martes, abril 03, 2012

Crisis Eterna.

Crisis eterna, pensaban los madrileños. No hay trabajo, volvamos a nuestros países, pensaban los emigrantes. Vuélvanse les sugería la derecha. Sin ocurrírseles, que gracias a los primeros, España había llegado a ser por unos meses la poderosa “octava potencia.”
     ¿La octava maravilla?
     No, Ángeles. ¡La octava potencia!
     Ah, y eso ¿sirve para algo?
     Pues para ser octavos... Digo yo.

Hacía frío ese invierno del futuro 2012. Por fin se encontraban en el presente de aquel futuro anhelado.
Cuando los primeros blindados invadieron la ciudad, de su interior solo salieron otros hombres de ojos oblicuos, que sonreían e inclinaban la cabeza con gracia.
Según se afirmaba, habían ocupado Europa en apenas un mes. ¿Cómo oponerse a un ejército formado por trescientos millones de chinos? Aterrorizadas ante semejante masa humana, las naciones abrían sus fronteras y les permitían avanzar.
Pasado un mes España funcionaba mejor que nunca. A quien no daba el callo se le ajusticiaba de un tiro en la nuca. La cifra de parados se redujo a cero y la de penados se elevó a cuatro millones. A los chinos no les importaba el número en cambio sí el género. Las mujeres les resultaban ¿inútiles? De tal modo, más de la mitad de los ajusticiados eran féminas.

Pasados cincuenta años la cosa prosiguió discurriendo con más o menos “normalidad.” Los chinos, instaurados en clase dominante dirigían los designios de la nación. En cuanto a los españoles, mientras trabajaban como chinos, agrupados en ghettos, comenzaron a procrear como ratas.
Transcurridos cincuenta años y pese al régimen de esterilizaciones, la población de España había aumentado de forma exponencial y llegó a quintuplicarse alcanzando el número de doscientos millones de seres.
La revuelta tuvo lugar y los chinos acomodados en los estratos superiores (apenas ochenta millones) rápidamente sofocaron la rebelión.
Hacía frío ese invierno del futuro 2015. El firmamento azul oscuro no aparecía surcado por naves brillantes e iluminadas, tampoco había presagios de invasiones extraterrestres, en cambio y de repente, se divisó a un superhombre o ¡supermujer…! ataviada con un traje radiante y metalizado. Era “Sexsiegacataplines.” De forma fulgurante se precipitó contra las filas de chinos y las barrió como a insignificantes fichas de dominó. Derrotados, los supervivientes se ocultaron en talleres ilegales de manufactura textil.
¿Y España? Nada anormal. Volvió a ser lo que siempre ha sido: Primera potencia del ocio y el jolgorio, por lo menos en Europa. Creo que siempre ha sido así. Los españoles somos maestros en dos artes: Hablar y quejarnos. Pero sobre todo un detalle se nos da extraordinariamente bien: Disfrutar de la vida sin dar golpe.

 José Fernández del Vallado. Josef.


Creative Commons License

 Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.  
Reacciones:

23 libros abiertos :

  1. Me gusta esa brutal ironía que no oculta la cruda realidad. Bs.

    ResponderEliminar
  2. Siempre me imaginé como algo espeluznante un mundo sometido al imperialismo chino. Tu descripción de esa realidad probable se aproxima bastante a lo por mí imaginado. Y llegados a un presente en el que se han cumplido mis más angustiosos temores, lo más inquietante es que pueda cumplirse también lo que relatas. En fin, celebro el retorno de tus relatos, aunque secunden mis pesadillas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. La verdad muy cruda la ironía de tu relato. En el cual, más que sorna detecto amor por tu país: Por eso la franqueza de tu descripción.

    Yo cómo argentino no es mucho lo que puedo decir (por respeto, claro está), pero me parece muy acertada tu entrada,,, y no me siento muy lejano a lo que expresa. No olvidemos que compartimos (en parte) la misma raíz cultural.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Perfecto escrito. Cruenta historia y no se descarta, que algún día llegue a ser verdad, tal y como va todo, pero, lo de que los españoles no dan golpe, discrepo.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Las variaciones del país, una España que se ha levantado con mucho poder y que está pasando una crisis muy fuerte como en otros países, pero que se siente y que te afecta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Soy de los que piensan que tenemos lo que nos merecemos. Hemos dejado escapar tantas oportunidades...
    Ojalá la cosa no vaya a más.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Genial... Yo también he pensado que algún día quizá los chinos se apoderen no sólo de España, sino de todo el mundo... jajajaja
    Besos mentales.

    ResponderEliminar
  8. Hay Jose me hiciste reir, una super mujer vestida de plateado que barrio con los chinos, que se supone son como hormigas que ganarian cualquier guerra con lo organizados que son, amigo pero tu imaginacion los barrio con tu “Sexsiegacataplines” jajjajjaja

    ResponderEliminar
  9. Hyyyy!Ose cuanta verdad en tu escrito, pero yo también me he reído....un placer leerte, felicidades...te mando un fuerte abrazo y disfruta con mucho jolgorio la pascua, jejej..un beso

    ResponderEliminar
  10. Gosto dos seus textos... às vezes?!...

    °º♫♫
    Páscoa é renascer.
    Feliz recomeçar!
    Feliz Páscoa!

    。°º..(
    。°º.(,)
    。°º|::::|.☆¸.¤ª“˜¨
    。°º|::::|)/¸.¤ª“˜¨˜“¨
    。°º|::¸.¤ª“˜¨¨˜“¨
    。˛º°%¤ª“˜¨¨
    °°º❊#ª“˜¨

    ResponderEliminar
  11. mirar la realidad desde la risa es lo que nos queda, me gustó mucho tu relato Josef

    has sacado buenas risas de esta mandíbula oxidada jajaja

    besitos y luz

    ResponderEliminar
  12. Excelente texto, Moderato, la realidad puede ser analizada con un gesto burlón sin que la denuncia pierda su potencia.
    Te dejo un abrazo, hoy no podía no comentar.
    HD

    ResponderEliminar
  13. Has convertido en un texto ágil y con un toque de humor una reflexión de la calle a media voz.
    Me tienes por cierto que contar más sobre el tema editorial..
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Es, por supuesto, una gran broma eso de que no damos golpe. Sé que hay muchos españoles que a diario se esfuerzan, trabajando como mulas, por sacar la vida adelante.

    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  15. NUNCA PIERDES TU CAPACIDAD DE MANTENERNOS EXPECTANTES,TOCAYO.
    UN GRATO PLACER LERTE.
    ESTUVE DESAPARECIDA UN TIEMPO,PERO ESPERO REGRESAR.
    MIL BESOS.

    ResponderEliminar
  16. Que alegria volver a leer tus relatos aunque este ahisss que mal parados salimos reflejados los españoles, en todos los paises hay de todos, unos que no hacen mas quejarse y otros que no solo se quejan sino que estan ahi a pie de callada pidiendo justicia y con su granito de arena ayudan a parar algun que otro desahojo por imapagos de viviendas, luchando por cambiar esta maldita crisis que tenemos encima.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. A mí me caen bien los chinos.
    No sé porqué...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Me ha fallado el comentario que te había puesto, muy extenso él, porque me sugirió mucho tu relato.
    En fin, sólo me dan ganas de repetir el final, que era que te dejaba un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. De momento.., España se encuentra en periodo de ocupación oriental...,pero una ocupación amable y bonachona...
    Tu relato me sacó una sonrísa...,y me hizo pensar también en el esfuerzo que día a día realizamos por salír de esta crisis maldita en la que nos sumergieron los gobiernos..., los grandes financieros...,y los corruptos que aprovechan su poder para dejar al ciudadano trabajador con la mierda hasta las orejas....
    por eso...la diversión es un escape....sin grandes aspavientos..."La burra chílla...pero trilla."...sobre todo trilla

    Un saludo Jose

    ResponderEliminar
  20. Me encanta esa ironía que destila verdades
    Me alegra tu vuelta
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Esta genial. Lo malo es que es pura realidad, no tiene nada de ciencia-ficción, "ellos ya están aquí".
    Es más, algunos españolitos ya trabajamos como "chinos" mientras el resto disfruta.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  22. Pues fíjese que yo no vivo en España y por este continente tienen la misma preocupación de que los chinos nos invadan. Aunque para ganar tiempo, podrían prestarnos a "Sexsiegacataplines" para que barra con el gobierno actual, estaríamos muy agradecidos. Quedamos en espera del envío de la Sexsie. Saludos

    ResponderEliminar
  23. Y tan real que da miedo.
    Felicidades por un texto que me encantó.
    Besos.

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs