jueves, agosto 26, 2010

Regreso a la Meta Civilización.


Es denoche. Hace un calor sofocante, no se ve la luna, ni por supuesto las estrellas. En cambio las cucarachas campan a su aire por las aceras de Villa Gallardón; intuyo un smog de pura cepa saturando de mierda el ambiente. Sí, Madrid. Una preciosa ciudad más de las que pueblan consumen y sumen el mundo en un gran sumidero, valga la gran redundancia. Es nuestra civilización. La hemos creado nosotros a medida de nuestra desmedida ambición, ¡y debemos estar orgullosos! porque moriremos dejando un planeta convertido en cloaca. Lo siento... pero es la indeseable realidad tal como está sucediendo. Sólo hay buenas intenciones pero no realidad palpitante. La “realidad palpitante” es que en lugar de eliminar el petróleo este mes se abrió el primer pozo en el ártico; y luego ¿le tocará el turno al antártico? Me revuelco en la mierda. Me gusta. Soy un decrépito y fétido ser... ¿Vosotros no? Perdonad, vosotros sois los buenos. Pues a ver, demostradlo. Que alguien levante la mano y se atreva a decir: “Yo hice algo positivo por el planeta.” Me callo. Lo cierto es que se me nota demasiado, ¿verdad? Estoy irritado. Sí, contra mí mismo y el mundo. Hace años todavía se decía que no íbamos a tocar los recursos de los polos y ahora ¿qué? ¡Nos hacemos todos los tiquismiquis y a callar como parias...!

He vuelto de mi retiro en la Sierra, no eran unas vacaciones propiamente dichas. Pero lo cierto es que alejarme de la ciudad unos días, me ha servido para tomar conciencia de lo rápido que todo se está deteriorando, dicho en otros términos: ¡Yendo al carajo! Al final ganan ellos... y ¿quiénes son ellos? ¿Os lo habéis preguntado o figurado? La respuesta es tan sencilla que da asco; solo lo diré una vez a ver si se os abren los ojos. Resulta que “Ellos” somos “Nosotros.” ¿Por qué esto es así? Porque muchos de los que leemos blog y hacemos promesas de crear un mundo mejor trabajamos en empresas depredadoras. Yo, lo hice, y me quejaba del mundo. Luego se me abrieron los ojos, dejé mi trabajo. Pero ocurre que muchos de vosotros o todos o casi todos estamos sujetos por el sistema y mientras no cambiemos de actitud y seamos valientes, el panorama seguirá siendo el mismo: Smog sin estrellas...

Un abrazo.

José Fernández del Vallado. Josef, agosto 2010.


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Reacciones:

24 libros abiertos :

  1. Le comprendo a la perfección.
    Ya no está obligado a dar los buenos días ni a saludar con sinceridad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Semejante denuncia o cachetazo de realidad me movilizó.

    Te abrazo

    ResponderEliminar
  3. Todos somos culpables todos queremos coches canos barcos y maquinas cortacesped .

    Dejemos de consumir por consumir y ayudemos al planeta así

    ResponderEliminar
  4. Somos arquitectos de nuestro propio destino...
    Planeta?...
    No tenemos tiempo para pensar en esas cosas, estamos distraídos pensando en otras....

    Un abrazo. Otoño

    ResponderEliminar
  5. Lamentablemente, los que verdaderamente tienen el poder (el económico), son los que terminan decidiendo el destino de la humanidad.
    Los sin consciencia. Tu dejarás tu trabajo y ellos se matarán de risa, pues nada cambiará. Nada cambia para aquel que extiende un cheque y cambia el auto como se cambia de ropa interior (tal vez más seguido inclusive).
    Que vamos hacia la propia autodestrucción, discúlpame Josef, pero no es novedad.
    Yo he estado leyendo sobre estos temas desde los años 80, tratando desde los pequeños actos cotidianos no contribuír con la destrucción, pero tanta mierda me ha arrastrado... no a sentir ni pensar como ellos, sino a la desesperanza en ese sentido.
    Lamentable mundo les dejamos a nuestros hijos, a nuestros nietos y el resto de aquellos que nos siguen en la ruta de la vida, mientras ésta sea factible en el planeta.
    Un abrazo grande Joseff!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo todavía ando refugiado en la sierra.
    En cuanto vuelva a Madrid sé que sentiré lo mismo que tú.
    Habrá que seguir fomentando la no resignación.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. ¡¡¡Un cachetazo si...!!! ¡¡bienvenido!!, es la realidad, no hay un "ellos" sin nosotros... un depredador necesita a ciertos niveles de algun silencioso complice, o de muchos. La busqueda de la coherencia comienza con quitarse la venda, luego con sentir que si se puede hacer algo... una re - evolucion... si... mas cachetazos...

    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  8. Si.
    Somos nosotros los culpables de que el mundo haya enloquecido.
    Nos cargaremos el planeta.
    Fijo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Josef, y no crees que la vuelta de vacaciones hace que todo se vea de un modo pesimista?

    siempre un placer amigo.

    ResponderEliminar
  10. Yo hice algo positivo por el planeta; nacer, jajajaja..... Bah, no me hagas caso que estoy un poco "volá" jajajajaj...

    ResponderEliminar
  11. Somos víctimas de lo mismo que hemos creado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Por desgracia amigo, tienes toda la razón. El otro día se preguntaba un amigo bloggero que si "los verdes" son una opción partidista válida. Yo no lo dudé. Dije SI
    Besos

    ResponderEliminar
  13. moderato...hoy no sé que comentarte...
    me mandas ala cama con un toque de tristeza y un mucho de reflexion..
    la musica ayuda a que me sienta asi...
    que puedo hacer yo me pregunto?..
    si a duras penas puedo gobernar mi vida...

    podria yo salvar al mundo?

    yo renuncié a vivir en la ciudad donde me crié...y me vine al pueblo dnde naci...
    pequeño...antiguo....
    pero aqui veo las estrellas cada noche...y desde mi cama...solo abro el balcon y miro la luna ....

    ay amigo...
    que dificil es todo...¡¡¡


    un abrazo...

    ResponderEliminar
  14. Somos humanos en salto de cama aun, muy bueno josef.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Verdad que estás enojado, y con justa razón. El hombre por el hombre muere,se ahoga, se ciega, preda y vuelve a morir. Lo triste es que no se mata solo, arrastra a la muerte al planeta que le dio la vida y que tal vez le será negado a sus hijos.

    Si cada uno de nosotros tuviéramos un mínimo de compromiso con la vida, ese mínimo se transformaría en superlativo al multiplicarse por millones.

    No trabajo en una empresa depredadora, todo lo contrario. Pero si así fuera y a pesar de no traicionar nunca mi ética, no sé cuál sería mi actitud si tuviera extrema necesidad de trabajar y lo único que me ofrecieran sería un puesto en una... maderera, por ejemplo. ¿Trataría de salvar al mundo o a mis hijos? Creo que no hay mucho por discutir, la necesidad tiene cara de hereje me dijeron una vez...

    Sigo apostando a la vida, como siempre.

    Me encantan los textos que me invitan a la reflexión. Gracias, Josef.

    Besos mil :)

    ResponderEliminar
  16. Uffff, mal venimos eh? Como te entiendo, comparto y envidio tu acertada decisión de intentar salirte del sistema. Me sacudiste un directo en toda regla porque no soy lo suficientemente valiente para salime yo aunque lo desee profundamente.

    Voy a intentar disfrutar el finde que tengo por delante aunque se que mi cabeza andará dandole vueltas al tema.

    Besos. Eritia

    ResponderEliminar
  17. Derrochamos con la ligereza del que vive de rentas y no asumimos que cada pequeño gesto suma y es útil, porque nos compromete. Y resulta más fácil seguir contribuyendo a la destrucción amparándonos en que la culpa es de "ellos". Pero tienes razón, "ellos" somos "nosotros".
    Comprensible enojo, que comparto cuando vuelvo a este Santiago enterrado en smog o cuando veo la cordillera escasa de nieve en pleno invierno. Y me acojono, porque ya falta poco

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Mi adorable Josef, es triste ver como nosotros mismos destruimos el ambiente, y lo es aún más, porque nos sentamos a mirar sin pestañear sin levantar la voz dejando que nos consuma y deteriore el sistema...

    Estoy de vuelta yo también. Me llevo el Ebook de "Escuela de Artes y Claudia". Me encantó.

    Muchos besos y abrazos de tranquilidad, luz y paz.

    ResponderEliminar
  19. Si no tuviera ataduras familiares sería el tío más valiente del mundo... pero ahora hay otras prioridades amigo... un abrazo... y bienvenido.

    ResponderEliminar
  20. Yo me quedé en la cloaca. Mis vacaciones empiezan dentro de unos meses. Cada cambio que se hace debe ser tomado como eso: unas vacaciones.
    Nos estamos cargando al planeta y a nadie parece importarle. Matan a mansalva a miles de especie y nadie acude a ayudar a los ángeles de Greenpeace. El puto dinero es el que manda José y a nadie parece importarle.
    Un besito.
    Bienvenido al caos!

    ResponderEliminar
  21. Todos somos culpables. Pero lo que más me jode es sigamos sentados en el sillón viendo semejante espectáculo.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  22. No sabía que fueras de Madrid. Te saludo bajo el mismo smog y ojala que, siendo vecinos, podamos coincidir algún día en algún punto de Villa Gallardon

    ResponderEliminar
  23. Olá, amigo!
    Diante do que você expôs, o que dizer?...
    Também sou culpada!
    Bom domingo!
    Boa semana!
    Beijinhos.
    Dila
    Brasil

    ResponderEliminar
  24. desde luego que tienes la razón pero estamos tan metidos en el sistema que... no hay palabras.

    biquiños,

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs