miércoles, marzo 12, 2014

Insustancial.


Imagen tomada de Internet.

Definitivamente, su vida estaba hueca. Lo asumió tras una noche en que no pudo reconocer los rasgos de los individuos que protagonizaron su sueño, la acción se volvió irrelevante y el color que esclarecía las situaciones, desapareció del entorno. Era aquel un sueño sin encanto, acción, o el menor atisbo de pasión. Encarnado por personajes frágiles y desmemoriados, incapaces de culminar las acciones. Un sueño donde lo único que quedaba registrado y además, de forma indeleble, era la total ausencia de emoción. Una quimera basada en una secuencia imprecisa. La de un conjunto de infelices extendiendo sus manos vacías... 



   
   Supo que en cuanto despertara lo olvidaría y no se volvió a preocupar, sin embargo aquello le condujo a advertir que el hecho de no preocuparse, si cabe, era lo más preocupante. 
   Horas después seguía abstraído en el sueño, trataba de darle la apariencia que todo sueño tiene; o uno cree, debiera tener. Para empezar, la circunstancia de que no hubiera una mujer; ya fuera amiga, hermana, prima, vecina, beata, y sobre todo amante o amor, le sacaba de quicio. Tuvo tiempo para repasarlo y apenas rescató una escena intrascendente. Estudió aquellos rostros, sin encontrar en ellos el menor vestigio reconocible. 

   Por la tarde recibió la llamada. Quedaron en verse en el centro. Nuevos pensamientos se transformaron en dudas. ¿Cuánto llevaba sin visitar la ciudad? 
   Cogió una manzana y se sentó. Desde que tenía noción, los brazos de su nodriza Kiruna, eran lo más que averiguaba su mente. En cuanto a su madre, incapaz de vislumbrarla, la imaginaba consagrada a él por entero. 
   Transcurridas unas horas seguía allí, congelado, en el mismo lugar. Un recuerdo lo llenó de angustia. Creía haber descubierto algo, no ocurrió nada: lo olvidó. Y en instantes, también se olvidó de su angustia. 
   Subió al vehículo. Joshua y Batista iban detrás. Nando manejaba, circulaba rápido. Las avenidas, rebozadas en la energía de la combustión surgían ardientes, y desaparecían a la vuelta de un nuevo recodo. Había otras máquinas. No reconocía sus marcas ni distintivos y aquel mutismo ¿siempre era así la ciudad? No la recordaba. Ni siquiera sabía si había nacido en un hospital, chalé, piso, residencia o un lugar en particular. Semejante escasez de recuerdos, adquiría un cariz inquietante... 

   La multitud se concentraba en la plaza. La encontró vasta, interminable, sofocante. Nunca la había reconocido así. Sujetos anónimos, de rasgos escuálidos, mantenían un silencio neutro y derrotado. Sus cuerpos, extenuados, destilaban gotas de sudor. Sintió aprensión. ¿Debía salir y mezclarse con aquella masa enfermiza? 
   No hizo falta. Los demás lo hicieron por él. 
  Abriéndose paso a bastonazos, alcanzaron el inapreciable estrado del centro. Aglomerados debajo, cientos de infelices extendían sus manos. Alcanzó a ver algo y recordó. Sus manos, no estaban vacías. Cada uno sostenía a un bebé. Había miles... ¡millones...! 
   El elegido era un niño sano y bien alimentado. Debajo de la tarima, rasgando el escrupuloso silencio, una mujer berreaba amargamente y eclipsaba a la muchedumbre. ¿La madre...? Escuadrones de jóvenes alerta, la izaron en volandas y se la llevaron. 
   Regresaron con él crío. Alguien le dijo. 
—Tu sucesor... 
   El vehículo arrancó. 
   Extendidas, las manos vacías de los miserables, manoseaban los vidrios blindados y suplicaban ¿por qué?, si tenían lo que él nunca tendría: familias, compañeros, y relaciones que les brindaban amor... 
   
   Su vida estaba hueca. De ese modo sonaba en sus oídos cada mañana, como la corteza de un tronco sin sabía. ¿Era un hombre poderoso? No le importaba. Y aunque se lo hubieran dado todo mascado, durante un imperceptible lapso, su mente se avivó y lo entendió: había dejado de pensar, de anhelar, de sentir, embruteciéndose hasta olvidar incluso en qué consistía el amor; cómo era, y lo que podía sentirse al indagar en unos ojos, acariciar la piel y percibir la calidez del aliento y con arrebato auscultar el corazón de la persona a quien se ama con locura... 
   
   Volvió la cabeza al exterior y trató de mirar. No estaba loco, consideró. Sus ojos miraron sin mirar, su mente pensó sin reconocer, y sumiéndose en un estado de abulia, se olvidó de todo otra vez... 

      José Fernández del Vallado. Josef. 11 Marzo 2014.

 

Creative Commons License 

 Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Reacciones:

83 libros abiertos :

  1. cuantos no solo sueñan este sueño lo peor lo hacen realidad desde sus privilegios más mezquinos Josef
    cada quien hace lo que le nace, y no siempre lo que le nace es empático y solidario, sino competitivo y hedonista

    besitos y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Elisa. Y por desgracia hay mucha gente que piensa que ser competitivo y hedonista en el sentido de satisfacer sus deseos innaturales están la fama, el poder político y el prestigio. Muchos de estos deseos son, precisamente, generados por las grandes empresas...

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Uf, que mal gusto de boca, la impotencia de los débiles siempre me deja para el arrastre...

    Muy buena tu entrata, la evolución del texto y el contraste entre tanto gentío público y la privada soledad mental del otro.

    Cafelito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero la impotencia, dejadez y hastío de los poderosos, peor es aún...

      Muchas gracias.

      Ese cafelito jejeje...

      Eliminar
  3. Ainss este relato me resulta inquietante... He sentido escalofríos al leerlo... Pienso en que cosas así también pasan y es desgarrador...

    Como siempre me has mantenido atenta de principio a fin del relato....

    Muchos besinos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cosaas así son las que les ocurren a los mandamases, y otros personajes...


      Gracias querida Haydeé.
      Besos!

      Eliminar
  4. Una vida hueca lo puede convertir en un gran depredador, menos mal que ni ganas de vivir tiene. Eso que se mantenga quietecito.
    Un inquietante relato, sin duda!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es... Muchos hombres cuyas vidas están huecas acaban convirtiéndose en eso: asesinos múltiples...

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Dicen que la cumbre es solitaria. Creo que efectivamente es solitaria la cumbre del poder, tal cual el poder se concibe. Haber llegado implica haberse despojado de mucho de lo humano con que se ha llegado a este mundo.
    Impresionante metáfora, querido Josef.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El poder... el poder... el poder...
      Obsesión de muchos y dominio de unos cuantos desalmados. para llegar ahí hay que ser frío..sí. Muy frío...

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola José... has reflejado en este relato cómo el poder puede embrutecer a una persona hasta el límite de no pensar, de no sentir, de no reconocer
    Esperemos que surjan personas que no se dejen esclavizar por ese poder tirano
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia, creo que medio mundo está así. Embrutecido por el poder del dinero....

      Besos!

      Eliminar
  7. Se le puede aplicar perfectamente a muchos políticos, quizás a más de los que nos imaginamos, ya que el poder los hace inmorales, crueles e impunes. Y lo grabe del asunto es que el pueblo les hemos dado ese poder, y a veces creemos que es un mal sueño pero cuando despertamos nos damos cuenta de la cruda realidad.

    Un abrazo José.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A políticos y también muchas, demasiadas, personas de la calle. solo viven y existen por una razón: el poder del dinero.

      Eliminar
  8. Inquietante relato, ¿o debería decir sueño? Excelente como siempre, José. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien podría ser las dos cosas... Muchas veces en la vida el sueño y la realidad son uno mismo...

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Me gusta mucho, es muy profundo...

    Se puede llegar a tantas conclusiones, a tantos por qués...

    Puede uno llegar a ese estado después de haber sufrido mucho. Puede uno pasarlo tan mal que se meta en una burbuja protectora. Una burbuja hecha de puro vacío.

    Lo que me inquieta es por qué arrancar a otros lo suyo?

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por qué arrancar a otros lo suyo te inquieta? Pues no entiendo cómo Misterio Azul. Acaso no es lo que pasa a diario en el mundo. Unos arrancan a otros lo que tienen, siempre ha sido así. Entre otras cosas la guerras son una forma directa de hacerlo, pero hay otras formas encubiertas en una falsa legalidad...

      UN abrazo.

      Eliminar
  10. José, ¡¡excelente e inquietante relato metafórico!.
    Desde el comienzo creas intriga y vas perfilando el personaje deshumanizado metáfora del poder.
    Describes muy bien esa muchedumbre desposeída de bienes materiales que se aglomera junto al coche,con un niño en brazos como queriendo que él encarne ese futuro. Yo lo interpreto como la masa social alienada por ese poder dominante.
    No saben que tras él hay un ser vacío, insensible, incapaz de reconocer al semejante, ni entregarse al amor.Un ser prisionero en su ego ambicioso.

    Me ha gustado mucho, José, Tiene intriga y filosofía y sabes mantener el interés por el desenlace.
    Mi felicitación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. más que metáfora, que admito que lo es, es también un perfil de una realidad que nos abruma. Se enteran nuestros gobernantes d elo que pasa realmente en la calle, o viven en una burbuja? Yo, más bien me inclino por lo segundo...

      Un abrazo Fanny!

      Eliminar
  11. Sin duda, todo era como su interior, lo bueno es que ha podido sentirlo así analizará, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si lo habrá sentido en realidad silvo, o ya se ha olvidado de ello....


      Gracias.
      Un abrazo!

      Eliminar
  12. A veces ciertos actos de poder, resultan tan inhumanos e insensibles que es mejor pensar que fue un mal sueño... y olvidarle porque el dolor puede que fuera insuperable.

    Un relato que no deja indiferente.

    Un abrazo José !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que son inhumanos e insensibles precisamente por lo que aquí resumo. porque los gobernantes, o poderosos, viven en otro mundo, y para ellos los demás solo somos su carnaza...

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Siempre pensamos que, los que más tienen se vuelven insensibles, opacos por el solo hecho de tener de más, pesimo sueño...de nosotros. En está vida se coce de todo...está padre el texto. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si es por elmero hecho de tener de más María, pero eso de que se les atrofian los sentidos, de alguna forma, parece cumplirse...

      Besos!

      Eliminar
  14. Un ser insustancial, sin sentimientos, sin empatía, que no tiene nada que verdaderamente merezca la pena, aunque a ojos del resto lo tenga todo. Es una suerte para él olvidar lo que es, (o lo que no es) Hasta ahí le llega la fortuna De lo contrario, ¿como vivir así?
    Es inquietante.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego. Es como un ser-lo he venido pensando- en un proceso de alzhéimer. cuando de pronto comienza a olvidarlo todo. Eso ha sido lo que de verdad me ha aterrado y dolido más.
      En sí es un texto que me causa más impresión que el anterior que escribí sobre la guerra; y mira que ya era fuerte el otro tema...

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Siento pena por la madre, José; el tener la certeza de que un día carecerá de sentimientos mata (ya) toda esperanza de poder recuperarlo.
    Creo que muchas madres a las que se le arrebata un hijo sobreviven gracias a esa esperanza, porque si hay sentimientos, siempre hay lugar para el amor y/o el perdòn

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego el tema de la madre en sí es espamtoso MaR-ïA. No se ma había ocurrido explorar en el asunto. Tú me lo has puesto en bandeja, y ahora no hago más que pejnsar en eso. Pero fíjate, para el protagonista también fue traumático...

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. La persona que tiene una vida hueca, acaba tomando, usurpando de alguna manera la de las otras personas. Me ha resultado inquietante pero me ha mantenido atenta, ese es el logro de toda historia buena. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... se convierten en seres preligrosos y voraces Ester...

      Besos!

      Eliminar
  17. Una muerte en vida, lo lamentable es que no se inmute por ello y trate de alejar ese vacío, un excelente relato José, tan parecido a tantísimos de los que habitamos este espacio.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo pensaba mientras lo escribía. El protagonista ya estaba muerto realmente...
      Triste. Últimamente me salen cosas así. Voy a tratar de cambiar la mentalidad, necesito escribir algo más vital!!

      Besos...

      Eliminar
  18. Siempre me he preguntado por qué lo sueños tienen la virtud de que a pesar de querer mantenerlos vivos una vez despertamos, suelen ir desapareciendo poco a poco o incluso en el mismo momento en el cual abrimos los ojos.

    Esforzarnos por recordar puede que saque a la luz más cosas de las que en realidad desearíamos reconocer, afectos nuestros que no son tales, miedos, falta de sentimientos... Y quizás, tan sólo quizás en ocasiones sirva para que esa persona se de cuenta de que en realidad su vida carece de todo aquello que los demás tienen e inconscientemente desearía tener para sí mismo. Vio como era en realidad. Tal vez cambie.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una excelente pregunta la que te haces. de forma indirecta yo también creo habérmela hecho muchas veces. Quizá sea mejor no saber la respuesta, podría resultar desagradable je....

      Besos!

      Eliminar
  19. Causa desasosiego.
    Salu2 sosega2, Moderato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé Dyhego. voy a tratar de que el próximo cause otras sensaciones más estimulantes quizá?

      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Un relato duro y que por desgracia existen esos personajes.
    Para algunos tener la vida hueca es morir en vida

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay mucha más gente de la que parece en ese estado. Por eso considero que nuestra sociedad está muy tocada y debemos acceder a otro estadio. desde luego no sé cómo se hará. pero debería hacerse...

      Saludos!

      Eliminar
  21. Excelente post, la realidad al alcance de unas palabras............las vidas huecas van muriendo cada segundo, desconocen que existen valores, desconocen el significado de la vida..........................

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las vidas huecas se generan a partir de nuestra sociedad residual... Existen y se multiplican cada día que pasa...

      Besos!

      Eliminar
  22. Los sueños esclarecedores no nos dicen sino lo que ya sabemos. Una vida, aparentemente perfecta y sin embargo fría y calculada. ¿Seguro que olvidó? Tal vez, salvo que sueñe de nuevo. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y soñará... pero no sabemos a dónde podrá llevarle el próximo sueño...

      Bsos!

      Eliminar
  23. Debe ser terrible vivir así...sin vivir...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Marinel, este sueño parte de ahí precisamente. Conozco gente que vive así: sin vivir... Y te aseguro que no es agradable verlos y entender una cosa. ellos quieresn vivir; pero la sociedad no se lo permite; son esclavos de ella hasta el punto de haber perdido sus derechos y su total libertad. Esto sucede en países, como por ejémplo, Perú. allí he conocido a unos cuantios que están ne esa situación de extorsión, esclavismo y desamparo legal...

      Besos.

      Eliminar
  24. Es un mal sueño... sólo un mal sueño.

    Si viviéramos nuestros propios sueños, muchos seríamos poco menos que monstruos cegados y vacíos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida yeste, valoro mucho lo que dices y estoy en casi todo de acuerdo, excepto en un solo punto: no todos los sueños son malos. Te lo digo sólo desde mi punto de vista. he tenido sueños enriquecedores y de los que he despertado con una sensación maravillosa. Naturalemnte estos sueños han ocurrido una vez cada bastantes años, pero sé que gracias a ellos, he tomado conciencia de circunstancias que no tomaba en serio y nunca los olvidaré.
      Desde luego, los sueños del prota de esta historia no tenían nada que ver con los sueños a los que me refiero. De esos -y ahora gracias a ti- hablaré o escribiré en otra ocasión.
      Se agradece la visita.
      Un abrazo!

      Eliminar
  25. Más que sueños pesadillas y lo peor de todo es que podrían estar basadas en hechos reales. Me gustó mucho tu estilo de hoy, plagado de adjetivos que dan mucho dinamismo a la lectura.
    Un abrazo,amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si de pesadillas hablamos este relato podría ser una de ellas jajaja...
      Me ha quedado muy pulcro, pero un tanto oscuro en su forma.
      A la próxima espero abordar algo más vital...la verdad es que después de estos dos últimos post ¡lo estoy deseando!

      Un abrazo Montse!

      Eliminar
  26. Un par de trozos me han recordado un viaje a un país africano...¡qué tristeza, qué impotencia!...
    Besos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí virgi... Reconozco que no es mi entrada más inspirada. Las malas sensaciones se adueñaronde mí por completo. Tal como está el mundo me pregunto... ¿por qué será?

      UN abrazo.

      Eliminar
  27. Por desgracia hay demasiados que son como los has descrito y da muy mal rollo pensar en ello sinceramente.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... sea como fuere yo escribo de todo. No me limito al amor, la belleza, la espiritualidad o la amistad. Creo, y por desgracia, que el mundo no está muy encaminado en esas direcciones, que me parecen las correctas, desde luego. Ocurre que en mis escritos aflora toda la podredumbre y basura humana de la humanidad. Es la que veo. Podría decirse que es como si tomase una foto interior y exterior de un personaje y quedara así reflejada...

      Un abrazo.

      Eliminar
  28. Ando mu liá ultimamente ... y como esta es una entrada insustancial y además sin protagonista femenina de peso y fundamento, pues me voy a la que leí por última vez y deje sin comentar.
    Alé, yo también con comportamiento errático e insustancial
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé de sobra Ishtar que este no es un relato para encandilar, sino para hacer pensar al lector y remover su conciencia. Textos bonitos sí, también los escribo. pero yo trabajo todos los temas que puedo, se me ocurren o afloran; y este, como un mal desperdicio, está al orden del día...
      El próximo será más vital. yo soy el primero en desearlo...

      Besos.

      Eliminar
  29. Qué manera tan terrible de perder la perspectiva, de llegar al reconocimiento de que no se sabe por qué ni cómo se ha llegado a un punto. Es como si los valores que en origen moviesen hubiesen quedado diluidos llegando al punto de no entender ni el lugar ni la sociedad en la que se vive. Qué miserable, qué pobreza de espíritu, que mezquindad...
    Una gran entrada, espeluznante...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Nurocas. Creo que yo también casi perdí la perspectiva escribiéndolo jeje...

      Tus comentarios siempre sensibles y acertados.
      Un abrazo.

      Eliminar
  30. Bravo sueño!!!! Excelente forma de llevarlo, manteniendo la intriga durante todo el texto
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo ves como un sueño lapislázuli, desde luego es má relajante. Aunque tampoco deje de serlo...

      Besos!

      Eliminar
  31. La eterna p paradoja el pez grande casi siempre se come al chico, abusar de la miseria de una parte desfavorecida de la humanidad me parece de lo mas denigrante, es sobrecogedor como el poder tiene al alcance de la mano, cualquier cosa que desee, un relato muy bien escrito que invita sobremanera a preguntarnos si cosas como estas pueden evitarse, me ha gustado mucho José,un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre sucede así Jose Amador. Esto es algo que me quema mucho. El hombre es un ser despreciable... porque esos seres poderosos se quedan con todo: dinero, riquezas, e incluso las vidsas de millones de personas...

      Un abrazo.

      Eliminar
  32. Me resulta relativamente fácil intentar meterme en los zapatos de los protagonistas de los relatos, yo pongo todo de mí parte pero el mérito es enteramente del autor.
    Apenas existen comportamientos humanos que no sea capaz de entender, que no disculpar, y este no es una excepción.
    El poder absoluto es un amante experto y entregado al que no podemos besar, en apariencia te lo da todo pero te niega lo esencial.
    Cualquier comportamiento que podamos imaginar habita en nuestro interior, en el de casi todos, pues siempre hay excepciones y aunque tendamos a olvidarlo siempre podemos elegir.
    Los sultanes otomanos "reclutaban" niños cristianos de los pueblos conquistados y tras someterlos a una refinada educación y a un duro entrenamiento formaron el más temible cuerpo militar del imperio a modo de guardia pretoriana, eran los jenízaros y se empleaban con dureza contra el mundo del que provenían. Algunos eran obligados pero muchos querían entonces, como quieren hoy, ser jenízaros.
    El relato es del todo sustancial, desde luego.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres el único que lees, diseccionas o entresacas el verdadero significado del realto y el título que lo acompaña: de insustancial nada, por desgracia.

      Un abrazo.

      Eliminar
  33. a veces el que posea uno más que otros o tengamos esa idea los vuelve suceptibles de juicios muchas veces equivocados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hummm... No creo entenderte con claridad, Jo. Qué es lo que intentas dar a entender? Que porque uno sea multimillonario todos se vuelven en contra de él de forma sistemática? Pues mira, si eso sucede en todas partes y de una forma más o menos general, creo yo que sus razones tiene o tendrá no? Como, por ejemplo, que muchos de esos multimillonarios o seres poderosos, se alimentan del efuerzo de millones de hombres, que trabajan de sol a sol y cobran salarios infames en lugar de como debería de ser; que algunos de eso hombres, ellos solos ganan más que la renta percápita de muchos países de los que precisamente se abastecen sus empresas y multinacionales. Que amasan fortunas que les darían para vivir cinco mil vidas, y sin embargo en lugar de donar (excepto unos pocos que lohacen) una parte sustancial, las congelan en cuentas de paraísos fiscales, y etc...

      Un abrazo.

      Eliminar
  34. Caballero placer leerlo, magnifica imagen, saludos cordiales!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Clolibrí.

      Un placer recibirte...

      Un abrazo.

      Eliminar
  35. Tenía tiempo sin pasar. Que alegría encontrar estas historias tan buenas y maravillosas.

    Me encantó la historia!

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agrdecido Carolina, te visitaré en cuanto pueda y recupere el aliento jajaja.

      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  36. Lleno está el mundo de estos zombis no de otra manera se explica la permisibilidad de tantas injusticias y tanta obediencia en masa a escala planetaria.
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es... Gente qeu obra sin pensar, sin vacilar y sobre todo, sin remordimientos ni recuerdos...


      Un abrazo.

      Eliminar
  37. Es lo que tiene el poder y las vanidades cuando se apoderan de las personas, al final solo les importa lo material, no me sorprende nada que en algún momento lleguen a sentirse solos y vacíos, vacíos de sentimientos y de afectos; no me gusta el poder, es frío e inhumano. Un relato que tiene mucho de realidad.

    Que pases un feliz fin domingo José, un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Me dejas con un amargo sabor de boca...
    Estupenda también esta
    Un beso mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer recibirte de nuevo.

      Gracias por la lectura.

      Un abrazo.

      Eliminar

  39. Tremendo. Muchas veces nos encontramos en la situación de preguntarnos cuanto hay de hueco en nuestras vidas, y que es lo que llevamos en las manos. Después, o despertamos, o nos introducimos de nuevo en esa abulia que nos protege del exterior.

    · un abrazo

    · CR · & · LMA ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es ñoco y de hecho gran intuición, has acertado. De esa pregunta nace precisamente el fondo de este relato, ciertamente desasosegante porque se acerca mucho a la realidad...

      Un abrazo.

      Eliminar
  40. Cuando quieres transmitir inquietud en el lector lo consigues. Enhorabuena.

    A veces es más fácil, cerrar los ojos y dejar que la abulia y la apatía vuelvan a nuestra vida que cambiar todo lo malo que hay en ella, aunque nos repugne.

    Lamentablemente el camino fácil es que escoge la mayoría.

    Salud y abrazos

    ResponderEliminar
  41. Muchas veces he pensado esto que tan magistralmente has escrito ¡qué solos deben sentirse los poderosos! ¡¡qué solísimos cuando en la noche desarropados, desnudos del aroma que desprenden los séquitos que les envuelven durante el día se ven solos ante un espejo... seguro que no duermen, seguro que les aterra ver lo solos y vacíos que se sienten en sus sueños cuando sueñan.

    Me ha encantado, como siempre.

    Un beso grande y mil gracias.

    ResponderEliminar
  42. José, siento que tu prosa no acaba de entrame, me sobrepasan tantos conceptos, tanto meterse en el interior del personaje. Muy oníricos, quizás. No sé.

    ResponderEliminar
  43. Impresionante relato...situación social muy bien evidenciada.....el que todo lo tiene, al fin de cuentas no tiene nada....sólo una vacía y hueca vida que no sabe ya con que más llenar...los sentimientos propios se le fueron y por los demás , ni que pensar ....vive sin vivir en él , sin conocerse ...de donde viene ...y lo peor sin saber donde llegará....y los otros a los que se debe , que se las arreglen ....
    Amargo sentir me deja....pero muy buen escrito
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  44. Resulta fácil lavar la conciencia de esta manera, sabiéndose prepotente y sin pensar en las consecuencias de los actos prodigados.
    Es triste, pero buena parte de la Humanidad también lo es.
    Besos, Josef.

    Llevaba mucho retraso con todos, pero leerte siempre es viajar a otros mundos y es un placer, de verdad.

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs