martes, junio 01, 2010

Cambio de chip.



Llevaba una mañana de perros en la oficina. Trataba de iniciar un documento procesal por trigésimo cuarta vez y al fin estaba logrando arrancar cuando me di cuenta; no lograba ver con claridad las palabras. Aumenté el formato de las letras de doce a catorce y la cosa por fin mejoró. Imperturbable proseguí escribiendo durante cosa de un cuarto de hora, entonces de nuevo sucedió; volví a perder claridad. Cogí un trapo, me levanté del asiento y lo pasé por la pantalla varias veces, me retiré un momento las gafas, las limpié, aumenté a dieciséis y recuperé la visión durante diez minutos más, después las letras comenzaron a hacerse borrosas. Preocupado me pregunté. ¿Qué estaba sucediendo? ¿Era mi vista? ¿Perdía visión? Giré la cabeza hacia arriba y con asombro descubrí que la lámpara que colgaba del techo era menor a como la recordaba o ¿estaba más lejos? Miré hacia el centro del despacho y sucedía lo mismo. Algo estaba cambiando. ¿El espacio se ampliaba? Aumenté el formato a dieciocho y la lámpara se alejó más todavía. Las gafas se me cayeron, las teclas comenzaron a aumentar hasta que mis manos apenas llegaron a abarcarlas. Y, a la vez, el asiento giratorio se me fue quedando grande. Para seguir tecleando tuve que saltar sobre la mesa y de allí tomé impulso sobre las teclas. Acabé abrazado a una tecla, tratando de no colarme entre las ranuras que se abrían en su base. No había duda, la estancia se agrandaba o quizá era yo quien perdía la proporción de las cosas. Traté de gritar pidiendo auxilio, no pude más. Me resbalé sobre el vértice de la tecla W y caí entre la Q y la A.

Debajo del teclado había un sótano condenado por una red infranqueable. Caí sobre una gota de esputo y navegando por el perímetro me encontré con operarios que habían sido despedidos de forma misteriosa e irrevocable hacía algunos años. Me recibieron festejando. En la fiesta los alimentos eran briznas de pan y la bebida estaba constituida por micro gotas de humedad. Me mostré francamente desesperado, en cambio ellos, felices de tenerme a su lado, me felicitaron y explicaron a su manera cual había sido mi proceso. Dijeron: “No has sido despedido sino ascendido ¿no te das cuenta de quien eres ahora? Mira a tu alrededor y sabrás de verdad quienes somos.” Hice tal y como me decían y un alarido de espanto escapó de mi interior. Estaba rodeado por multitud de chips de silicio, habían reducido mi utilidad hasta convertirme en memoria. “Eso no es cierto del todo, dijo uno de ellos y añadió. Ahora eres un potente microprocesador con 9,3 millones de transistores de la Transk – Corporation,” y mirándome satisfecho me preguntó. “¿Qué te parece? ¿Chulo no?”

No pude hacer menos que echarme a llorar y me recalenté tanto que una chispa provocó un cortocircuito, las oficinas ardieron y en una explosión salí proyectado por una ventana y caí al pavimento.
—Vaya un chip!!! Exclamó un niño llamado Drow, mientras me recogía emocionado. A su lado, saltando, apareció otro muchacho. Drow le preguntó.
— Dime Kusan, tú que sabes ¿Qué puedo hacer con el chip? Kusan puso el rostro serio y pensativo y desplegó su infinita sabiduría.
—Pues depende del chip... Puedes hasta dumpear* (pasar el juego a una memoria SD*) juegos de Wii* con el WiiKey* me parece, evidentemente puedes jugar juegos de GameCube y ahora que han podido “hackear” el wii para utilizar todo su hardware, tal vez se desarrollen emuladores* y demás en otras consolas. Películas no se pueden ver, creo...
—Fantástico, me lo quedo. Dijo Drow ilusionado.
La verdad, no entendí nada sobre aquella jerga de fanáticos de los juegos.
Por la noche me llevó hasta su casa me metió en una consola de Nintendo, sentí un cosquilleo agradable y aquí sigo, funcionando.
_________________

José Fernández del Vallado. Josef 31 de mayo 2010.

DUMPEAR*: Dumpear es cojer un juego/software original (en diskette, cinta, cartucho, etc...) y conectarlo por algún medio a un ordenador y volcar (pasar) los datos de uno a otro, para poder crear una imagen (archivo/s) del juego en el ordenador.

SD*: Secure Digital (SD) es un formato de tarjeta de memoria. Se utiliza en dispositivos portátiles tales como cámaras fotográficas digitales, PDAs, teléfonos móviles e incluso videoconsolas (tanto de sobremesa como la Wii como portátiles como la Nintendo DSi), entre muchos otros.

Wii*: Pronunciado en español güí es la sexta videoconsola de sobremesa producida por Nintendo, fue desarrollada en colaboración con IBM y ATI. Es la sucesora directa de la Nintendo GameCube y compite actualmente contra la Playstation 3 de Sony y la Xbox 360 de Microsoft como parte de las videoconsolas de séptima generación.

Emulador*: En informática, un emulador es un software que permite ejecutar programas de computadora o videojuegos en una plataforma (arquitectura hardware o sistema operativo) diferente de aquella para la cual fueron escritos originalmente.

El Wiikey*: es un modchip actualizable

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Reacciones:

44 libros abiertos :

Post más visto

Otra lista de blogs