lunes, enero 04, 2010

La Torre de Hielo.



Por la tarde, la tormenta de nieve navideña barrió la ciudad con la eficacia de una escoba limpiadora, dejando sus calles blancas, cuajadas de finos cristales de hielo...
Awaché estaba solo. Ya no tenía un tipi como antes, ni mujeres y críos que le proporcionaran el calor necesario, y menos perros de los que alimentarse o con los cuales salir a cazar.
En treinta años, el lugar que una vez fue un amplio bosque floreciente en las riberas del río Icho, se había transformado en la ciudad de sílice, y sus dioses blancos moraban felices creando hogueras dentro de sus cuevas de piedra e intercambiando papeles verdes, creados por ellos y entre ellos...
Caminó hasta la Torre de Hielo, pagó por entrar con sus últimos dos dólares y medio. Dentro del elevador, excepto el ascensorista, no había nadie. Subieron sin intercambiar palabra. Cuando las puertas se abrieron una oleada de frío glacial invadió el interior del recinto. El hombre miró con indiferencia al viejo y haciendo un gesto con la mano lo invitó a salir.
Las puertas se cerraron a sus espaldas.
Awaché caminó cinco pasos, se encaramó a las escaleras metálicas y comenzó la ascensión. Lánguidamente su figura se difuminó en el blanco eterno del firmamento hasta convertirse en invisible.
Nadie lo echó de menos...

José Fernández del Vallado. Josef. Ene 2009.


Reacciones:

32 libros abiertos :

  1. Una dura y triste realidad que nos enfrenta con la prepotencia e indiferencia de muchos, cambios forzosos que seguirán pasando lamentablemte. Bello tu relato a pesar de que ese final me deja dolor en el corazón. Un fuerte abrazo y un beso, en este nuevo año mi querido amigo. Espero que estés muy bien.

    ResponderEliminar
  2. feliz año...triste relato para inagurar una año, aunque no más cierto

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Fuerza en tus letras tocayo,aunque el dolor me atrapó.
    Te dejo un regalo en mi mundo.besos.MJ

    ResponderEliminar
  4. Hola cielo un bello relato pero con un final trsite te deja el corazon encojido
    un beso muy grande y feliz año

    ResponderEliminar
  5. hola mi querido amigo, precioso el relato como siempre, felices reyes
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. buen relato aunque triste....
    felicitaciones por lo que transmites con tus letras..

    mil abrazos y buen año

    ResponderEliminar
  7. Un relato duro y triste como a veces la vida misma.
    Muuuuuuuuuuuuuuuuacks!

    ResponderEliminar
  8. Es trite, pero es así, y tal vez nadie se de cuenta y no se le eche de menos...

    Feliz año Jose, Un besazo muy grande, ojalá todos tus sueños secumplan en estos días.

    Muakaa

    ResponderEliminar
  9. Tu creees que alguien nos echará de menos si no estamos?

    Besicos

    ResponderEliminar
  10. Soledad, tristeza. Para muchas personas eso es lo que conlleva la "civilización"

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Qué terrible debe ser la soledad absoluta...

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Y hay tanta gente que está así de sola y que cuando desaparece nadie se da cuenta....

    ResponderEliminar
  13. Tan real como triste. Esa invisibilidad que nos acompaña de vez en cuando y que tanto duel...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Triste y real...la soledad, la indiferencia..hacen acto de presencia..
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Hola amigo mío.
    Es un relato certero. Y digo certero porque ¿cuántas veces nos creemos el ombigo del mundo y no pasa nada si nos vamos? ¿Quién nos recuerda?
    Un paisaje níveo, como corresponde a la época.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. es triste que una vez no estes nadie te eche de menos, pero es tan real

    besos y feliz año

    ResponderEliminar
  17. .



    ...saludos Moderato, buena vibra para vos en este año ke ya corre...

    .

    ResponderEliminar
  18. hoy me he sentido tan....
    perdida?...sola?..
    apatica?...cansada?...
    tambien me hubiera gustado desaparecer asi....

    sobre todo por ver si alguien me echa de menos...

    ufff..
    perdona...
    descargue contigo...


    un abrazo moderato...y feliz año...

    ResponderEliminar
  19. Es increíblemente doloroso como desaparecen todos los cimientos de nuestro mundo, aquellos de los que queda tanto por descubrir...

    Un fuerte abrazo, amigo Josef

    ResponderEliminar
  20. dolor, angustia , realidades
    y verdades que se caen sin poderlas salvar
    al final somos un número más en toda la estadística

    Un abrazo fuerte Josef y muchas felicidades hpy y siempre
    besitos:=)***

    ResponderEliminar
  21. He sentido miedo al compararlo con el futuro que nos espera. Y lo peor, desaparecer sin que nadie note tu ausencia.
    ¿Será así algún día?.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Con el tiempo vamos generando más indiferencia, hasta que finalmente desaparecemos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Me ha parecido un relato estupendo, corto, conciso, pero creo que no le falta nada.
    Besos felinos.

    ResponderEliminar
  24. Andamos tristes querido Josef y yo contigo me siento igual...en fin tendremos que subirnos para arriba como podamos...excelente relato cielo...besitos

    ResponderEliminar
  25. Buenísimo relato tiene su encanto entre la nebulosa de su triste final, feliz año nuevo Josef.

    Besos

    ResponderEliminar
  26. Alguna vez he soñado, o mejor dicho, he imaginado mi muerte y que personas asistirían a mi entierro. Me he visto allí tumbada pero observando quien lloraba, quien estaba, quien sentía y ... cuando he dejado de imaginarlo también he dejado de pensarlo por que seguramente lo que que ocurra en realidad ese día, no tendrá ningún parecido con lo imaginado.

    Bufff vaya paja mental no?, disculpa.

    Besos Josef

    ResponderEliminar
  27. Ante la soledad termina uno desapareciendo en su propio mundo...

    Muy buen cuento. Te felicito.
    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  28. Josef:
    Quisiera desearte un año esplendido y lleno de retos, de montañas que se puedan subir y de logros para celebrar en la compañía que más desees.
    Me encanta recibir tus visitas y espero compartir contigo mucos más momentos agradables.
    Te deseo lo mejor!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  29. Y lo más triste es que esa ascensión, ese camino, es la indiferencia y el cruel olvido.

    Como siempre, es un placer leerte.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  30. Qué triste ascender para perderse en la soledad fría y punzante que describes...

    Un abrazo y que tengas un excelente año

    Jose Luis

    ResponderEliminar
  31. Yo creo que el ser humano es peor desde que existe esos papeles verdes para intercambiar...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  32. Se siente frío
    pero en algo
    es hermoso.


    Un beso.

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs