domingo, febrero 02, 2014

Amanecer en Indochina.

Fotografía: Ario wibisono.
Despunta el alba y el aguacero persiste. Impregnado en una humedad pegajosa, retiro la tela del ventanuco y contemplo la exuberancia de la jungla. Fuera, dos niños enfrentan a sus gallos de pelea; solo es un ejercicio de adiestramiento; la lucha tendrá lugar horas más tarde. Escucho el alboroto de las cacatúas al sobrevolarnos y omnipresente y pálida, escudada tras un silencio efusivo apuntalado en años de experiencia, giro y me enfrento a la insondable mirada oriental de Kim Liên. 
   La habitación con los tabiques matizados azul claro es otro lugar, nada más. Hotel —lo llaman en aquella zona agreste de Indochina—. 
   El goteo constante se precipita desde el techo al cubo que se encuentra debajo. Siguiendo su compás tintineante, nuestras bocas se unen en besos profundos y cálidos. Como un mar de infusión nacarada, su dúctil cabello reposa sobre el colchón de una cama adormilada, sus manos apresan las mías y en la ebullición de un éxtasis del que ya no puedo desligarme, me pregunto. Cuánto llevamos juntos ¿un mes, un año, un milenio? He perdido la cuenta y los papeles hace tiempo. Sin dejar de taladrarme con una devoción especial, como avellanas rasgadas de azogue, los ojos de la muchacha reflejan una dulzura hiriente. ¿La quiero? Tal vez... 
   Lo cierto es que yo, Luis Jarque, ex funcionario, y ahora en búsqueda y captura, sin una embajada a la que acudir, excepto ella, estoy más solo que el uno... 

*** 
   Pese a mis intentos por olvidar, no puedo dejar de lado la mirada de sofoco de mi ayudante Bopha Chenda, cuando tras revisar por pura casualidad entre el desorden de los archivos de contabilidad del consulado, me di cuenta del descubierto, o más aún, del agujero por el que se filtraban miles de dólares... 
   Ocurrió otro amanecer. Aquel día el chaparrón en Manila tintinaba también sobre lo canalones de uralita de la delegación. 
   Lo llamé a mi despacho y ahora estaba allí, de pié, frente a mí. Mirándome con ojos como rendijas entornadas, mientras sus labios sin resaltes, apretados como comprimidas cremalleras, me escuchaban vociferar y su habitual palidez mortecina, se permutaba en un sonrojo cada vez más irritable. 
   Indiferente a mis palabras metió una mano en sus pantalones de franela, sacó la pistola y con una naturalidad que quedaba lejos de consideraciones y menos aún miramientos, apretó el gatillo. Al impactar sobre mí la descarga hizo que la butaca ergonómica se desplazara hasta la ventana que quedaba a mis espaldas. 
   Sin apenas echar un vistazo se dio la vuelta, y caminando con una serenidad meridiana, procedió a salir del despacho. Su mano se cerró sobre el picaporte. Lo giró tres, cuatro veces; la puerta se negó a ceder. Por simple precaución, nada más entrar, había accionado el cierre de seguridad. 
   Recibió el impacto del dardo al darse la vuelta. Le atravesó el ojo insertándose en su cerebro. Mientras su otro ojo giraba desorbitado en su cuenca, llevándose las manos a la boca, balbuceó una retahíla impenetrable en tagalo, y resbalando sobre la puerta se arrastró hasta quedar desbaratado en el umbral. 
   Resollando me levanté la solapa del chaquetón. Debajo, en un bolsillo interior, reposando justo sobre mi corazón, llevaba el grueso tomo de «Obras Completas» del poeta ajusticiado García Lorca. En esta ocasión me había librado de morir de la misma manera. La bala, por fortuna de bajo calibre, se había detenido al final de sus ochocientas noventa páginas. Observando la munición reconocí un calibre 2.7 Kolibri. En cuanto al arma parecía de juguete y tan solo tenía espacio para un par de proyectiles de apenas cinco gramos en su recámara. Su aspecto dejaba claro un detalle; el ingenio debía valer su dinero. 
   En Filipinas no suelen indagar sobre las razones de los asesinos; los ejecutan de un tiro en la nuca o mediante una inyección letal. 
   En apenas dos horas y con lo puesto, embarcaba rumbo a un destino teóricamente seguro de la costa oriental. 
*** 
    Arqueando su busto con sensualidad Kim Liên se despabiló y mediante su voluptuosa manera de desplazarse, se incorporó de la cama. Por primera vez en días su modo de mirarme de soslayo me pareció diferente, e incluso algo raro. 
   Desnuda se puso de pié, extendió los brazos, los unió perpendicularmente ante su rostro y su expresión se transfiguró en una mueca de orgullo y vanagloria, solo entonces pude ver lo que esgrimía en sus manos. Era la diminuta pistola de calibre 2,7 Kolibri que Bopha Chenda había utilizado para intentar asesinarme. Mirándola con osadía, sonreí divertido. Si lo que pretendía era bromear, la cosa no iba a salirle. La única bala que quedaba se encontraba en el bolsillo de mi pantalón. Y la prenda —ladeé la cabeza a mi izquierda— descansaba sobre el respaldo de la silla, al lado mismo de...  ¡donde Kim se encontraba! 
   Al disparar el artilugio apenas produjo un silbido. 
   Me llevé las manos al pecho y las retiré empapadas en sangre. Mirándola aturdido de forma obstinada, apenas tuve fuerzas para dejar escapar un susurro de incertidumbre. 
—Cariño... ¿por qué...? 
Haciendo oscilar sus caderas con una cadencia cautivadora, se acercó a mí, me escupió a la cara y exaltada voceó. 
—Vietnam, año 1973. Mi madre violada por «american soldiers». ¡Americans perros rabiosos!    
   Empecé a sentirme mareado, alcé la cabeza y mirándola con ternura, sonreí y le dije. 
—Amor... ¿no lo sabes todavía? Yo no soy eso —y haciendo un esfuerzo protesté— Solo un español ingenuo y tonto que se ha enamorado de ti... 
   Exhalé un suspiro profundo. Mis ojos se cerraron suavemente. ¿Podría descansar finalmente? 
—¿¡Spanish, espagnolo, espagnol, spanisch...!? —la escuché chapurrar con alarma en unos cuantos idiomas. 
   Como si me encontrara en un limbo apacible, asentí. 
  De inmediato, advertí sobre mí el peso de su cuerpo sudoroso. Sus sollozos y gritos perturbados pidiendo ayuda, por desgracia, fueron atendidos enseguida. 
   Mientras me trasladaban al dispensario entre gritos y órdenes en tonkinés, o tal vez dialecto huê, lo entendí finalmente. 
   Por lo visto, de momento, descansar no me iba a ser posible... 

   José Fernández del Vallado. Josef. Febrero 2014.


Creative Commons License 
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Reacciones:

99 libros abiertos :

  1. ¡Poca suerte tenía el hombre!
    A ver si sale de ésta.
    Salu2, Moderato.

    ResponderEliminar
  2. Dicen que nadie se muere en la víspera. Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo creo que de esta se salva y entonces da para unsegundo capítulo jajajaja!

      Saludos!

      Eliminar
  3. para estos ojos lectores resulta exótico y alucinante tu relato
    felicitaciones Josef
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es exótico, desde luego. alucinante, ya no sé...

      besos!

      Eliminar
  4. ¡¡Hola José!!
    Como dice elisa un relato muy exótico, gracias por visitarme, encantada, nos leemos.
    Feliz domingo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El exótismoya no se encuentra solo en Oriente o en los mares del trópico. Hoy en día podemos encontrar exotismo a la vuelta de la esquina....
      Gracias por la visita, Susana!
      UN abrazo de lunes.

      Eliminar
  5. UF...hola amigo José vaya drama yo que veia un romance lleno de ternura ,amor a rabiar ,casi de locura y acaba en sangre ,vaya si te descuidas te la dan a ti .
    gracias por entrar a mi blog y dejarme ese bonito comentario y me alegro que seas tan romantico que cada vez que oyes la letra de esa musica sigues enamorado de la que te lo recuerda ...ojala me pasara ami tambien que el hombre tan amado se acordara de mi al oir unas canción de amor pero ,bueno siempre creo que quede algo ...ami amigo como a ti me cuesta olvidar.
    Te deseo feliz domingo y buena entrada de semana
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el Doctor Zhivago, para mi gusto es una de las grandes obras maestras que ha dado el cine hasta la fecha actual...
      Gracias por la visita. Y por cierto, el drama acaba bien eh... que no lo mataaaa jajajaja
      Besos!

      Eliminar
  6. ¡¡Enhorabuena!! Eres un excelente narrador.Mantienes la tensión del relato hasta el final de una forma amena en la manera de escribir y por la intriga de la trama.
    Me ha encantado esta exótica historia de amor y de odios reminiscentes del pasado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada que te haya gustado. creo que este r4elato no me has salido muy bien; o pors lo menos, por los comentarios, no es tan impactante como los dos anteriores. Ahora, a mí, como su creador, me gusta mucho.
      BEsos!

      Eliminar
  7. Muy bonita narración de la que bien podría ser verdad por la agitación del país, siempre con tanta imaginación.
    Un feliz domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la agitació de qué país te refieres, no entiendo: ¿Vietnam, o Filipinas?
      Gracias por la visita Mari-Pi-R
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Pues otro relato de un auténtico escritor. Con infinidad de detalles que nos van conduciendo a través del trama. Y es que lo importante no es la historia sino en cómo se cuenta!
    Un abrazo.

    PD,
    A ver si me echas una mano en el concurso. Te lo agradecería.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A qué concurso dete refieres Ohma?
      Gracias por tus alabanzas. Escribir nunca es fácil. eso te lo puedo asegurar cien mil veces!
      Tú lo sabes, verdad?
      Besos!

      Eliminar
  9. Lleno de imaginación, muy fuerte...

    Puede más la venganza y el rencor que el amor... a veces.

    :) me ha gustado mucho, siempre son interesantes tus letras.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno es que si no tuviera imaginación no sé a dónde iría a parar yo con mis relatos. Me quedaría má parao que nuestro pobre país acosado por el paro...
      Besos!

      Eliminar
  10. Es que existen personas que donde vayan les acompaña la mala suerte y en esta sutil y enigmática narración no podía faltar.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si jajaja realmente el pobre aquí s elució de mala suerte. Casi acaba en el otro mundo jejeje.

      Saludos, tocayo!

      Eliminar
  11. La muerte le ronda y en la última oportunidad, celosa y enamorada, casi lo consigue, ¿habrá una próxima y definitiva?

    Besos Calados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queridas Gemelas del Sur: To be continued. sabéis lo que quiere decir verdad? Pues no. Nocrfeo que continúe la historia jajaja!

      GRacias de nuevo por teneros aquí.
      Besos!

      Eliminar
  12. Un malentendido que casi le cuesta la vida... fantástico relato!
    Buen comienzo de semana, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay malentendidos que, de hecho, han acabado fatal...

      Gracias querida Cris. Te mecuidas eh?

      Hoy he empezado muy bien!

      Besos!

      Eliminar
  13. La venganza y el odio pasa por muchas generaciones y el amor.....

    Un abrazo Jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ciertamente Dana. por desgracia elodio es transmisible. Pero el amor es lo único que apaga el odio. y debemos utilizarlo siempre e incluso, llevarlo como estandarte.

      Besos!

      Eliminar
  14. Tu relato me ha trasladado hasta allí!
    Me ha gustado que Lorca le salvara la vida.
    Claro que luego ha venido Kim...y veremos como queda...

    Un beso,Carmen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues quedó hecho un cisco pero yo creo que al final se recupera y colorín colorado juntos comieron perdices!!!

      Muchas gracias de Moderato a Hampstead o Carmen, de nuevo.
      Besos!

      Eliminar
  15. La primera vez lo salvó un libro, pero en la segunda ocasión no sé si lo salvaría nada ni nadie. Claro que buscar venganza sin preguntar antes.... Ay con Kim!!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego Kim era muy impulsiva jajajaja y un tantoatolondrada y selvática...

      Besos!

      Eliminar
  16. Respuestas
    1. Sí es emotivo. Pero también, según se mire, tiene su punto d ehumor negro jajjjajaja.

      Besos!

      Eliminar
  17. Las mismas balas que mataron al gran Lorca cuando se cargan de odio matan a cualquiera. La poesía es capaz de desarmar los odios y de romper sus malignos círculos viciosos. Y la única capaz de saltar las barreras de las diferencias entre los humanos.
    Me imagino que hubiera sucedido si el protagonista le hubiera traducido algunos versos a la joven...
    Magnífico relato.
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  18. Hubiera sido lo má conveniente. Creo que Kim estaba un poco,sino muy, llena de odio. Y el odio, digo algo más arriba, solo se apaga con amor; e igualmente, con buena poesía. Ya que la mejor poesía muchas veces es amor en estado puro...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  19. Ya es tener mala suerte. ¡Y todo por ser español! Tenía que haberse callado, a no ser que su deseo de descanso no fuera sincero.
    Escribes divinamente.

    · Saludos

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves... Se nos quiere poco a los españoles por ahí. al parecer fuimos los ogros del mundo. Y no me extraña, si nuestros gobernantes eran como los de ahora y encima tenían dinero y lo usaban para crear los "famosos" tercios españoles... Pues así que nos va cosa esa de "marca España" jejeje...

      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Si es que por fuerza, se tiene que leer a Lorca, José. Si no hubiera sido por Lorca el protagonista no habría podido contar su aventura y, ojo, que aún espero más aventuras en lo sucesivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese caso tecla voy a procurar llevar siempre un libro de poesía de Lorca junto a mi corazon...

      Gracias por visitarme.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Josef, en muchos de tus relatos aparecen hombres cuasi atormentados en busca de un amor que no es correspondido. Hay en ellos cierta agonía, cierto perder la vida en el intento; en esa búsqueda entre mujeres fatales y aventuras por lo ancho y largo de este mundo que se dibuja sórdido y cruel.
    Pues bien, dicho esto yo creo que este relato pide una continuidad y que Luis Jarque rompa todos los malos hechizos y peores resultados amorosos de tus protagonistas.
    La ambientación, como siempre, muy lograda.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Mos. si es que este relato de hecho ya tiene su final. Y yo no lo veo precisamente malo. Cuando el protagonista dice:
      "Por lo visto, demomento, descansar no me iba a ser posible."
      Quiere decir que se iba a recuperar y por lo tanto seguiría con Kim a quien en realidad amaba.
      ¿Ves ahí un final malo y atormentado?
      Yo, no.
      Gracias por la visita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Respuestas
    1. Muchas gracias Mº Jesus.
      Se aprecia muchísimo tu visita, y además así podré recuperar tu blog. dado que borré la lista anterior y ya te había perdido.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  23. Hay mujeres muy rencorosas, y si encima te confunden con un americano...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Juan Ignacio jajajaaja. En realidad quise dar un giro sarcástico. Se nota verdad?


      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Hola José. Te diré que en Bolnuevo Puerto de Mazarrón y la Azohia en esta época hay días que se alcanzan lo 20 o más grados de calor, ves a los alemanes y algún español bañándose como si fuera agosto, a mi en particular sólo verlo me da frio.

    Saludos

    ResponderEliminar
  25. Pues qué suerte. Claro gentes del norte. yo cuando fui a Jávea, Alicante, también vi gente bañándose estas Navidades.
    Gracias por la visita. ya te tengo en la lista de blogs.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  26. Muy buen relato
    Abrazos
    pd gracias por tu visita. Volvere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lapislazuli, por la visita. Y si te ha gustado, qué mejor?

      Seguirmos en contacto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  27. Tienes la sutileza de saber llevar al lector a ese punto de suspense donde esperas a ver que ocurrirá.
    Genial como siempre.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Montse.
      Me encanta si el relato te ha llevado de la mano.
      Besos!

      Eliminar
  28. Gracias por pasarte por mi casa.
    Buena narrativa ... y es que hay actos que aunque sean de los ante-ante-ante pasados siguen ahí ... persiguiéndote.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida es una sucesión de repeticiones, quizá mejoradas, pero muy pocas veces se producen innovaciones....
      Me gustó tu casa y volveré.
      Se agradece igualmente tu visita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  29. Un gran viaje, José. La Guerra del Vietnam no fue sino un cúmulo de errores salvajes. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mere.

      Y todas las guerras del mundo....

      Besos!

      Eliminar
  30. Es un placer recrearme en tus historias,
    sigue regalándonos este lujazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias MTeresa.
      Trataré de mantenerme en el mismo nivel o incluso subir sl listón.
      todo es posible, dicen...
      UN abrazo.

      Eliminar
  31. Hola querido José!!!!
    Me he visto en esa habitación de hotel, con esa lluvia entrando, gota a gota por el techo, he visto a la hermosa Kim amando. Luis y éste mirarla con ojos de enamorado.
    El odio y la venganza sólo llevan a la destrucción, si en el otro momento le salvó Lorca, ahora le ha salvado ser un pobre español, jaja, menos mal que ella entendió eso, si no lo remata.
    Al final se recupera, verdad??, para vivir su historia de amor, pero que tire ya esa pistolita, jaja.
    Excelente relato, siempre nos llevas de la mano hacia dónde tú quieres.

    Un grandísimo abrazo con mi cariño!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Estrella.
      Sí. En esta ocasión acaba bien. Claro que Kim se las traía jajaja. Pero ya ves, era la que le gustaba a Luis. Por supuesto, después de ese suceso, no habría más pistolita y en cambio sí mucha felicidad...
      Un abrazo igualmente, mi estimada amiga!

      Eliminar
  32. Bien entonces por ese final, Josef. Que retocen todo lo que quieran y se olviden del mundo.
    Un abrazo.
    Mos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Gracias Mos.
      Bueno... Tienes razón. Quizá no esté muy claro. El caso es que así me quedó...
      Un abrazo.

      Eliminar
  33. Primero lo salva Lorca para, posteriormente, ser "herido de amor".
    No tengo claro si es un tipo con suerte o el mayor gafe de la historia, pero me alegra que aun no pueda descansar.
    Cómo me gusta el modo en que nos cuentas historias. Sentir la humedad del Monzón, el erotismo del despertar juntos, al tiempo, la congoja del recuerdo más sórdido y el resignado desconcierto de una terrible revelación...de un fatal error.
    Tengo la impresión de viajar de un modo real cuando te leo, Berlín, Nueva York, Perú, Indochina...Es magnífico!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que viajes Nurocas; es lo qeu hago yo: viajar cada vez que escribo, soñar, imaginar, crear... Es la esencia de nuestras vidas. Tenemos la suerte de estar aquí por algo. Lo mío es escribir y soñar relatos, a partir de vivencias o ddejando volar la imaginación...
      Un abrazo!

      Eliminar
  34. Nuevamente ha sido todo un place leerte, ver como dibujas con palabras, y nos llevas por una descripción clara , por un realismo que palpamos y no sólo con nuestros ojos , creo que nos tocas el alma. Me gusta, me ha gustado, seguiré visitándote .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosa y acertada expresión, Susana: dibujar con palabras. Si tú me lo permites Susana, la adoptaré y tal vez la mencione o haga uso de ella en alguno de mis relatos...

      UN abrazo.

      Eliminar
  35. Que era una historia interesante espero más.
    En amor y luz
    Cyn

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cindy. desde luego habrás más. Muchas más...

      Besos y abrazos!

      Eliminar
  36. Sabes Jose, ayer vine a leerte, estaba cansada y no pude comentar por querer tenerlo más claro, igual hoy tampoco lo conseguí.
    Tu imaginación atrapa pareciendo que lees una realidad, le das vida a personajes y rostros, oí la dos balas y sentí su sentimiento de incredulidad y de un fugitivo que no puede ejerce ya control alguno en su descanso...que en mi imaginación acaba en la cárcel , manera de hacer justicia al que si mató y para acompañar a Lorca al que le debía un tiempo de amor y pasión extra.

    Besos fuerrtes ♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mató a quien le habría matado de no ser por Lorca. Y de nuevo los intentaron matar por confundirlo con un anglosajón. Realmente estaba gafado el muchacho...
      Gracias por tus visitas.
      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Aunque fuera en defensa propia le mató y no tenía que haber huido.
      Para ti es que estaba gafado, en mi opinión hay muchas personas que se excusan en su mala suerte (no hablo de tu protagonista) y no miran si más depende de ellos que de "fuerzas de exteriores", tal vez en mi experiencia personal este cansada de tipos como el que te describo...huidas y más huidas.
      Un placer dialogar contigo,

      Besos ♥

      Eliminar
    3. De acuerdo... Pero no te olvides de un detalle esencial. Esto no es la realidad, sino tan sólo un relato que quise acabar de una forma más o menos optima (dentro de lo que cabe). Estoy seguro de que la realidad habría sido muy diferente. Empezaría porque a Luis no lo iba a salvar un libro de poemas de Lorca y terminaría con el ayudante Bopha Chenda ejecutado.

      Eliminar
    4. Chapó, creo que olvidé debido a mi inmersión completa en tu historia o a mi torpeza, que siendo un relato magnificamente escrito y yo hago realidad en mi imaginación.

      Aprendo la lección y confió en no repetir este tipo de comentario, gracias por tu paciencia.

      Besos ♥

      Eliminar
  37. José tus historias siempre consiguen sorprenderme... Siempre para bien por supuesto!!!
    Detallas tan bien que me imagino perfectamente la escena en mi cabeza... Buenos detalles y buena pluma hacen de tus relatos algo magnífico... Enhorabuena una vez más!!

    Un final inesperado, esos finales me encantan!!

    Ah! Y perdona por la tardanza en comentar... ;))

    Besinos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada que perdonar querida Haydeé. Aquí cada uno va a su ritmo. yo hago lo que puedo por seguir el mío y el d elos demás. Pero claro, me resulta imposible leerlo todo... aunque me gustaría muchísimo funcionar como una máquina, en este caso no lo soy. Y es que a la hora de escribir y leer lo menos racional sería comportarse como tal.
      Besos!

      Eliminar
  38. Hola amigo José ...hoy he leido todo el relato de la novela,primero que es que no voy al cine ,asi que no veo nada y esta segunga parte la he leido de arriba abajo a pesar del tremendo dolor que tengo en tres costillas de una caida a la madrugada ...a oscuras para esconder unos regalos de reyes para mis hijos...se doblo la escalera de tijera y todo el otro lado de escalera me cayo encima del costado...te lo digo por que la primera vez pude leer hasta en.l tiro primero ,me maree y tiempo tuve, de dejarte el comentario,asi que perdona ya vi que no te gusto .
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  39. ¡Vaya! Pues lo siento muchísimo por la caída y espero que te recupres lo antes posible.
    En cuanto a la novela a la que haces mención, aclararte que "Amanecer en Indochina" es tan sólo un relato y no hay más parte que la que aquí figura con su principio y final.
    Respecto a que no me gustó, Marina, eso no es cierto. ¿Cómo no me va a gustar que me comentes? Cualquier cosa que digas es importante para mí, y quiero que sepas que tú no dijiste absolutamente nada que me ofendiera, sino al contrario. me recordaste a una película de fama internacional en en todo el mundo. su título, ya te lo dije, es: "Doctor Zhivago." Y no es ningún relato mío si no una película; un drama precioso sobre la revolución rusa y el amor entre dos personas...
    Sólo espero que te recuperes pronto y te deseo mucha suerte y felicidad.
    Un fuerte abrazo!
    José

    ResponderEliminar
  40. He venido para ver si habia entrado mi comentario ,es que tenia mucho dolor en el costado...me acosté hasta la hora de comer...
    bueno yo el otro dia habia leido solo un trozo de la novela pero no me di cuenta que fuera la pelicula del" Doctor Zhivago" yo la vi mas de dos veces y mira si me gustó incluso la musica de la pelicula está entre las que escogi para la musica del blog.
    Bueno me retiro por hoy de tu blog diras que soy pesada ,perdona
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para nada Marina. No eres pesada. Y Además comprendo tu pesar después de lo que te ha sucedido.

      Un beso!

      Eliminar
  41. Hola José... las peleas de gallo me desagradan bastante
    Primero lo salvó un libro... y él acabó, con inteligencia e ingenio, con su enemigo
    Posteriormente, por poco, lo mata la mujer en quien confiaba
    Pero no, va a tener que continuar en este mundo complejo
    Me ha gustado... mi enhorabuena
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es la vida muchas veces Mela, da vueltas y más vueltas hasta convertirse en una auténtica locura!

      Besos!

      Eliminar
  42. Holoa José, lo primero, gracias y bienvenido a mi blog.
    Es curioso, en algún momento de mi vida he hecho alguna incursión en el mundo literario, y ahí está siempre la posibilidad. Soy bastante nueva en el mundo blogger, y me sorprendio verte en el mio, en principio supongo que esperaba visitas de blogs de fotografia, pero es gratificante ver que hay intereses cruzados.
    He leido este relato y me ha mantenido espectante. Me ha gustado.
    Ahora estoy con poco tiempo por circunstancias, pero te visitare de vez en cuando. Me gustan los relatos cortos y aquí dispongo de unos cuantos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que hay intereses cruzados, Luz. Para mí lo primero es escribir; después me gusta viajar, y a través de mis viajes la fotografía ha ido ocupando un lugar relevante en mi vida. Y ahora no solo en mis viajes, sino que cada vez más a diario se convierte en una nueva y excelente adicción o afición je...
      Me agrada que te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  43. Un interesante relato, muy bien ambientado en ese país tan exótico. Está bien que el final quede abierto así cada uno se hace su idea particular. Buena estrategia la del libro salvador.


    Me parece que eres muy viajero, por tus relatos y por los comentario que dejaste en mi blog, sobre tu estancia en Chile, te felicito.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pamisola.
      Pues si lees esta respuesta presta atención al próximo relato que subiré; va, precisamente, de Chile, o de una región allí conocida. No te digo más, je...
      Sí, me gusta viajar. Peo no lo hago tanto como debería jajaja.
      Besos!

      Eliminar
  44. Qué alegría volver a leerte! Fue un error mío,o estuviste ausente mucho tiempo? POrqué perdí tu blog? En todo caso,como siempre es un placer volver a leerte y de paso agradecer que me hayas comentado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí lunaroja estuve ausente casi diez meses. estuve escribiendo un libro que de momento no prende, pero eso no e slo que cuenta o importa ahora, sino seguir escribiendo y reencontrarme lectores y amigas como tú.

      Gracias por volver.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  45. ¡¡Madre mía!! Qué tensión, ha sido un alivio que al final se salvara, tanto por él, como por ella. Lo que pueden provocar los odios, qué bonito, que ese odio al final se transformara en amor. Cómo siempre me ha sabido a poco, espero la continuación, me queda la intriga de saber si al final perdona a la chica y sigue con ella.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mª Rosa, me encanta que te haya causado tensión.
      Y quieres saber el final. Está cantado. Por supuesto que perdona a la chica si estaba loco por ella jajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  46. Llevas al lector poco a poco hacia su destino, ese que tan bien vas marcando tú.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer recibirte en mi rincón Indigo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  47. Un relato pleno de exotismo, y una imagen muy bella...

    Un saludo, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ANTIQVA. Es un placer recibirte.
      Me alegra que hayas disfrutado este relato.
      Un saludo, igualmente!

      Eliminar
  48. buen fin de semana JOSEF
    besitos y mil gracias por tus huellas

    ResponderEliminar
  49. En este caso no hubo una sin dos. El tres no llegará a tiempo. Es un buen relato que juega con el tiempo y la vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Montse.
      Si la vida nos depara sorpresas, gratas e ingratas ¿vedad?

      Un abrazo.

      Eliminar
  50. Una vez más, un brutal giro de los acontecimientos al final del relato. Me gustó el detalle de que Lorca "salvara" al protagonista, evitando así una muerte similar a la que él tuvo.

    En cuanto a la venganza de Kim, no me la esperaba, he de reconocer que me pillaste desprevenido.

    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno en sí KIm era una afectada más por el terrible daño que la guerra de Vietnám causó en aquel país...

      UN abrazo!

      Eliminar
  51. vaya gafe.
    Si naciste pa martillo, del cielo te caen los clavos.
    Por suerte este españolito lorquiano se salvará y volverá a cometer otra gafada.
    Me recordaste la peli, La Chèvre.

    Besos, Josef.

    ResponderEliminar
  52. Te dejé un premio en mi blog! Un abrazo!

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs