viernes, diciembre 31, 2010

Vacuidad 2011.




Imagen tomada de Internet

Solo espero que esto no nos suceda al despertar el año que viene....
Felices Fiestas a todos.

Me levanto tarde, debo de hacer tantas cosas. Demasiado trabajo para un solo día, pienso.
No me extraña que el despertador no haya sonado, me falla en tantas ocasiones. Tengo prisa y me visto sin ducharme, afeitar y ¡ni masturbarme! Tampoco desayuno. Claro que... ¿qué desayuno?, cuando la nevera está vacía. ¿No la dejé llena la noche anterior? No, lo he soñado. Cojo el móvil para hacer unas llamadas urgentes y se acabó la urgencia. Está sin batería. Me apresuro a depositar alimento a mis canarios y la jaula ¿está vacía? ¿Han volado? Busco a Loli, la gata traviesa, temiéndome el peor de los desastres y tampoco la encuentro. Pienso en Teutón, mi perro alsaciano. Voy a su camastro, sé que es dormilón pero... ¡no está! Imposible que haya despertado por su cuenta. Las cosas no cambian tan rápido, me digo. Y en mi hogar algo se está alterando en instantes. ¿Mi mundo me abandona?
Por casualidad miro a la pecera y ¿dónde están mis carpas de colores? Lo que siento a continuación es, aparte de inquietud, un desasosegante escalofrío.
Atrapo la chaqueta y la encuentro rara, descolorida. Pero peor es cuando se me ocurre contar los billetes para asegurarme de cuánto dinero llevo. Son papeles viejos que nada tienen que ver con el dinero que ayer saqué del cajero. ¡Pavor! Corro a mirarme con detenimiento en el espejo y mi semblante es ¿el de un octogenario? Rugoso y acartonado, poblado de canas. ¿Dónde está mi deliciosa juventud? ¿Quién o qué clase de desgraciado ha osado robármela?
Corro hacía la puerta, un insufrible dolor me detiene y compruebo que soy incapaz de ir más rápido; cojeo de una forma grotesca. Agarro el pomo de la puerta y en lugar de ceder se queda entre mis manos. Y yo, permanezco ahí, temblando, como un bobo ante la puerta. Entonces sucede.
La puerta chirría, cede lentamente y detrás... ¡no hay nada! Es decir; sólo un vacío vasto y blanco, lleno por completo de una silenciosa vacuidad...


José Fernández del Vallado. Josef. Arreglos dic 2010.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Reacciones:

37 libros abiertos :

  1. Yo también lo espero. Feliz año Josef ;)

    ResponderEliminar
  2. Eso espero, por favor! que a mis años todavía me queda mucho que soñar.
    Feliz año caballero! le dejo unos besos

    ResponderEliminar
  3. Cuando suenen las doce campanadas desaparecerá el terrible encantamiento. Nos has hecho pensar en cuanto apreciamos las cosas que tenemos cuando las perdemos.

    Besos de fin de año. Feliz 2011!!!

    ResponderEliminar
  4. Mañana al despertar encontrarás tu mochila llena de recuerdos y sentimientos... nada vacía.
    Un beso y feliz 2011.

    ResponderEliminar
  5. ¡Feliz año nuevo, Jósef!

    Sin vacio, lleno de grandes sueños, promesas e ilusión...

    ;)

    Muchos besos, guapo.

    ResponderEliminar
  6. Que el 2011 te espere con las puertas abiertas y llenas de cosas hermosas al otro lado!!

    Un gran abrazo y un brindis feliz!!

    ResponderEliminar
  7. Que el año 2011 te dé lo mejor de lo mejor... que la paz y la felicidad te habiten y te rodeen...

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Feliz año, Josef.
    Noche y día

    ResponderEliminar
  9. Yo tengo la sensación que no envejeceré... (je)

    Muy feliz 2011 !
    Que se cumplan todos los deseos buenos !

    Un beso o 2 !

    ResponderEliminar
  10. Una pesadilla en toda regla o una cogorza descomunal. Qué horror de despertar.

    Un abrazo y un muy Feliz 2011

    ResponderEliminar
  11. Yo he tenido a toda mi familia política esta nochevieja, así que no me parece una pesadilla en absoluto...

    Felix MMXI

    ResponderEliminar
  12. Espero que el de la foto y el de tu cuento sólo hayan caído accidentalmente en un tanque de leche o hayan sufrido un lapsus momentáneo, y no hayan quedado atrapados, que sería horrible, por la página en blanco.

    ResponderEliminar
  13. Bueno un mal día lo tiene cualquiera ;)
    Feliz año.
    Besos, Moderato.

    ResponderEliminar
  14. sip esperemos q eso no nos ocurra nunca! q sorpresa encontrarse un dia de estos si nada de lo q creiamos tener ...se debe sentir horrible.

    saludos!

