jueves, abril 26, 2012

Carta a Afrodita.



Querida Afrodita, te escribo este pliego porque me acuerdo de ti con pasión. No puedo olvidar las noches que disfrutamos haciendo el amor en aquella hermosa cala de arenas puras y blancas, mientras las olas del mediterráneo lamían con beneplácito nuestros cuerpos abrazados y salaban sus heridas abiertas. Entonces te dije que siempre estaría a tu lado. ¿Recuerdas?
Pues bien, aquí estoy, dando vueltas en el mismo mundo – carrusel que tú, y sin embargo, todo resulta tan raro...
He escrito un libro sobre mis batallas. Lo terminé este mes. Me gustaría conocer tu opinión... si alguna vez lo leyeras. Tengo en excelente consideración tu gran sensibilidad. Me agradaría también que no fueras dura conmigo. Sólo he cometido el error de quedar prendado en tu belleza sin siquiera llegar a conocerte. Perdóname. Nunca alcanzaré a penetrar el corazón de las diosas a quienes deseo; estoy condenado. El estigma de la muerte me persigue. No soy bello ni avispado como Adonis, con quien seguramente te hallarás (descuida, ya no siento celos, no le enviaré otro jabalí), represento la violencia y la fuerza ordinaria y grosera. No tengo atractivo; lo sé. Además, decapitar a mis enemigos e incluso devorarlos, constituye mi sublime e inevitable placer. Y, sin embargo, cuando me encuentro a tu lado, sucumbo y me sonrojo ante tu belleza. Claro que eso ya casi no me sucede, cada día me siento más viejo. ¡Pero sigo siendo joven! Y llevaré sin que se apague, la llama de la eterna juventud dentro de mí...
 
Me habría gustado viajar a la isla de Citera, donde dicen que resides ahora en un precioso palacio labrado en oro marfil y caliza amarilla, y ver desfilar nuestras siluetas ante la luz de la luna, escuchar el craqueo de la lechuza, acoplados en mi cuadriga con bridas de oro, tirada por sus cuatro sementales inmortales que respiran fuego; conocerla y conocerte; disfrutar de sus amaneceres, sus atardeceres y sus fascinantes ocasos...
Te conozco Afrodita, sé que no responderás, es tu inevitable forma de ser. No importa. He aprendido a acostumbrarme a tu silencio. Me habría gustado que comentaras a veces mis hazañas; antes lo hacías, ahora convivo en las frías y abruptas tinieblas: No sé dónde estás...
 
En días como hoy, donde una densa neblina de un matiz pálido y mortal, vence al brillo del día, te echo de menos. Tú en cambio llevas ese fulgor dentro de ti. El esplendor y la gloria que una vez amé...
Estoy melancólico ¿se me nota? Seguramente sí, Afrodita mía...
Los músicos tocan en el laúd una canción, se llama: “De nuevo en las gargantas de Tibur.” Es bella. Pienso en ti, escribo con las manos frías, el corazón oprimido y mientras aguardo la próxima batalla, bebo un jarro de sangre tibia. Es todo lo que puedo decirte.
 
Regocíjate en tu inmortalidad,

Un beso.

Ares.


Creative Commons License


Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.  
Reacciones:

27 libros abiertos :

  1. ¡Pobre Ares! Desdeñado por la bella Afrodita y aceptando así unos cuernos... Por Tracia andará el infeliz. Muy solo me parece, y es que creo que no tiene buen carácter, aunque en esta carta no parezca tan malo.¡Genial esta entrada!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Si no dejaras salir más a menudo esta parte sensible tuya y no fueras tan bruto y violento, sin embargo estoy segura que ella no querrá saber mucho de ti no por esto sino por tu abandono y huída de Tracia
    Así y todo me gusta cuando te pones melancólico


    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hasta los dioses tienen sus cosas de nunca olvidar,,, y una de las mayores y más frecuentes guerras que libra un ser humano es con los caprichos de su memoria, así que nada me extraña verlo a Ares en estas lides epidérmicas...

    Lo que si me extraña es ese tono dulzón-melancólico que emplea. Sin dudas Afrodita lo que toca con su mirada lo turba y lo transforma.

    Me gustó mucho la entrada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Escríbele a una mujer de verdad, Mod, haz el ejercicio, y verás como en las palabras que busques está tu corazón y tu atractivo.

    Que eso no quiere decir que esta carta no sea sentida y me guste... pero la encuentro endiosada... ;-(

    Ábrenos tu corazón de verdad.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  5. Pobre se siente viejo y ella sera inmortal con su belleza intacta y seguira conquistando corazones...
    El destierro emocional es duro mas cuando fue rechazado por la diosa del olimpo.
    Como siempre un placer leer tus relatos que son fascinantes.
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. La frialdad, la distancia, el silencio de una diosa. No obstante, dice un viejo dicho que quien calla otorga. Puede entonces haber esperanza. Esperanza de palabras en el silencio, quién sabe lo que sienta Afrodita. Quién sabe si ese silencio encierra añoranza, pena, nostalgia. Quién sabe de las lágrimas de Afrodita, de la soledad de una Diosa atrapada en su palacio de marfil...

    Hermoso tu relato. ¿Expresará Afrodita a través de tus letras lo que siente? Nada me gustaría más.

    Abrazotes

    ResponderEliminar
  7. Hola querido Josef, aqui estoy despues de tanto tiempo.
    La carta transmite el anhelo de lo inalcanzable, aquello que endiosamos y que se escurre como agua entre los dedos, suele sucer, suele sucederme.
    Tus descripciones son siempre maravillosas.

    Un gusto enorme el volver a leerte. Un abrazo y hasta pronto!!!

    ResponderEliminar
  8. Bien por Afrodita y su Adonis que no morirá entre los colmillos de un jabalí.. Además de su silencio es audaz y con su indiferencia mueve los hilos del destino del pobre de Ares, condenado a vagar en un laberinto de penumbras, con un corazón incapaz de volver a amar . Su opinión engrandecerá la historia.
    Me pregunto si alguna vez tuvo el roce de un beso que entibiara sus manos mientras escribía. Pobre Ares su orgullo no lo deja aceptar derrotas, como buen guerrero.
    Gracias al escritor que con su magia en las palabras me ha hecho sentir dos personalidades divinizadas, ellas como centro del relato, no sé por qué así lo percibí. Abres las puertas de la imaginación, pero debo decir que le faltó intensidad y sentimiento aún así lo he disfrutado. Es mi apreciación.
    Te deseo lo mejor. Besos y abrazos!!!

    ResponderEliminar
  9. Ares y Afrodita

    Definitivamente ante el amor sucumbe la violencia y cubre con su manto la espera...

    Sentida misiva.


    Abrazos y lindo fin de semana

    ResponderEliminar
  10. Tanto ponerlos en un pedestal, y luego resulta que son como nosotros y sufren las mismas miserias y penas de amor...

    Gracias por humanizarlos. Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. A veces el amor puede ser un sombrío asesino cuando la lejanía lo maldice…visualizamos en el jardín las flores teñidas de melancolía pues de sus pétalos escapa el rojo del vértigo deseo ante las etéreas imágenes que se suceden mientras los dedos van serpenteando los desordenados cabellos empapado de las palabras entintadas con hambre…tristeza…queriendo ser nudo vivo…un desorden de sabanas…pero solo escuchamos la pureza del silencio de ese amor cuya silueta en la luna nos envuelve con su tenue olor a lo inalcanzable que nos envenena en la soledad… Josef mi querido José siempre me haces volar a tu sublime mundo y puedo escuchar cuando de la garganta del Laúd salen notas con sabor a amaneceres… la noche existe porque sabe que pronto se matizara de auroras…no lo olvides …! hermoso Texto ¡…un beso Josef

    ResponderEliminar
  12. Las diosas siempre se pueden dar eso lujos?
    a veces pienso en algunas rubitas... y hasta en modelos de esas inalcanzables...

    tiene un sentido magico oir la musica y leer al pobre ares ...

    esto es un manjar o una perla digna de dioses...
    creo que me quiero quedar un rato mas... en este olimpo aun cuando temo los dioses estan llenos de caprichos...

    ResponderEliminar
  13. nadie se libra de sufrir por amor, ni los propios dioses jeeje

    saludos

    ResponderEliminar
  14. Hasta los Dioses tienen problemas...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Hola Josef!


    Tu blog ha sido nominado para los “Premios RoB Dangal TV”… Invitamos a quienes te siguen a que también envíen su voto, para respaldar tu nominación y/o la de otros blogs que merezcan ser galardonados.

    Estás son las bases para quienes deseen votar:

    Para participar de la elección sólo debes enviar un mail a rob.dangal.tv@gmail.com con tu voto, pudiendo nominar hasta un máximo de 3 blogs. Tienes tiempo de hacerlo hasta el día 5 de mayo de 2012.
    No serán computados los votos que se hagan a favor de un blog propio, ni tampoco a favor de blogs que estén inactivos desde el 1 de enero de 2012.
    Los galardones a entregar serán de acuerdo a la cantidad de votos recibidos por cada uno, a saber: 3º lugar, “Blog de Oro”; 2º lugar, “Blog de Platino”, y para el 1º lugar, “Blog de Diamante”.
    Una vez más, gracias por participar y suerte para todos los que sean nominados.

    RoB Dangal TV (Music Television)

    ResponderEliminar
  16. Hola, saludos, excelente día, buen blog el tuyo, te felicito mucho, te invito a que visites el Blog de Boris Estebitan y leas un escrito mío titulado “Diluvio eterno”, es un escrito triste y hermoso al mismo tiempo, te espero ahí, ha sido un gusto pasar por tu blog

    ResponderEliminar
  17. Aquí tenemos una muestra de por qué se dice eso de "el que no se consuela es porque no quiere".
    Abrazos, José

    ResponderEliminar
  18. Pobre Ares... Pero si desborda felicidad no habría escrito esta hermosa carta, así que vuelvo a decir... "Pobre Ares" ;)

    Besos mentales.

    ResponderEliminar
  19. Y los dioses son mortales a la hora de sentir,
    Precioso, todo un cambio de tono.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Desde la soledad y nostalgia se escribe con la libertad del derrotado, con la humildad del condenado a muerte. Desde el dolor se escribe, con toda la calidez del que sabe se encuentra solo y desamparado...Y Ares sabe que Afrodita no volverá.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Que bien escribes..No importa el destinatario, nos llega a todos.

    Felicidades

    ResponderEliminar
  22. Dioses olvidados por el amor; no somos los únicos. Abrazos.

    ResponderEliminar
  23. Un lamento de desamor y melancolía... Saludos Josef!!

    Katmarce--
    submarinopimienta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  24. ...¡Caray con Afrodíta..!
    Ya podía estirar un pliego y dignarse contestar al amor y la pasión del pobre y taciturno Ares.
    Ella allí en su precioso palacio, en la isla de Citera,con el apuesto Adonis, mancillando su recuerdo..., ignorando sus batallas,y despreciando su amor...

    Pobre Ares...,debería buscarse otra diosa


    Un relato/carta magnífico Josef

    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Una soledad encarnizada, expresado claramente su necesidad de Afrodita.

    Escrito con pluma sabia.

    Saludos Jose

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs