jueves, enero 20, 2011

A Cinco Mil Metros, más o menos…


Fotografía tomada de Internet.

Todo el mundo sabe que en el océano, a cinco mil metros de profundidad, no hay nada. Bueno sí, algo hay, dicen los entendidos: Detritus y una extraña variedad de lombrices enormes y carroñeras. Luego ¿merece la pena bajar allí con objeto de estudiar semejantes parásitos? Me negué desde el principio, pero a Carlos le gustaban las lombrices.
— “¡Seguro! Podrán ser útiles para otros fines.” Me dijo mirándome de soslayo, con ciertos aires de malicia.
Él tenía la pasta y el batiscafo, era un océanologo de reconocido prestigio.
Excepto los potentes focos de la nave, allí abajo, la oscuridad era absoluta, y me sentía atrapado en un tétrico pozo sin fondo.
En un par de horas estuvimos a ras del fondo y comenzamos la búsqueda. No tardamos en descubrir aquellos bichos, devoraban los mastodónticos restos de una ballena.
Utilizando las pinzas del artefacto Carlos atrapó un espécimen, mediría unos tres metros de largo por cinco de circunferencia. A continuación, manejándolas con habilidad, la ensartó en un gran anzuelo unido a un sedal de calibre, y apagó los focos de la nave. Ascendimos, nos situamos a unos cuatro mil quinientos y aguardamos la... ¡sacudida! Algo poderoso, acababa de morder con fuerza el señuelo.
Tras cerca de una hora de lucha la bestia se empezó a vislumbrar.
Carlos encendió los focos a toda potencia y lo que entonces presencié, me dejó, aparte de estupefacto, palpitando del sobresalto. Exhausta y derrotada, una preciosa mujer de cabellos rojos y enmarañados como astas de coral, senos blancos como la leche, y ojos níveos como esferas brillantes, era arrastrada hacia las pinzas del batiscafo.
Carlos me miró feliz. Estaba eufórico. Prorrumpió en risotadas, y con los ojos fuera de las órbitas, vociferó.
— ¿¡Qué te parece!? ¡Es hermosa! ¿no? Y mirándome con superioridad, añadió.
— Es una “Sirena Abisal.” ¡La primera en ser contemplada y capturada! La pondré en la pared del salón, junto a la colección de mariposas exóticas. ¡Quedará estupenda...!

José Fernández del Vallado. Josef. Enero 2011.
Reacciones:

25 libros abiertos :

Post más visto

Otra lista de blogs