miércoles, enero 22, 2014

Amor Supremo.


¿Estoy en un taxi…? No recuerdo nada, excepto el taxi. ¿Cómo he llegado? No puedo moverme ni ver y me ahogo. ¡Hay algo en mi boca! Lo noto, ahí, apelmazado. Me obliga a dar arcadas y no me deja hablar. Su textura es blanda. Su aroma está dentro de mí pero soy incapaz de reconocerlo. Resulta... sugestivo, enloquecedor. ¡Han atado mis muñecas y piernas! Están entumecidas y duelen, pero todavía más la cabeza. Mi nariz palpita y parece dormida. Un sabor acre se mezcla con la saliva de mi garganta. ¿Es sangre? Creo que voy a vomitar... 
   ¿Cómo he llegado aquí y por qué no recuerdo? Veamos... Haz memoria. Un esfuerzo puede ser decisivo... 
   Sí... 
   Recuerdo unos ojos color miel y el lunar junto a su iris. Una mirada irónica. Se detiene y escudriña cada partícula de mí cuerpo, como pasando revista. Después ríe. Es una carcajada abierta y especial, con un destello en la dentadura que reluce en su semblante como un marfil puro. Me señala y entrega su mano. Ahora, acomodados en un mullido sofá en un reservado, brindamos con champagne. Leo unos versos... ¿Mis versos? ¿Soy poeta, escritor, o me hago pasar por ello? Escucho una música de fondo. Es jazz. Sublime jazz. No puede ser... ¡Claro! Es Coltrane. Interpreta “Amor Supremo.” Estoy en el «New York's Five Spot», la vieja sala. De hecho, ahí estamos los dos... 
   Todo resulta confuso y pesado de nuevo, como mi dolor de cabeza y un sopor que me vence. Pero sobre todo está el aroma ¡me perturba hasta el delirio...! 
   Unas manos ¿las suyas? Calientes, ágiles, flexibles, trabadas sobre mi espalda, desgarran y acarician mi piel. Y esas inspiraciones profundas... despiden un vaho que se funde y cristaliza en la bruma de una noche de hielo. Ella y yo fornicamos en una angosta calleja. Lo entiendo. Pero no sé quién es ni por qué... 
   Y además... ¿por qué allí? Cuando podríamos estar en cualquier otra parte. En un lugar seguro y adecuado. ¿De qué me oculto o nos ocultamos...? 
   Una voz. Su voz, se abre paso en mis recuerdos y me dice: 
—Sabes, no estás mal para ser un haragán. Eres realmente atractivo. ¿Quieres follar? —sonríe veladamente y continúa—. “Ya sabes... Quien lo ha propuesto has sido tú. Yo no soy tan insolente y además, todavía no te he contestado. 
   Estira sus piernas. Sus muslos se abren y acomoda sus pies sobre mis nalgas. Ahora estoy dentro de ella. Jadeo a un ritmo acompasado y en el instante del orgasmo todo es precioso, brillante y ardiente y soy poderoso. Ya no hace frío. Ahora somos uno y la amo... Amo a una mujer que no puedo recordar con claridad... 

   Sus manos vuelven a acariciarme. No... Me apresan de forma brusca y violenta. Barras, quizá porras, golpean mi cuerpo. Siento una luz. ¿El resplandor de una linterna? Traspasa la tela que cubre mis ojos. Atan algo a mis piernas. Gimo de dolor, me quejo, suplico. 
   Una voz gorgotea impasible—:“¡Abajo con este hijo puta!” 
   De repente me siento libre. No hay nadie ahora que ponga sus sucias manos sobre mi cuerpo. Nadie que me inmovilice. Puedo sentir la brisa fresca de la libertad acariciando mis sienes ¿Soy realmente libre? 
   El planchazo de espaldas sobre el agua helada arranca de mi interior un alarido de espanto y dolor. Se desvanece en el momento en que mi boca se encharca. Unos segundos y todo es paz y silencio. Algo pesado succiona mi cuerpo y recuerdo a la negra Ricca, la preferida de Sam Giancana.* Y la veo, allí, frente a mí. Deposita sus brazos delgados y relucientes —del color del café— sobre mis hombros, y acaricia mi nuca, sonríe frívolamente y musita a mi oído. 
—Estoy cansada de ser la esclava de ese asqueroso italiano. Ni siquiera es elegante como tú, un negro fuerte y apuesto —se retira un momento, echa un desconfiado vistazo a su alrededor, y añade—. Hoy está lejos. Este lugar no le agrada. Demasiados Niger* por aquí. Y con desprecio concluye—. Prefiere “La Voz*” sin voz de Sinatra. Ya sabes...—sus labios coloreados se dilatan y gorjea una dulce y agradable risa. 
   De forma precisa reconozco el aroma que me enloquece y mi nombre—me llamo Slater y hasta hoy era uno de los escoltas de Ricca— es el penetrante olor de su sexo. Está impreso en sus prendas de ropa interior embutidas en mi boca como mordaza. 
   Inexplicablemente no tengo miedo. Obtuve mi premio. Cuando empiezan las convulsiones me siento genial. Como si otra vez me encontrara abrazado a Ricca, y a la vez que la penetro, le diera un beso eterno, voluptuoso, inmortal... 
   
José Fernández del Vallado. Josef. Enero 2014. 

   Sam Giancana:* Salvatore Giancana (nacido Salvatore Giangana; 15 junio 1908 hasta 19 junio 1975) más conocido como Sam Giancana, fue un estadounidense mafioso y jefe de la mafia. 
   Niger:*Adjetivo niger ("color negro"). A menudo se utiliza despectivamente. 
    La Voz:* Apelativo con el que fue conocido Frank Sinatra.


Creative Commons License 

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Reacciones:

88 libros abiertos :

  1. Hola José!!!
    Bravo!!!!, me has introducido en el taxi y he sentido claustrofobia, un relato " negro" y mafioso hasta la muerte.
    No sabía hacía dónde nos querías llevar, me ha gustado mucho.
    Recreas ese ambiente de ganster, respirando el desconcierto y el miedo de su protagonista.
    Un enorme abrazo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves ayer empecé con el taxi y fui tirando del hilo y así salió. Pero no creas que no me costó. Hasta que lo terminé de dejar bien perfiladito cuatro o cinco horitas. me fui a la cama con los ojos sanguinolientos jajaja!

      Besos mi gran Estrella del Sur!

      Eliminar
  2. Los jefes no perdonan pero él se sintió recompensado.
    Estupendo relato que recrea un ambiente mafioso. Muy bien desarrollado, sin duda.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Él la deseaba y a veces el deseo se convierte en amor... Asumió riesgos o simplemente se dejó llevar hacia un final irremediable...

      Besos!

      Eliminar
  3. Nos hemos trasladado a los locales de Jazz de New York de los años 40 y hemos terminado como probablemente terminaban las traiciones a un ganster, sobre todo cuando eran entre las piernas de su chica...

    Helados y en el fondo de un lago.

    Disfruté leyendo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Aunque en este caso no se sabe si fue traición o atracción fatal jaajaja!

      Gracias por la visita.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola José he llegado aquí a través de tu enlace... Y solo puedo decir que me quito el sombrero ante tu forma de relatar, de describir, de hacer volar la imaginación del lector.
    Tienes una pluma fantástica!!

    Con tu permiso me quedo por aquí, te sigo y me dejo llevar por tus letras...

    Besinos enormes!! :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Haydeé!
      Encantado de que intercambiemos mutuas impresiones. Tu relato de ayer me pareció estupendo y me enganchó, espero con ansiedad la continuación!
      Se agradece la visita.
      Estamos en contacto.
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  5. Chicago. Mafia. Estorsiones. Interesante mundo para la novela y el cine (aunque no para perderse uno en aquellos tiempos y lugares.).
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HUmmm... Pues no sé quew decirte Dyhego. a lo mejor alucinabamos. Igual que alucinó el protagonista de esta historia jajajaa!

      Eliminar
  6. Genial narración. Angustiosa y con mal final para el protagonista... que, por fin, consigue recordar. Irónico que sintiera dar ese beso inmortal, al tiempo que él perdía la vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irónico sí. Pero al menos tuvo el placer Nena Kosta jejeje...

      Muchas gracias de nuevo por tu visita.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Sensaciones distintas de las que nunca se suelen tener al subirse a un taxis tan solo piensa uno si lo van a llevar al buen lugar por el más corto camino y menos caro, me gusta tu forma imaginaria de tu relato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo a veces he subido a taxis en lo que solo ver el aspecto del taxista, escuchar su voz pastosa y ver el estado en que conducía me daba tanto miedo que llegué a creer que ahí se acababa mi historia Mari-Pi.

      Gracias de nuevo por la visita.

      Unabrazo.

      Eliminar
  8. Has conseguido reencarnanos en el cuerpo de ese ganster, sintiendo en primera persona todas sus sensaciones de dolor y placer. Impresiona tu buen hacer.

    Besos admirados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gemelas del Sur!!!
      Veros otra vez por mi blog me alegra pero mucho!
      me alegra saber que os ha gustado. ¿Pero sabéis una cosa? El relato que leí ayer o anteayer en vuestro blog me hizo un nudo en la garganta e incluso me reí y sentí pavor y pena.
      Fue espectacular!
      Un fuerte abrazo de nuevo.

      Eliminar
  9. He sentido la angustia, y esa sensación de no saber donde estas ni que ha pasado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es amiga mía. la angustia tras el placer y al final recibir la muerte como una alegría más...

      Un beso!

      Eliminar
  10. Veamos te recuerdo perfectamente, allí sentado haciendo tu presentación, de manera pausada en la champanería ese 19 de diciembre, llego y me encuentro con un protagonista fogoso, metido en un momento de jaz y mafia, aporreado, habiendo cumplido su sueño de besar a ¡esa muñeca¡... y comprendo porque le gustaste a HD, porque en la puerta te pedí tu blog, se detecta lo bueno, lo imprevisible,la sorpresa...

    Besos muchos ♥.♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno querida Tramos, la vida es así. Tiene sus momentos. Momentos para estar más calmado y sereno (aunque en la presentación yo no lo estaba tanto como aparentaba) y otros en los que la gente se desfoga, desmadra, y muchas veces pierde el sentido de la realidad. Y luego pasa... lo que pasa...
      Se agradece con franqueza la visita.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  11. El placer a veces no es total cuando compruebas ,que puede ser fatal al comprobar el peligro que estás sometida.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El peligro del placer radica en vivir exclusivamente para el placer. Desde mi punto de vista es lo que lleva a millones de seres humanos a la perdición y la desgracia. Hay que procurar hacer de la vida en sí un placer, y no dejarse enganchar por la soterrada trampa que suponen ciertos y mal llamados, "placeres" que acaban convirtiéndose en adicciones y dependencias que luego traen graves consecuencias; como la adición al sexo, la ludopatía, el alcoholismo, la drogodependencia, tabaquismo etc; pero las dos peores y que causan el trastorno mayor y más peligroso en nuestra sociedad actual, a mi modo de ver son dos: El Síndrome del Poder y la Adicción al Dinero. Temibles adicciones que socavan la ética y convierten al hombre en algo infame y rastrero. Y claro así nos va...

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  12. La sorpresa que da paso a una "dulce" forma de morir, o quizás no, todo sumido en un sólo y único deseo que sorprendentemente no es el de querer salvarse, es como un placer prohibido que no se descubre hasta que ya es demasiado tarde.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo puede convertirse en dulce mientras nuestro cerebro así lo asimile y determine... El amor es una fuerza capaz de hacernos llegar al delirio, y a veces ese delirio puede ser, como de hecho lo es, muy peligroso.

      Gracias otra vez. seguimos adelante.
      Unabrazo.

      Eliminar
  13. Hola José... te confieso que por el título esperaba un relato más romántico
    Aún así me ha gustado
    Has transmitido de maravilla cada sensación, estimulo y sentimiento del protagonista
    Y has logrado mantenerme muy atenta
    Enhorabuena y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo Mela? No me lo puedo creer... ¿No has descubierto el romantiocismo que hay implícito en mi relato? El hombre tosco, bruto e inmutable, descubre por fin el amor en la furcia de turnoun delincuente mafioso que el se encarga de proteger. Es descubierto y pagará por ello. Pero el amor, que todo lo puede, vence incluso a la muerte...

      Te ruego no tomes en serio mi comentario. He captado el sentido de tus palabras perfectamente. Solo quería bromear, aunque... ¿no te parece más o menos encaminada mi conclusión?

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  14. genial!!! hay realidades paralelas en tu relato.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias amiga y compañera bloguera quiltra.

      Gracias también por la visita, siempre eres bien recibida.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Muy bueno, Jose. Desde la fantástica ambientación en apenas un puñado de letras... hasta la música
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita.
      Coltrane, de vez en cuando conviene oirlo. Para mí es un músico irrepetible...

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Bien intenso, Jose! Y la situación lo merecía. Me gusta mucho esa mezcla de realidades, porque no te pierdes y logras dibujar la situación de una manera estupenda. Y lo mejor, pude ver la historia. La fui transitando con fluidez y el final -aunque trágico- es perfecto.
    Muy bueno, mi amigo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bee.
      Sabes... He vuelto a divertirme escribiendo. necesitaba un realto como este, crudo, fuerte, con su poso de amor... fracasado jejeje.

      Besos!

      Eliminar
  17. Chapeau!!! Aun siento el humo de un bar de Nueva York de los años 40 con, ahí me ha tocado, el saxo de Coltrane de fondo..mmm, fantástico.
    He tenido distintas sensaciones, Sonny Corleone, Ezequiel Rawlins, Tony Soprano, miedo, congoja, excitación, erotismo, triunfo...y ese humo...mmm...igual mi imaginación de ex-fumadora necesita rodearlo todo de aire viciado y blanquecino.
    He disfrutado muchísimo, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo Nurocas, y me gusta comprobarlo, que tú si estuviste ahí conmigo. Me refiero en ese concierto de Coltrane, y sin saberlo sentados muy cerca de Ricca y Slater, degustando, cómo no, una copa de delicioso champagne...

      Besos!

      Eliminar
  18. Hay un mar de sensaciones que van agitándose a medida que transcurre la lectura... y es el poder ( tu poder) de trasmitir al lector un relato que se hace exquisito.
    Se disfruta leerte!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que tuviera el poder. ¿Tengo el poder? Vaya, me ilusiona saberlo jejeje. ¡Al fin tengo un poder en la vidaaa!
      Hablando en serio. Muchas gracias Cris. Trato de hacerlo lo mejor que puedo. Nunca es suficiente. Hay que seguir inspirándose en el escenario de la vida...

      Besos.

      Eliminar
  19. Hola, José.

    Estupendo relato. Así me gusta, breve pero intenso.

    Codiciar lo ajeno a veces sale caro. No hay alto precio si uno está dispuesto a pagarlo.;) “La Voz” le da un toque genial.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo bueno es breve, dos veces bueno dice el refrán.
      Y si te ha gustado a ti, mi querida Luisa, que tienes una gran experiencia en estas lides, todavía me ilusiono más...

      Un abrazo!

      Eliminar
  20. Un encuentro que desnuda lo irreconciliable del amor y el poder en manos de quien precisamente tiene el desamor como lucro y medio de vida. Este relato toda una reivindicación del amor que permanece en el alma hasta en los límites de la muerte.
    Así son las búsquedas del arte, encuentran el amor en los más recónditos e imposibles espacios.
    Abrazos Escritor!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aristos.
      Me gusta esa clase de reivindicación. Creo que es de las pocas auténticas. aunque ya queda poco o casi nada de eso, ¿verdad?

      Un abrazo, compañero de letras!

      Eliminar
  21. Bueno por lo menos se fue con el mejor de los recuerdos... Muy bueno Josef, me gustó mucho como esta construido y recreado ese ambiente mafioso. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Peregrino.

      Creo que hay que saber estar en la vida. pero es fundamental saber irse. Pocos logran hacerlo bien, el miedo nos vence. Pero he presenciado gente que ha sabido irse con una entereza que yo no creo que llegaré a tener nunca...

      abrazos!

      Eliminar
  22. Provoca pensar en un estado onírico tu relato. Muy bueno, escritor.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida y muchas gracias María.

      En cierto modo es onírico este relato. Creo que has captado su esencia...

      Besos!

      Eliminar
  23. Sufrir con el protagonista, pero intentar descubrir esa sensación de despojo del miedo. Cuán difícil es dejar de sentir temor, y en situaciones mucho más banales que la vivida en este relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El miedo nos oprime tantas veces... Somos humanos, y a fin de cuentas animales y en un pasado lejano que no se desprende de nuestro instinto, existimos como presas de depredadores que nos capturaban. Hoy los depredadores somos nosotros: pero seguimos siendo cobardes y sobre todo y en el fondo débiles animales...
      UN abrazo.

      Eliminar
  24. Buen relato de suspense. Tuvo mucha suerte el guardaespaldas; se llevó el premio y salió vivo. Algo muy difícil con la Mafia.
    Slaudos y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno carlos vivo, lo que se dice vivo, no salió. Acabó má bien muerto, pero mientras moría lo hizo en un climax de placer...

      UN abrazo.

      Eliminar
  25. Es intensísimo y muy bueno...

    Me faltaba aire al leerlo, porque parece que era yo quien lo vivía :)

    Me ha gustado mucho.

    Muchos besos. José.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísismas gracias Misterio por sentirlo así. No es fácil hacerlo. Pero si tú ha sido capaz de vivirlo me encanta porque demuestra que, lentamente y con el paso de los años, me voy aproximando a lo que quiero lograr que sientan mis lectores. Mi intención es que se metan dentro de la historia, y viajen con el protagonista a eseo lugares terribles o preciosos que existen en la mente y fuera de ella, en nuestra realidad.

      Besos!

      Eliminar
    2. Pues lo consigues con todo lo que escribes...

      :) Muchos besos

      Eliminar
  26. Los jefes, y más si son mafiosos, no perdonan que te acuestes con su chica. Je,je,je,je.
    Claro que, puede que mereciera la pena. Las piernas de esa negra y todo lo demás merecen el tránsito a la eternidad.
    Buen relato, Josef, con ese ambiente de club nocturno, jazz, humo, ganster, chica y matón.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mos por la visita.
      encantado de que te haya gustado el relatillo...

      Un abrazo.

      Eliminar
  27. Los buenos escritos, te hacen meterte de lleno en ellos. Eso es lo que consiguen los tuyos...

    Muchos besos, José

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido Misterio Azul.
      Cada vez que entro en tu casa alucino. Precioso lugar lleno de sensibilidad y belleza.
      Me alegra que logres encontrar esa sintonía.

      Un abrazo

      Eliminar
  28. Me atrapó tu relato.
    Muy bueno!

    Besos,Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen. Lo principal aquí es la lectura, y si te agrada o entretien unos instantes, qué mejor!

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  29. En esas callejuelas, respirando la muerte, casi pude ver el borsalino, el humo a través de los golpes.
    Y siempre al filo, desafiando la muerte entre las piernas de un destino que se sabe acabará a balazos.
    Algo olía a Pulp Fiction y a Sinatra.
    Una escena con componentes de cine negro bien descrita.
    ;-)

    Besos, Moderato.
    Y gracias por todas tus visitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Zarzamora. Disfruto siempre en tu blog, Cada post tuyo es una nueva sorpresa.

      Un nabrazo!

      Eliminar
  30. Realmente bueno. Me encanta como manejas las palabras, escribes poesía en prosa, no sé si esa es tu intención, pero es lo que transmites, lo que consigues. Más que lo que ocurre en sí dentro del relato, lo que fascina es la construcción de las frases. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me gustó la prosa poética. quizá por eso algunos de mis relatos, como éste, por ejemplo, sean unb poco así, tal como dices de forma acertada.

      Gracias por la visita.

      Un saludo!

      Eliminar
  31. JOSEF siempre es un gusto leerte
    has buceado en el malevo ambiente , intenso relato vehementes personajes
    la mafia seduce a pesar de las convenciones, Seduce nos seduce como esa manzana prohibida

    besitos y abrazos energpeticos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elisa.

      me ha gustado ver ese blog nuevo tuyo.

      Un abrazo!

      Eliminar
  32. Encantada de conocerte y leer este buen relato con aroma de bajos fondos y ajustes de cuentas. Muy vívida la escena en que se lía con la chica.
    Un abrazo y por aquí me quedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por venir a visitarme Isabel. Me alegra que te haya gustado.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  33. José, este relato te atrapa, cómo la chica atrapa a tu protagonista, me he sentido de golpe introducida en el taxis, haces una descripción tan real de la situación, que invita a vivirlo. Me ha gustado mucho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mª Rosa.
      Me gusta ver que ya te mueves por la web. Aunque quizá ya lo hicieras desde hace tiempo...
      Este es uno de mis relatos negros, en el sentido más aterrador de la palabra. Negro, como a veces puede ser ese lado de la vida por el que uno se mueve como un funambulista ebrio o loco; negro, como este mundo se empeña en ponernos las cosas muchas veces... Y, por supuesto, en nuestras manos está darle la vuelta a estas situaciones y revertirlas en luz y el color de la felicidad.
      Agradezco mucho tu visita.
      Un gran abrazo.
      Tu amigo, José.

      Eliminar
  34. Si te dijera que me sorprendeniste, lo hiciste...pero cuando te leo, desde que empiezo me sé que me sucedera algo, las sensaciones caminan desde un principio, simplemente, contigo es así...saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y así es María.Si no sucediera nada en mis relatos... ¿quizá fueran aburridos? A lo mejor no, nunca se sabe. la vida es u misterio...ç
      Gracias por venir a visitarme.

      Un abrazo.

      Eliminar

  35. Pues si que escribes bien...!
    Gracias por tu visita y amable comentario.
    Andaré por aquí.

    · saludos

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti ñoco.
      Todavía sigo teniendo tu blog dentro de mí de la impresión que me causó.

      Un abrazo!

      Eliminar
  36. Buen relato Jose
    la claustrofóbica perversión del deseo más sublime y peligroso.
    El simple acto de matar de Raymond Chandler, lo has plasmado en el simple acto de casi morir fornicando :P
    Un beso

    pd/ disculpa me despisté de esta entrada

    Feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Coté.
      No te preocupes. Tu en cambio creas tan rápido que muchas veces me sobrepasas, Y no es que me despiste. Hoy por ejemplo sé que ya habrás publicado, yo no tuve tiempo ni al posibilidad de leer un solo blog.
      Agradezco tus visitas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  37. Todo un lujo leerte, Josef.
    Últimamente las pesadillas me persiguen como si detrás de mi alguien me estuviera preparando el mal.
    Esta noche cuando me vuelva a dormir y las pesadillas vuelvan a azuzarme, me vendré a tu blog y las sufriremos juntos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo espero que las pesadillas te dejen, y puedas recuperar esos ensueños que mientras dormimos nos inducen a no desear despertar y acuando finalmente abrimos los ojos, lo hacemos con la cara embobada por la felicidad...

      Besos!

      Eliminar
  38. Es la primera vez que llego a tu blog, y me ha gustado hacerlo , aunque sé que he demorado un poco. Valió la pena, de verdad me uno a los otros comentarios, logras llevar al lector por momentos reales, sí , digo reales porque estoy segura que muchos hemos sentido las diferentes sensaciones que aquí describes. Y aunque muy camuflado el amor, me gusta que siempre esté, ese debe estar hasta en los relatos más oscuros. El amor es el amor. Gracias por tu visita ; te dejo un abrazo fuerte desde Colombia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Susana.

      Colombia, un país al que deseo ir yo tengo una gran amiga en Bogotá y mi madre otros. pero resulta que no me decido porque todo el mundo me dice que es peligroso. ültimemente veo en las noticias que la situación está mejorando mucho y que parece ser que las cosas, poquito a poco se van solucionando. Esperemos que todo siga así y eso me permita viajar. Entonces, tal vez, siseguimos en contacto, un día tomemos un cafetito o un refresco sentados e algún lugar de Bogotá, o cualquier otra ciudad de tu precioso país.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  39. Respuestas
    1. Hola Amapola.

      Encantado de saludarte de nuevo. Y agradecido siempre por tu apoyo en los momentos difíles y de indecisión por los que he atravesado.
      Siempre es un gran placer recibirte en mi blog.
      Un abrazo!

      Eliminar
  40. Creo que ya te hemos dado la bienvenida reiteradamente a Calados, pero una vez más.
    Echábamos de menos tus buenísimos relatos.

    Nos leemos.

    Marinela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marinela.
      Disfruté mucho con tu relato en Calados.
      Vuestro blog es ya un blog de altura, con grandes relatos y vídeos y demás sugerencias que lo hacen muy ameno, cultural, interesante y divertido. ¡Toma ya!
      Y es que es cierto...
      Estamos en contacto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  41. Todo un relato. Como el beso de la mujer araña. Gracias por tu paso por mi horizonte, por tus cálidas palabras en él y por dejar huella.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Índigo.
      me alegra saber que te ha gustado.

      Un abrazo.

      Eliminar
  42. ¡Ay! qué historia más salvaje, me ha hecho imaginar cosas... con sólo el primer párrafo, esto es genial, que haga trabajar a mi imaginación!

    Besos mentales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se trataba de eso. de que pongas tu mente a funcionary no sololeas mecánicamente. Un buen realto es como un juego en el que uno de be particiapr mentalmente mientras lo lee...
      Graciaa Belleza, por la visita.

      Besos!

      Eliminar
  43. Genial. Me gustó el suspenso y cómo logras captar la atención del lector. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María José.
      Un placer recibirte.
      Un abrazo.

      Eliminar

Post más visto

Otra lista de blogs