    ResponderEliminar
  15. Cuando entro a leerte siempre llego con mucha espectativa, porque, cada texto tuyo es un mundo, un mundo creado por tu arte maravilloso.
    Este relato que tiene un comienzo,un desarrollo y un final tan perfectamente conjugados es fascinante. Justo en su extensión, me llevó por los sentimientos que todos conocemos hasta que se abre esa puerta, que es asomarse a la vacuidad.
    Por suerte no es tu caso, porque tú tienes un arca de noé en tu alma.

    Un fuerte abrazo!!! y que el 2011 nos encuentre construyendo selvas, historias... o sea vida para las almas, para que la vacuidad no acapare tanto o todo.

    ResponderEliminar
  16. Temo más al vacío que puede habitarme que al que está al otro lado de la puerta.

    Creo que a partir de ahora estaré muy pendiente de que el despertador funcione a la perfección. No quiero arriesgarme a quedarme tan dormida.


    Feliz año, Josef

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Suelo soñar cosas así...
    No sé por qué sucede pero creo que en parte puede estar motivado por el miedo a que suceda.
    ¿No crees?
    Por cierto, leí tu libro camino de Talavera, de hecho pasé por Toledo con él en las manos.
    Curioso ¿no?
    Feliz Año Nuevo lleno de letras.

    ResponderEliminar
  18. Vaya, espero que ya te hayas recuperado de la fiesta de nochevieja :P

    La verdad es siempre queda un vacío después de una fiesta de este tipo, está muy bien espresado. Yo me he mirado al espejo y, sí, soy más viejo. Pero no se nota tanto :)

    Salud y buen año!

    ResponderEliminar
  19. Tremendo micro, Josef, y buenísimo.
    Un abrazo.
    Feliz año que empieza.

    ResponderEliminar
  20. mmm, no sé donde ha ido a parar mi comentario, je, se me ha perdido. A ver, te decía que envejecer de golpe es insoportable, y abrir la puerta y encontrarte con un abismo en forma de niebla, otra pesadilla. ¡Aaaaggghhh!

    Feliz Año y
    dulces sueños.

    ResponderEliminar
  21. A pesar de lo terrible que pueda parecer.. lo verdaderamente malo es que el vacio te habite... que te consuma lentamente hasta hacerte una nada.
    Como siempre interesante, intenso y profundo, un gran agrado leerte... aunque sea algo atrasado.
    Feliz 2011... sin vacuidad.

    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  22. Muchas felicidades para este año, dale vida a tus sueños y que la crisis económica pase de largo.

    ¡¡Feliz año 2011!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Que sigas en la brecha, amigo mío, y mis mejores deseos para este 2011. Abrazos.

    ResponderEliminar
  24. Me encantó tu relato Josef..atrapada hasta el final.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  25. Qué pesadilla... El tiempo...

    Mi adorable Josef, un placer venir a visitarte. Espero que hayas comenzado el año con mucho entusiasmo.

    Feliz año 2.011.

    Un fuerte abrazo y muchos besos.

    PD: perdona por tenerte tan descuidado.

    ResponderEliminar
  26. Que te roben el tiempo debe ser la peor de las pesadillas.
    Sé que ando desaparecida, pero quería desearte un feliz año, lleno de momentos que recordar y de letras que releer...
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  27. A lo mejor es de esas cosas vacías que hay que llenar de experiencias...

    Besicos

    ResponderEliminar
  28. Que no nos ocurra!!!

    Feliz Año José.

    ResponderEliminar
  29. Has hecho una recreación ambiental increíble. El lector puede sentir esa angustia del vacío y de no entender nada, de haberle desaparecido todo, terrible. Muy bueno. Abrazos.

    ResponderEliminar
  30. Buen ejemplo de lo que el sueño te enseño haciéndote creer que ya eras un matusalen.

    Por suerte estas en plena actividad mental y sensorial,de lo cual me alegro.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  31. Es horrible
    lo he vivido como si me
    sucediera talmente.
    Genial escrito

    ResponderEliminar
  32. Que hariamos sin sueños, que vida mas triste no darle alas a la ilusion de conseguirlos tenemos 365dias para cumplir alguno los otros en los proximos años.
    Primavera

    ResponderEliminar
  33. Uf, vaya tela. La verdad es que ha sido angustioso, máxime al llegar al final inesperado del relato. Cuando una lee esta clase de textos espera cualquier cosa, pero me ha dejado clavada. Muy bien.

    Feliz año después de todo. Yo también espero que nada de esto me ocurra a mí.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Sería un mal comienzo despertar así, de año, de día... o mal comienzo de la vida en sí, bueno... más bien final, diría yo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  35. Muchas veces se siente vacío en el alma porque lo superfluo nos llena los ojos, si hacemos caso omiso a ello, apreciamos la valía y el peso de nuestro interior.

    Te dejo un inmenso beso.

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs