viernes, julio 03, 2009

Aquí regalan Estrellas.


A menudo me sorprende la belleza de Afganistán. Sus campos de opio me recuerdan a los terrenos de amapolas durante la primavera de Pensilvania. Aquí, sin embargo, no es primavera. Esa estación no existe, o todavía no he podido disfrutarla...
El otro día podría haber reventado al pisar una mina y no lo hice; estaba desactivada. Los talibanes que la colocaron tenían prisas y olvidaron activarla.
Muchas veces, cuando tras una larga caminata estoy a punto de desfallecer, escucho mi corazón martillear en mi pecho y pienso en Rebeca. Cuando hacíamos el amor mi corazón se ponía a cien como ahora. Pero ahora no hago el amor, sino la guerra.

A mí no me gusta la guerra, pero necesito el dinero. Tras un par de años sin empleo fumando crak y ocupando inmuebles abandonados alguien me dio la solución. “Siempre tendrás un lugar donde descansar y amigos a tu lado,”me dijo.
Nada era cierto. Dormimos en cuevas y los amigos duran lo mismo que un par de puestas de sol.

Pero esto es bonito; es bonito hacer el bien y sentirse vivo. Lo que ya no es bonito es adentrarse en el área donde ha sido arrojada una “cortadora de margaritas.” Es una bomba de combustible vaporizado; sofoca los cuerpos de las personas. Encontramos víctimas arrebujadas alrededor de grandes charcos de sangre fluyendo de sus cuerpos a través de pequeños orificios. Es una manera violenta y dolorosa de morir. En una palabra: ¡Una putada!
Dicen que los Talibán están a punto de perder pero yo no lo creo, cuantas más razones les demos para luchar menos tendrán que perder y más que ganar.
Conocí a una mujer Talibán; llevaba la burka todo el día, no se la quitaba ni para dormir. Al principio me escandalizó. Ahora me escandaliza más que en nuestro país se liquiden sueldos de quinientos dólares diarios, cuando aquí y en el resto del mundo no hay dinero ni para un maldito grano de arroz.
La violamos... Sí, a la Talibán. Para que dejara de serlo. Queríamos que fuera como nosotros. Queremos que el “Mundo” sea como nosotros, que siga nuestros pasos. Somos los buenos... ¿no?

Apareció al día siguiente, colgada de un árbol. Ellos la mataron; los suyos. Nosotros la hicimos puta y ellos se encargaron de acabar con su oficio. No quieren putas sin burka, en cambio nosotros las deseamos libres y desnudas, como a los cochinillos.
Cogieron a Charlie y a Sánchez y les abrieron el escroto, les hicieron comerse los testículos, los despellejaron, y los soltaron desnudos; a su aire... No los mataron. Lo que les hicieron es casi peor que la muerte.
Cuando los encontramos ni siquiera tenían fuerzas para gritar. Nunca se recuperarán... ni olvidarán...

Dicen que esto no es como Vietnam, de eso estoy seguro; nada es lo mismo. También estoy seguro de una cosa. Cuando vuelva, si vuelvo, ya no seré el mismo. Antes, pese a malvivir, era capaz de amar. Ahora dentro de mí no hay amor sino muerte, e incluso la imagen de Rebeca comienza a esfumarse...
En realidad ya no quiero volver... ¿para qué? Si no soy nadie. Solo un hombre con el ilusorio poder de un fusil. Matar no es poder sino vergüenza y cada vez que asesino mi cuerpo se tiñe de vergüenza... Hay tanta vergüenza dentro de mí que no soy capaz de mirar a nadie directamente a los ojos y sentirme yo mismo. ¡No soy nadie! Nunca lo fui. Pero ¿es más que yo aquel que nos mandó venir a matar? ¿Por qué se lo cree si él es el jefe de los asesinos en serie...?
En eso me he convertido, en un asesino en serie de esos que tanto preocupan en la sociedad actual. Aquí, por lo menos, cuando nos mandan a casa, regalan estrellas...


José Fernández del Vallado. Josef. Julio 2009.


Reacciones:

35 libros abiertos :

  1. ¿Es un relato o el extracto del diario de un soldado? De un soldado Made in USA. Qué más da, es escalofriante, ¿por qué me suena real? Lo habré soñado. Sí, sin duda.

    Te dejo un beso, y me quedo pensando.

    ResponderEliminar
  2. Es tan escalofriante y tan espeluznante amigo, es que tu narras las historias con tal magnitud que es como si estuviese viendo una pelicula, pero lo mas atroz es que es real, esto esta sucediendo en este mundo.
    Besitos siempre
    Janeth

    ResponderEliminar
  3. Simplemente escalofriante , pero es peor pensar que es real.
    Hace un año fui a despedir a mi hijo al aeropuerto y había un grupo grande de hombres esperando en grupo un avión de "vuelo especial", viajaban a matar por un sueldo para poder mantener a sus familias....demasiado triste.
    Besitos,

    ResponderEliminar
  4. Lo he vivido y se me ha estremecido el alma amigo mio, siempre digo lo mismo pero es que me dejas sin palabras Josef...lo relatas tan bien que parece que cobra vida, besitosssss con cariño y cada vez lo haces mejor...

    ResponderEliminar
  5. Un estremecedor relato
    un beso y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  6. profundo relato y muy bien narrado..de tal forma que nos vas llevando hasta el desenlace sin pestañear...
    felicitaciones, me encantó!!

    besitos y buen finde

    ResponderEliminar
  7. Un retrato escalofriante de los horrores de la guerra.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Afganistán...difícil solución a un puzle de tribus, razas, culturas...menudo lío. Y para coronarlo...los talibanes. En fin...cada uno tiene su opinión pero... me quedo con la civilización occidental...en su injusticia la veo infinítamente más justa. El relato...duro pero real.

    Abrazos josef

    ResponderEliminar
  9. MODE!!!!

    QUE FUERTE, QUE DOLOR, QUE ODIO, QUE INJUSTICIAS, QUE TRISTEZA, QUE HERIDAS FÍSICAS Y PSICOLÓGICAS, QUE ANGUSTIA ME PRODUCE TU RELATO, ME PONE TRISTE....ASESINOS AMBOS...EL QUE MATA Y EL QUE MANDA MATAR Y AMBOS EN SERIE....

    QUE FUERTE!!!!

    UN BESO MI NIÑO...ESPERO QUE ESTÉS BIEN....

    ResponderEliminar
  10. Puff, muy fuerte Moderato y tan real como que ahora mismo puede estar pasando en cualquier ladera de allí.

    Un abrazo Moderato

    ResponderEliminar
  11. Un texto que te moviliza el alma y te deja una triste sensación!! te dejo un gran beso

    ResponderEliminar
  12. Pobres luchando contra pobres.
    Y los ricos muertos de risa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Que esto lo lea un 4 de julio, me pone la piel de gallina...

    Besicos

    ResponderEliminar
  14. más tarde o más temprano las fuerzas ocupantes tendrán que salir de Afganistán sin haber resuelto el conflicto.La vecina Pakistán está siendo pasto del integrismo.
    Esta guerra la tienen perdida quienes la provocaron por mucho que duela
    Es un humilde opinión

    ResponderEliminar
  15. COMO LA VIDA MISMA...ES LA VIDA ...
    BESOS A TU ALMA JOSE.MJ

    ResponderEliminar
  16. Un abrazo, amigo, y feliz fin de semana...!

    ResponderEliminar
  17. Uf! totalmente estremecedor.
    Muuuuuacks!

    ResponderEliminar
  18. Me dejas sin palabras, amigo mío. Nunca antes vi a alguien describir el horror, el horror de la guerra con tanta fidelidad.

    Espeluznante, pero a la vez me provoca una gran curiosidad. Grandioso.

    Un fuerte abrazo, amigo mío

    ResponderEliminar
  19. en todos lados se regalan estrellas y se condecoran asesinos
    en todos lados incluso en los mejores sitios que uno pudiése pensar
    asesinos de sueños de amores de gestos de esperanzas de deseos de avance y de emprender
    cuantos van por ahí tirando a matar a cuanto iluso corazón cree que es posible construír un mundo mejor

    cuántas estrellas fueron vidas y que hoy nos alumbran desde su eternidad?

    besitos josef
    reflexivo texto
    y no me hagas mucho caso, estoy en mi lado oscuro lunar:=)

    ResponderEliminar
  20. Bueno, buenísimo; impresionante por la crudeza, porque lo imagino real, porque es así, porque no es como Vietnam, no, es peor, porque es reincidente, cruel y es así.

    Ufff!!!, la piel de gallina.

    Un beso muy grande.

    :) Reina

    ResponderEliminar
  21. ¡De concurso!
    Hoy te saliste de la escala de medidas
    Genial de veras
    Explótaló Josef.
    Imagino que lo conoces, pero:
    http://www.escritores.org/recursos/concursos.htm

    Besos

    ResponderEliminar
  22. me pierdo ,en tus escritos, de forma irremediable, lastima que el final llegue tan pronto, un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  23. La descripción de la guerra con la perfección de un bisturí en la cátedra de anatomía. Tienes la virtud de ponernos los pelos de punta. Abrazos.

    ResponderEliminar
  24. Hola Josef:
    Hemos creado una página para centralizar todo lo referente al "I Encuentro de Poesía en la Red"; el enlace lo tienes en el perfil de este mensaje o en: http://encuentropoesiaenred.blogspot.com
    Si quieres puedes enlazarlo en tu página.

    Aprovecho para invitar a cuantos lean este mensaje para que se unan al encuentro que tendrá lugar el día 26 de Septiembre en los locales del Café Gijón situados en el Paseo de Recoletos, 21 de Madrid. Será necesario inscribirse en la página arriba señalada por cuestiones previas de organización.

    Agradecemos tu asistencia.
    Un fuerte abrazo.
    Emilio.

    ResponderEliminar
  25. Tremendo relato pero que bien lo describes, así debe sentir quien es obligado a matar por su patria o por lo que los poderosos creen que es.

    Besos

    ResponderEliminar
  26. Josef, que triste y duro relato. Pensar que es semajante a la realidad. Esos personajes que vuelven de esos lugares de horror, de muerte, de violaciones, de torturas, nunca vuelven a ser las mismas personas. Se pierde las ganas de vivir, y se tiñe todo de oscuridad. Deja que pensar este texto.
    Abrazos y besos

    ResponderEliminar
  27. Josef, la clave de todo está en "queríamos que fuera como nosotros" "queremos que el Mundo sea como nosotros, que siga nuestros pasos. Somos los buenos ¿no?" escalofriante, de terror!

    No hay respeto a los derechos humanos, ni valores, ni humanidad.

    muchos besos,
    me vas a dejar sin dormir toda la noche! ;)

    ResponderEliminar
  28. Muy bueno como siempre, y no dudo que es un relato real que en estos mismos momentos pasan cosas asi y peores y que si estos tipos no mueren allá cuando vuelven son los futuros locos de mierda que disparan a mansalva hasta que la policía los ultima.
    Te felicito

    ABrazo

    ResponderEliminar
  29. Estremecedor relato...muy crudo, pero que habla de una realidad que no se cuenta...leía por ahí uno de los comentarios que decia que prefería a la civilización occidental pues fuera de todo...que en su injustia era más justa...pero realmente es así? No será que el 'odio' hacia nosotros, los 'occidentales' es simplemente porque intentamos imponer algo que otros no son? Por que esa manía de andar segregando el mundo en bandos?

    Saludos,

    Joselo

    ResponderEliminar
  30. Lucha de los pobres. Esa de la que los ricos se mantienen al margen.
    Me gusta el tono del texto, como el de una confesión a medias...
    Un abrazo, Jose.

    ResponderEliminar
  31. olaaaaaa
    pasate por mi blog que te he dejado un premio
    BeSuCoS

    ResponderEliminar
  32. Fantástico relato de esa crueldad del mundo islámico...ya en la guerra de Argelia tan próxima a nosotros las cabezas aparecían cortadas con los genitales en la boca...(fotografías del Ministerio de la Guerra francés...)
    Choque bestial de dos civilizaciones totalmente opuestas...¿Vencerán y nos invadirán una vez más los bárbaros....?
    (nos conoceremos en el Café de Gijón el día 26 de Septiembre...) un abrazo de azpeitia

    ResponderEliminar
  33. ...que duro Josef!!! y lo peor es que es cierta tanta crueldad en algunas partes del mundo...ojalá cambien muchas de esas cosas algún día...un abrazo...

    ResponderEliminar
  34. Estremecedor tu relato. Pero más estremecedor es que la humanidad se está inmunizando ante tanta barbarie.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. Qué duro!, pero no por eso, menos certero.
    Gran relato.
    Besos salvajes.

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs