sábado, marzo 15, 2014

Reencuentro y Restauración.

 
 Imagen tomada de Internet.

  Lucas se despertó y era de noche. Su casa —la que nunca tuvo ni le perteneció, pero heredó— estaba en el más estricto silencio. Aromas agradables, como el de las rodajas de pan que Miranda ponía a tostar, el césped todavía húmedo del jardín, el bálsamo a barniz del viejo ropero de la habitación, el invernadero rebosante de tulipanes, estaban dentro de él pero no en el ambiente. 
   Se levantó y caminó acariciando las paredes con suavidad, trataba de recobrar el pulso perdido o la intuición de su persona sin conseguir descifrar el enigma. 
   



   
   Entró en el salón y lo encontró tal cual. Allí estaban el viejo sofá indio con almohadones llenos de plumas de ganso, la mesa forjada a partir del noble tronco de un árbol hallado a la deriva en medio del océano, retratos de algunos reyes de la dinastía de los Habsburgo: Carlos I, Felipe II, Carlos II el hechizado, alfombras persas, tinajas chinas de porcelana vidriada, el bargueño dieciochesco de aliso rojo policromado con apliques dorados. Todo vacío y falto de esencia. Y Miranda ¿dónde estaría? Se sentó y trató de remontarse en el tiempo, a una época en la que su interior todavía vibraba. La encontró frente a él, mirándolo con ojos llenos de feliz expresividad, los mismos de cuando viajaron a Italia y se detuvieron sin dejar de contemplarse en lo alto de La Torre de Pisa. 
   Abrió la puerta corredera, subió las escaleras y entró en la habitación que compartieron. Se echó sobre la cama y recordó una noche de verano: la luz de una luna en cuarto creciente alumbrando la pradera y más allá, el banco en el cual se sentaron y besaron. Recuerdos añejos, depositados en estratos en su mente como los posos de un refinado Reserva lo llevaron más allá. Cogió la escalera de madera, la empotró en los enganches del techo y abrió la trampilla del desván; lo recibió un aire enrarecido. Se dirigió hasta el arcón de su padre el Almirante G. A., dentro encontró el uniforme azul algo apolillado pero conservando las charreteras, hebillas y distintivos. El viejo sable y un misal descansaban sobre unas mangas todavía engalanadas. Su padre, había sido alguien, cuando ser alguien todavía tenía sentido... 
   El rumor se dejó escuchar de repente: chirridos en el tejado. Se dirigió al ventanuco abrió y una oleada de légamo negro lo envolvió. Salió al exterior, de forma instintiva comenzó a bracear y según progresaba los sonidos cobraron sentido transformándose en gemidos y súplicas desgarradas; su vista se extendió sobre un paraje atroz. Donde una vez estuvo la ciudad de Garachico, se expandía una inmensa masa de lodo, sobre la que grupos de socorro y familiares entre los que se encontraba Miranda, picaban y escarbaban con inútil empeño. Permaneció junto a ella, tratando de hacerse notar y sin saber cómo hacerlo. Una fuerza incomprensible le impedía ponerse en contacto con ella. Nadie oyó sus súplicas, excepto los perros que aullaron y los gallos que cantaron agitados. De repente Miranda prorrumpió en un llanto desconsolado, extendió las manos al aire y se detuvo alterada. Él susurró: "¿Me sientes? Estoy aquí, puedo rozarte." Ella tardó unos instantes en contestar y cuando lo hizo, murmuró: “Sí...” "Y a qué esperas. ¿No eres feliz de haberme encontrado?" Y ella, con miedo y apocamiento, solo repitió: “Sí.” "Pues entonces ¡Abrázame y bésame!" 
   Se besaron, y al hacerlo, Lucas succionó la sangre de los labios de Miranda con delicadeza, luego cada vez más rápido, hasta hacerlo con cierta ansiedad. Y a medida que succionaba, su cuerpo antes vacío y sin límites, se fue llenando, hasta adquirir primero un perfil y luego una imagen. Y ese contorno era el de un hombre al completo, con un rostro claro y definido —todavía joven— de líneas suaves y contrastadas, que la miraban con dulzura. 
   Ambos sonrieron sin hablar, se dieron la mano y moviéndose como espíritus afables, abandonaron el lugar... 
   En el terreno bajo el que se encuentra la casa una estela reza: 

Lucas Grijalbo López & Miranda Fernández Varela. 
Fallecidos en la erupción del volcán Toqueipó. 
15 de Junio de 2011. 

      José Fernández del Vallado. Josef. 2014.
Esta obra está bajo una

Creative Commons Licenselicencia de Creative Commons.
Reacciones:

114 libros abiertos :

  1. Hola Josef, ¡qué honor en ser la primera en leer tu historia!.. ¡Qué lindo sería que el amor perdurara así, como esta historia, y poder vivir en la eternidad del recuerdo con esas personas amadas!... Como siempre, me encanta la sorpresa que reservas al final.

    Saludos,
    Katmarce--
    submarinopimienta.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y un honor que me visites siempre, mi estimada katmarce.

      Un beso y un abrazo!

      Eliminar
  2. Me ha resultado agradable de leer, y aunque espero un desenlace diferente al que imagino, siempre me sorprendes. El amor puede ser eterno cuando ya es finito. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi deseo en sí no Ester no es sorprender, sino crear atmósferas que nos abran la imaginación y nos ayuden a pensar mejor y encontrarnos más cómodos, si es que eso todavía es posible...

      Un abrazo Ester.

      Eliminar
  3. Comienzo tus relatos como quien abre una puerta con sigilo, sabiendo que algo misterioso hay detrás.He recorrido cada línea de puntillas esperando la sorpresa, buscando indicios, como haría un detective y el ambiente de misterio iba agudizándose con tu excelente arte narrativo.
    El final es inesperado; creía que había llegado a una escena esotérica, de ciencia ficción, con espíritus y visiones y hasta la inscripción de la lápida no nos revelas el enigma.

    Mi felicitación, Josef. Espero que al natural seas menos terrorífico.

    Un abrazo, y buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era tan esotérica o quizá sí. Lo importante era llegar a algo, y que es ealgo dejara su poso de reflexión en el lector. si lo he conseguido, mejor que mejor!


      Un abrazo Fanny!

      Eliminar
  4. De nuevo un interesante relato, esta vez pensado para la eternidad, si es que verdaderamente existe.
    Me gusta lo inexplicable y tu final ha sido algo desconcertante por lo desconocido.
    Si realmente se pudiera vivir eternamente, no sé si me apuntaría, nada es tan idílico como para desearlo siempre..

    Apretaos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, como nadie sabe (o quizá haya alguien que lo sepa en secreto) si la eternidad existe. pero como a todo ser humano me gusta pensar que existe. Por desgracia, soy demasiado racional y me temo que npo será así. De todas formas, acabaremos formando parte d ela matería orgánica supongo. Hoy no quiero darle más vueltas y vivir la vida lo mejor que pueda, respetando el entorno y a los demás, por supuesto...

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Me gustó mucho como lo fuiste construyendo, desde una realidad puntillosa hasta el amor eterno. Muy bueno. Un abrazo. Con tu permiso lo llevo para compartir en "Paracuentos"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Peregrino. Pues sí, el hijo fue naciendo y la historia se fue hilando; hasta llegar a un desenlace posible o imposible, pero al fin y la cabo un desenlace que a todos o casi todos nos gustaría tener...

      UN abrazo y muchas gracias!

      Eliminar
  6. El amor hizo crecer todo, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor es más poderoso de lo que creemos...

      Un abrazo!

      Eliminar
  7. le succionó la sangre de los labios, anda la de vampiros con mezcla de "dementores"
    esto de seguro da pa'más partes JOSEF... quizá una saga
    besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede parecer vampírico Elisa jajaja, pero te aseguro que yo no lo hice con esa intención...

      Besos!

      Eliminar
  8. pd... dedicado a quienes va el pie del ralato, es triste final para un amor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas. Acabaron juntos no? Luego no me parece triste. Tristes son las separaciones definitivas, que hay muchas hoy en día....

      Besos.

      Eliminar
  9. Una puerta al pasado que ha quedado suspendido, un camino hacía lo eterno, me gusta tu armonía, se siente la serenidad al visitarte, es un placer José, muy bello relato.

    Besos, buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que una puerta es como una memoria del pasado; un recuerdo de una casa, d elo que fue su vida; para luego volver a la realidad: el desastre. Y reconstruirlo y restaurar su amor interrumpido para toda la eternidad...

      Gracias Ame.
      Besos!

      Eliminar
  10. Qué preciosa narración, señor, qué delicadeza, la bùsqueda de la palabra perfecta. Y la utopía, también, de encontrarnos después... Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este relato Darío, me quedó más llevadero. Porque llevaba dos anteriores en los que mi mente estaba emboscada en la crudeza. No creo que sea malo ni lo uno ni lo otro; se trata de escribir. Y, por mucho que lo deseé, yo no soy dueño de mis impulsos. A veces son tétricos, otras metafóricos y otras incluso realistas...

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. me encantó! el amor sobrepasa cualquier estado material. El amor prevalece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor, creo haberlo dicho antes, es muy poderoso Carolina.
      Uno puede darse cuenta, ¿verdad?
      Lástima que haya otro sentimiento que, de momento, se esté imponiendo en el hombre al amor: el odio. pero creo solo es porque nuestro sistema, de alguna forma, no nos enfoca o educa en el amor y la empatía, sino en la rivalidad y competencia, que desemboca en desconocimiento mutuo y acaba condensándose en odio...

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Y ¿por que no pensar que es cierto?, así lo voy a hacer Jose, queda en mi memoria como la magnifica posibilidad del reencuentro sea en la dimensión que sea.
    Es tan fértil tu imaginación como los almendros que llenan ahora este Marid.

    Besos cálidos ♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, que buenos y bonitos los almendros. Mi imaginación? si la d3ejo volar a veces parece no tener límites, pero en cuanto la encasillo un poco, me bloqueo. por eso creo que es bueno soñar sin límites y no temer a hacerlo. Hay mucha gente que cree que ser soñador es de necios y solo conduce a la cerrazón, creo que se equivocan. Es tan malo vivir todo el tiempo ne la realidad, como hacerlo de forma indefinida en la irrealidad...

      Un gran abrazo tRamos!

      Eliminar
  13. Muy bueno bueno!!!
    Un relato delicado y con un buen toque de misterio que nos sorprende cuando al final nos enteramos que es una historia real.
    Una historia triste a la que le has dado un bello final, quizás así estarán ahora.
    Prefecto!!!!
    Cariños....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oriana lady Strange.
      Un placer recibierte. Y enciama si te ha gustado este relato tdavía me siento mejor. Porque es d elo que se trata, de hacer que el lector pase un buen rato.

      Un abrazo y bienvenida siempre!

      Eliminar
  14. Excelente, estimado José
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rick.
      Aquí seguimos, soñando y escribiendo y creando y soñando o todo ello junto je...

      abrazos!

      Eliminar
  15. Me encanta ese mundo de detalles que le proporcionas al lector, esa manera tuya de ir describiendo todo a tu paso: te conviertes en nuestros ojos. Y de esa manera he visto el cojín de ganso, la mesa nacida de un tronco a la deriva y el uniforme con charreteras de su padre.Me encanta. El final me ha dado un poco de vértigo, pero así es el amor, vertiginoso. Eso, que me encanta como escribes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Ángela, te vas a enfadar conmigo. Lo digo porque no me presento a la página que me presentaste, ni hablo contigo. No es porque no quiera hacerlo; al contrario. A mí también me encanta como escribes, el sentimiento es mutuo. Ocurre que no encuentro tiempo... no sé. Y necesito tenerlo para escribir más...
      Pero supongo que eso es lo que decimos todos los que escribimos jajaja.

      UN abrazo.

      Eliminar
  16. Y por si no me he repetido bastante: me encanta jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues amí también. Te comentaré sobre tu libro. Me doy cuenta de que desde que lo escribiste hasta ahora has evolucionado, y mucho. Lo cual es positivo, pero no lastra que tus historias de por entonces sean muy buenas.

      Abrazooos!!!

      Eliminar
  17. ✿⊱°•
    Uma história emocionante.

    °º。♪♫Bom fim de semana!°。♪♬
    Beijinhos✿♫° ·.
    Brasil⊱°•

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Inês. Si así te ha parecido, entonces seguro que lo es.

      Mil beijos!

      Eliminar
  18. Un mundo diferente...tu escritura. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno no tanto. Pero agradezco tus palabras, María.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Siempre impresionantes tus finales que en el desarrollo del relato ya se intuye que va a ser sorprendente.
    Juntos en espíritu bajo la tierra quemada...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bajo sobre ella, da igual. el hecho es que se encontraron y fueron capaces de unirse de nuevo y para siempre...

      Abrazos!

      Eliminar
  20. No sé si llamarlo relato emotivamente macabro y dulcementa amargo...

    Muy bonito, buen argumento y ágil escritura, bien conducido. Bravo.

    Un abrazo y tu cafelito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá tenga unpoco de las dos cosas, lo concedo...

      Gracias por el cafelito. siempre viene bien.

      UN abrazo.

      Eliminar
  21. Me gustó el ambiente en el que colocas a los personajes, su entorno, sus sensaciones.
    Encontrar en el otro lado a alguien querido y existir juntos en esa dimensión es algo mágico, algo que a todos nos gusta pensar.

    Estupendo relato José !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me gustó como lo viste Nieves. Significa que por lo menos te llegó...

      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Y sus almas permanecerán por siempre unidas en la eternidad de la muerte. Encontrar el ser al que se ama más allá de los límites de la realidad (la nuestra) es algo que todos de alguna forma desearíamos poder cumplir.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho. tengo algunos casos pendientes, ¿se cumplirán alguna vez? Sigue siendo una parte emocionante de la vida: la muerte...y su posible eternidad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  23. te vuelves nuestros ojos,cuando escribes, nos conduces de la mano a través de tu mirada,por esos parajes que creas,que resultan envolventes y mágicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si así lo hago, encantado de que sea posible lunaroja...


      Un gran abrazo.

      Eliminar
  24. Uf.... una historia intensa... que hace pensar... sabes, yo creo en la vida después de la muerte, tal vez en la reencarnación o tal vez en que no todo se acaba aquí....
    Un amor que perdura a pesar de todo, que va más allá de la muerte...que es simplemente eterno....

    Muchos besinos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y esa era mi intención: dar que pensar. Muchas veces terminas de leer algo y te quedas igual, entonces te haces una pregunta: ¿He leído o simplemente he contemplado unas letras vacuas? Naturalmente, cuando uno escribe (y ahí reside la parte emocional del tema) no siempre se consigue el efecto deseado o esperado. Con este relato al menos doy que pensar, lo cual ya es bastante para mí...
      Gracias Haydeé por tus acertadas palabras. A mí, desde luego, me gusta creer en esa vida después de la muerte, y sobre todo en qué emociones habrá. Sentirse vivo es la gran diferencia de nuestra forma racional de pensar, y creo que todos los seres humanos,agnósticos o no, egoístas o no, en nuestro interior, desearíamos seguir vivos siempre...


      Un abrazo.

      Eliminar
  25. Un comienzo lleno de añoranzas y un final para nada esperado. Me gustó leerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Preciosa historia de amor, con un final bonito y triste a la vez. Soñar no cuesta nada, sería maravilloso encontrarnos en el más allá con las personas queridas ¿? Me gusta el misterio que le imprimes a tus relatos, en este último sólo la imagen que le acompaña ya es intrigante, dos figuras ahí, medio difusas, ya te hacen pensar, después, cuando te vas adentrando en el relato, empiezas a intuir algo pero no ves nada claro y sigues leyendo con todo interés, esperando que llegue ese momento, en el cual todo empiece a tener sentido. Tengo que confesarte que me he sentido un poco perdida hasta llegar casi al final, después todo lo he visto claro. Me ha gustado mucho ese final de misterio y amor por encima de todo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que al final te hayas orientado, eso significa que en líneas generales el relato se entiende. A veces he escrito algunos que nadie era capaz de comprender jejeje. Naturalmente era por mi culpa, me perdía en disertaciones o en mí mismo...

      Un abrazo.

      Eliminar
  27. Mi querido Jose, cuando el amor es verdadero no se pierde, sino que vive eternamente en nuestro interior y nos hace sentirnos vivos y llenos de energía luminosa eternamente.
    Besos y enhorabuena por tan bella historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho, si realmente es verdadero permanece indeleble en nuestros corazones y nuestra alma...

      Un abrazo.

      Eliminar
  28. Me has recordado a las historias que nos contaron cuando visité Pompeia. Muchos cuerpos quedaron momificados. Entre ellos una pareja abrazada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya... menudos recuerdo he despertado en ti. Pero es cierto, yo también visité Pompeia hace unos años y recuerdo aquellas escenas, grabadas para la eternidad...

      Un abrazo.

      Eliminar
  29. Querido José , como ya te comente me resulta fácil meterme en la piel de los personajes y por eso este relato ha conseguido que un escalofrío me recorra la columna hasta la base de la nuca por la emoción. Creo firmemente en la trascendencia de las cosas que hacemos, pensamos y sentimos, como creo que las emociones son alta energía que se transmite a través del tiempo y el espacio.
    El amor es la más potente de todas las energías, la materia con que se construyo el universo y la única que lo mantiene unido.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es tal como dices, y yo así lo creo, en este mundo violento al final el amor sobrevivirá a todo lo demás y el odio nunca podrá ganar la batalla....

      Un abrazo.

      Eliminar
  30. Más allá de la vida e reencontraron sus cuerpos, dos almas que nunca se separaron.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabemos si más allá de la vida hay vida tal como nosotros la concebimos ahora. me gusta pensar que será algo diferente, como remontarse a otro estadio y si no... pues habrá que aguantarse y formar parte de la materia como una sustancia más...

      Un abrazo.

      Eliminar
  31. Buena historia Josef. Me pasa siempre con tus relatos, a medida que voy leyendo pienso cual será su final y siempre me sorprende...

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esmeralda. Como creo haber dicho antes por ahí, mi propósito no es sorprender sino crear atmósferas que nos inspiren y abran la imaginación y nos ayuden asentirnos mejor, o simplemente a disfrutar un buen rato...

      Un abrazo.

      Eliminar
  32. Me hacer sentir bien el pensar que aunque el amor acaba en esta vida, pueda llegar a convertirse en eterno al cruzar el umbral en la otra dimensión, bonito y evocador cuento, muy intenso como siempre a la hora de describir el entorno, me ha gustado,abrazos amigo Jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, creo que esl sentimiento es mutuo. Esperemos que así sea y si no, tampoco está en nuestra mano, ¿verdad? Aunque a lo mejor ¿si...?

      Un abrazo.

      Eliminar
  33. ¡Que historia más maravillosa! no se si por conocer perfectamente el lugar me ha llegado más pero creo que no son tus letras que siempre me enganchan

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gracias si la has disfrutado 40añera.

      besos!

      Eliminar

  34. Fantástico. Narras de tal forma que vives la situación.
    Bueno, y ese final... una maravilla.

    · un abrazo

    · CR · & · LMA ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata, de que leyendo viváis y disfruteis. No siempre se consigue.

      Gracias por la visita, d enuevo ñoco.

      Un abrazo.

      Eliminar
  35. Feliz encuentro, aunque sea entre cenizas y en el más allá.
    Salu2, Moderato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. cualquier lugar es bueno si el encuentro es feliz...

      Un abrazo.

      Eliminar
  36. Bueno muertes así dentro de la tristeza, resultan hasta confortantes. Muchos quisieran tener ese final.

    Un abrazo José.

    ResponderEliminar
  37. Un día que comienza viendo el retrato de El Hechizado no puede terminar bien. O sí, como en esta ocasión.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Amando, tienes razón. El Hechizado, menudo rey verdad? El que tenemos ahora, empezó bien pero se ha destapado como un auténtico reyezuelo...

      Un abrazo.

      Eliminar
  38. abrazarse y hacer tregua con el mundo aunque en ese abrazo se sienta el vacio de todo el universo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ellos no lo sientieron Jo. pero desde luego reconozco que hay muchos abrazos como el que describes...

      Y hablando de abrazos. Uno preo bie jugoso jejeje!

      Eliminar
  39. Excelente Josef. La fuerza del amor nos lleva a leer un relato que atrapa por las descripciones tan minuciosas que haces, interesante de principio a fin, misterioso, emotivo, con un final sorprendente entre realidad y ficción.

    Un placer pasar a leerte.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecido por tus palabras Sneyder, y siempre por la visita.

      Muchas gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  40. Precioso... misterioso, muy bien contado, como todos...

    Al final se buscaron, se fueron juntos... Un amor que traspasó la vida...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué más puedo decirte Misterio, cuando tú lo consideras "misterioso." Y claro que lo es... Creo que muchos amores, los de verdad, traspasan la vida.

      besos!

      Eliminar
    2. Sí, seguro que sí...

      Mil besos.

      Eliminar
  41. Historia de amor más allá de un final terrenal.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Darilea... cuántas historias hay así y no nos enteramos? me gustaría pensar que millones...

      Un abrazo.

      Eliminar
  42. "Aromas agradables...estaban dentro de él pero no en el ambiente..." tela!!!, creo que más o menos por aquí he empezado a rumiar la historia y no creo que termine hasta dentro de unos días. Me ha hecho sentir el miedo de lo que no termina de entenderse, el frío de la soledad, la angustia del sufrimiento y finalmente la calidez del amor. Igual no lo fui interpretando correctamente pero he tenido de todo. Vaya imaginación la tuya!!, no deja de sorprenderme.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nurocas, pones siempre tus sentimientos y sentidos al leer. Creo que así es como se debe de hacer... Te sientes mucho más cerca del texto, sino dentro de el...


      Un abrazo.

      Eliminar
  43. El amor , el verdadero amor, nunca muere. Reside en el alma
    Hermosa y romántica historia , José
    Un besito dulce
    Feliz semana !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sabes bien y lo entiendes MaRïA...
      Feliz de verte por aquí.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
    2. Como siempre tengo que hacer el viaje de regreso para leer tu respuesta, aprovecho para desearte ( aunque ya sean las 21:30) un feliz dìa de tu santo y te dejo un abrazote para que te sanes prontito vale?
      Venga ánimo!! que de estas no la pifias jajaja
      ( es broma)
      muuaksssss

      Eliminar
  44. Con destreza manejas la intriga, con un final inesperado. Muy bueno!!!!!
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si es intriga, pero así es como ha quedado. Desde luego el relato parte desde un punto que a uno no le hace pensar en su desenlace final....

      Un abrazo.

      Eliminar
  45. Mmmm Jose, ooootra genial..jaja

    Esta es tu magia al escribir, tras unas descripciones que se dibujan de maravilla en la mente de quien te lee, le tomas de la mano y le diriges siempre a los lugares más recónditos e inesperados de tu imaginación, aquí... bajo las cenizas del volcán de la memoria. Graaaacias no sabes el placer tan enorme que es leerte...

    Y además fíjate, tu nos regalas estas filigranas preciosistas hoy, invertido los términos porque deberíamos ser nosotros quienes lo hiciéramos a ti porque hoy es .. jaja ¡¡¡tu santo!!!así que...

    ¡¡¡FELICIDAAADEEESS!!! muuuchas muuchas...

    Montones y montones de besos, artista.. lo siento no te puedo regalar nada más que letras, solo que las mías no valen nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No digas que tus letras no valen nada María, sabes muy bien que no es así. Y por si no está al tanto te lo recuerdo yo, que disfruto mucho con las entradas de tu blog.

      Muchas gracias por la felicitación. la verdad es que este día no suelo celebrarlo y sí mi cumpleaños. Pero igualmente te agradezco sinceramente que te hayas acordado.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  46. Precioso, José. La comedia, el drama, todo es relativo. Porque en cualquier circunstancia, por dramática que sea... Triunfa sobre el sinsabor de la catástrofe, la maravilla del reencuentro. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mere.

      La maravilla del reencuentro, y más si hay amor, siempre perdurará, ya sea vivos o muertos...

      Un abrazo.

      Eliminar
  47. Admiro tu poderosa imaginación. Si elucubrar sobre el erotismo de una dentista ya es difícil, y consigues que parezca creíble... Hoy, me parece muy buena la manera en que nos "llevas" a la realización de un viaje romántico al más allá, pasando primero por una realidad inexistente. ¡Chapeau!

    tD1b, Josef.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a volvo.
      Si consigo hacerte viajar, aunque solo sea un ápice, y que desconectes con la relidad unos instantes, entonces objetivo conseguido.

      Un abrazo y un beso tambiém.

      Eliminar
  48. que escalofrio al leer las ultimas frases...
    amor más allá de la muerte...hermoso...¡¡¡¡

    un abrazo jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Fire. Creo que hay escalofríos peores que el aque aquí induzco jejeje.

      Se agradecen siempre, y ya desde hace años, tus visitas.

      Un beso.

      Eliminar
  49. Es de estos relatos en los que no me siento seguro, no sé qué estoy leyendo, no tengo anclas a los que agarrarme. Es al final, cuando veo que ambos están muertos y lo que pone en la placa cuando termino de poner pie. Por lo tanto solo queda volver a leer para enterarme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que, estimado Ximens, este es un relato construido con la intención deliberada de que el lector se sienta el desamparo, el vacío, la soledad de la muerte y la inseguridad del momento. Creo por tanto, que en el fondo has captado su esencia perfectamente.
      Gracias por la visita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  50. Te envío un beso José, te cuidas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ame, gracias por estar ahí.

      Pasaré a visitarte muy pronto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  51. Me ha parecido una historia muy tierna, repleta de recuerdos de unos maravillosos momentos vividos.Qué fuertes son los recuerdos de algunos lugares y, sobre todo, de quién llenó nuestra vida que aún después de muertos (horrible muerte, por cierto) te hacen regresar a ellos para volver a paladearlos.
    Al menos, la muerte los sorprendió juntos y juntos siguen.

    Ya me he dado cuenta de que este no es el relato "incendiario", aunque un volcán tiene su aquél j;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Nena Kosta, este no es relato incendiario pero en parte lo es, tal como dices.
      En cantado de recibirte otra vez.
      Un abrazo.

      Eliminar
  52. Lo he vuelto a leer, y no pierde su interés, ni deja de ser misterioso...

    Me encanta como escribes, me gusta visitarte.

    Muchos besos, José.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradecen tus visitas siempre, estimada Misterio.

      Me alegra que mis relatos sean de tu agrado. Por lo menos este. En todos no podré estar a la altura y satisfacer el gusto y la diversidad de lectores.

      Un abrazo.

      Eliminar
  53. una maravillosa mezcla.....................

    Besos

    ResponderEliminar
  54. mil gracias Josef por tusa huellas
    besitos y abrazos colorinches
    ten una jornada preciosa
    :D

    ResponderEliminar
  55. Me recordaste algunos relatos sobre el realismo mágico. La verdad es que tienes un don para esto de las descripciones y la recreación de los ambientes. Logras que entremos en ellos y nos sintamos protagonistas de tus historias.
    Esta por ejemplo me recordó un pasaje de Amar en tiempos del cólera.
    Y bueno, si en esos amores más allá de la muerte, hasta nuestros clásicos creyeron, como un Quevedo, porqué no habrían de seguir existiendo en el imaginario colectivo?

    Besos, Josef.

    ResponderEliminar
  56. Hasta que la muerte los separe...aunque en este caso ni la propia muerte fue capaz de separarlos.

    Muy bueno, como siempre.

    Abrazo grande.

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs