro problemilla de salud propio y ajeno y preparándome para las vacaciones, voy retrasada en todo, así es que ahora sólo paso para dejarte un saludo y decirte que me voy de vacaciones y a partir de septiembre volveré al ritmo habitual.
    Muchos besitos y hasta prontito.

    ResponderEliminar
  12. ¿Sabe JOSE?

    Todos pasamos nuestras etapas lúgubres, de las que por lo general, sobre todo si se sale :-) se hace más fortalecido. La catarsis que cada uno experimenta dentro, son el mejor síntoma de que estamos vivos y no nos conformamos con que la rutina nos engulla.

    Hay conformistas, que viven eternamente una vida gris en la que se acomodan y amodorran, sin más aspiraciones, que dejar que pasen los días.

    Otros, como a lo mejor ocurre en tu caso se revelan, se retuercen ( cometes dos asesinatos:-) lo que sea con tal de salir de ese tiempo amorfo, que te mantiene en un letargo insufrible, del que peleando y luchando por dentro se sale.

    La inspiración, siempre está ahí. Cuando tú estés dispuesto, ella vendrá a ti, tal cual lo ha hecho siempre.

    Muchos besos Jose y feliz noche.

    ResponderEliminar
  13. Al final, encontrarà su relato; el que el espera y desea.
    Aunque yo creo que tiene miles de relatos maravillosos y estupendos.
    Un beso o 2 !

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs