sábado, noviembre 08, 2008

Policías y Ladrones.



A finales de los años cuarenta, mediados del siglo veinte, Varsovia era una ciudad libre y preciosa con aires frescos de campo. Los chicos jugábamos a policías y ladrones y los mayores nunca se cansaban de reír.




De repente, un día, todos se hablaban a gritos, como los policías cuando se encuentran con los ladrones. Lo malo, es que yo no era capaz de diferenciar a policías de ladrones.

Condecoraron con una estrella de oro a mis papás y les aconsejaron que nos guareciéramos en sótanos. Estaban oscuros, olían mal y estaban llenos de ratas; pero, según parece, había tantos ladrones que no se podía hacer otra cosa.

Misha Czerniaków era mi hermana. Cuando llegó la primavera decidió salir a juntar un ramo de flores. No la vi más. Me dijeron que los ladrones se la llevaron. Desde entonces papá no volvió a reír y mamá se quedó triste y silenciosa. Al final ambos fueron a buscarla y dejé de verlos para siempre.

Hoy sé que han pasado unos años, pues un compañero a quien veo ciertos días en ciertos lugares, me lo asegura. Pero ya no hay problema. En mi nuevo hogar todo está limpio y cuidado, vivo con unos ángeles que visten todos de blanco ¿por algo son ángeles, no? No hay ratas, los policías se llevaron a los ladrones. En cuanto a mi hermana, supongo, se habrá buscado una casa grande y preciosa, llena de flores hasta la bandera.

Cuando mi jefe me condecore con una preciosa estrella de oro y me convierta en policía, pienso irme a vivir con ella...

José Fernández del Vallado. Josef. Nov. 2008



Reacciones:

63 libros abiertos :

  1. Qué don posees para crear así!

    Tengo la impresión de haber leído

    un libro enorme y atractivo

    donde no faltaba ni la mirada

    de su autor!

    Gracias y besos

    ResponderEliminar
  2. Sólo la mente infantil nos puede dulcificar el peor de los terribles males.

    ResponderEliminar
  3. Hola Josef
    Me ha encantado esta pequeña historia narrada a trevés de los ojos de un niño.
    Cada vez que leo o escucho historias relacionadas con los ghettos no puedo evitar recordar a Ana Frank. Fue una de mis primeras lecturas de adolescente y siempre permanecerá conmigo. Desear que situaciones de este tipo no se repitan es una utopía porque mientras el hombre exista, se sucederán.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Josef, bello relato... me gustó, mucho.
    Gracias por tus palabras.

    Te abrazo
    MentesSueltas

    ResponderEliminar
  5. Que cuento tan triste... ojalá eso jamás vuelva a repetirse, JAMÁS!!

    Tu don para escribir es especial Joséf!

    Un besito!

    ResponderEliminar
  6. Parece mentira que eso ocurriera no hace tanto.

    En que estaba pensando la gente?

    Que horror.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. ayyy qué triste y a la vez lleno de ternura y esperanza. Y saber que no queda en ficción.
    Muy llegador.


    Abrazos


    Graciela

    ResponderEliminar
  8. Lamentablemente en todas las familias hay una historia símilar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Amigo, me hiciste llorar.
    Es maravillosa tu capacidad para transmitir, para hacer de la palabra escrita una obra de arte.
    Con una metáfora genial narras la mayor catástrofe de la humanidad, su peor error. Eres alguien digno de admirar y me alegro de contar con tu apoyo y con tu aliento. Proviniendo de alguien con tanto talento, sin duda es muy importante para mí.
    ¡Enhorabuena por tu texto! De lo mejor que he leido en casi el año que llevo deambulando por este mundo cibernético.
    Hasta pronto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Tristes palabras enmarcadas en un relato. La ficción de un instante me hace recordar el sufrimiento que provoco una idea llevada a su ultimo extremo.
    Un fuerte abrazo Josef

    ResponderEliminar
  11. Las historias duras, desde la mirada de un niño, siempre tienen la tersura de un cuento.
    buen relato

    ResponderEliminar
  12. Muy emotivo relato de un tiempo que jamás ha de volver... en ningún lugar...Bajo ninguna bandera que lo permita pero ay, me temo que vivimos de alguna manera estos tiempos en otros lugares...

    Un beso Josef.

    ResponderEliminar
  13. Las cosas desde el punto de vista de un niño a veces pueden parecer diferentes.
    Muuuuacks!

    ResponderEliminar
  14. Ahora Varsovia está preciosa... Besitos varios.

    ResponderEliminar
  15. Josef: también a mi me has hecho llorar, tienes un don especial para describir en pocas palabras maravillas como estas.
    Te felicito
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. que fuerte este relato, que energía la de tus palabras, que terrible situación...
    Sos genial, genial!
    mil besos

    ResponderEliminar
  17. Precioso relato, a veces nos olvidamos que la guerra y todo el horror que genera no va con nosotros, pero aquí en nuestro país, están viviendo hombres y mujeres que pasaron por el drama de los Balcanes... con estremecedoras historias como el niño de tu relato, apenas a tres horas de avión...me lo has recordado.

    ResponderEliminar
  18. la guerra siempre estriste y mas cuando pierdes la cabeza a causa de ella.

    ResponderEliminar
  19. Bellísima la forma como muestras el horror, el cataclismo, la guerra, la ambición desmedida de los hombres depredadores, bajo la inocencia de un niño. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Cuando en pocas palabras llegas a decir tanto...se puede llamar talento!

    Abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  21. Esto que escribo lo hago, aparte de con la intención de dar un toque de atención, como un nuevo recuerdo dentro del recuerdo. Y si saco algo positivo, tanto mejor. Sé que estos hechos terribles, a estas alturas, no son desconocidos por nadie. Lo que también sé y tengo casi certeza es que, al tiempo que me conozco a mí mismo, voy conociendo al hombre; y sé que en cualquier momento o situación aquello podrá volver. De hecho, ya lo hace. Pues que fácil es trasladar estos hechos a los balcanes. En primer lugar, debo reconocer, que las circunstancias son tan semejantes, que el relato inicial estaba inscrito en la misma ciudad de Sarajevo. Y si al final me decidí por el espanto del guetto en Varsovia, no fue por dar aliento a nadie en especial. No. No soy antisemita; y me horroriza y espanta la masacre que se llevó y se ha llevado a cabo contra ellos durante siglos de inmerecida e innegable persecución. Pero, conocedor hace relativamente poco de mi indudable sangre judía, debo expresar, que no me enorgullece en absoluto, de lo que están logrando hoy día los descendientes de aquellos campos de exterminio. ¿Una nueva muralla de cemento armado de ocho metros de altura rodeando la franja de Cisjordania: Nablús y otras ciudades palestinas? ¿Un cerco a Gaza en el que se tolera una pobreza y un hambre devastador? ¿Un poderío atómico no reconocido y a punto para desatarse contra cualquier Estado? Sí, desde luego. Lo tienen. El derecho a defenderse si son atacados como toda nación; pero en el seno de las "Naciones Únidas." ¿Aprendieron algo del exterminio? A estas alturas cada día dudo más de nuestra inteligencia; sí, la del hombre. Por lo visto los métodos del exterminio ya no hacen mella en mentes contra quienes fueron utilizados.

    Escribo sobre esto también porque me aterra que en otras regiones del mundo se sigan repitiendo hechos de semejante bajeza. Y porque creo necesario recordar, cada día, que esto afecta al seno de nuestra sociedad. Familias enteras se ven involucradas y destruidas para siempre, y sus supervivientes acaban pudriéndose en manicomios...
    Para que no suceda ¿Nunca más? pero ha de ser realidad. ¿Cuándo?

    Gracias por visitarme a diario o cuando el tiempo os lo permite. Hoy la cosa no va de alegre, lo sé. Otra vez será... Un abrazo, ¡Calor y ánimo a todos!

    ResponderEliminar
  22. Consiso, directo.. en pocas líneas transmites lo que quieres.. muy bueno.. y yo también adoro hellboy!..

    ResponderEliminar
  23. Josef te vengo a felicitar emocionada por esta respuesta-Entrada, no suelo, por falta de tiempo, comentar dos veces en un mismo Blog pero he querido venir a decirtelo personalmente...Chapeau!!!

    ( siempre tomo la precaución de suscribirme a comentarios y constato que es un buen invento...)

    un beso.

    ResponderEliminar
  24. Me ha gustado mucho la manera de enfocar el relato desde el prisma de un niño, lo has sabido transmitir muy bien, enhorabuena Josef.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Hola querido Josef.

    Muy tristes letras nos cuentas hoy... Pero en medio de este sentimiento, la esperanza emite esa lucesita que alumbra el camino de las palabras, una a una, hasta el final...

    Gracias por estar aquí siempre.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  26. Cuando lo cuenta un niño, hasta la mas horrible historia, es un cuento, lleno de ternura e ingenuidad. Un beso

    ResponderEliminar
  27. que se sigan repitiendo episodios como estos en el siglo en el que estamos me parece horrible.

    ya sea en un país u otro, ya sea por parte de unos o de otros... verlo reflejado en los ojos de un niño nos hace ver las cosas de forma más real y cercana.

    ojalá no tuvieramos que hablar de más genocidios, ni muertes por ser diferentes unos de otros.

    ojalá algún día no tengamos que ver tanto odio relatado por las palabras de un niño.

    sigamos soñando, o menor, sigamos actuando para que nuestros hijos no tengan que soñar con una sociedad mejor, porque puedan disfrutar de ella.

    un agrazo enorme, un relato fantástico

    ResponderEliminar
  28. Un mirar diferente, emotivo y claro.


    Es un gusto venir a leerte Josef.


    Un abrazo

    María

    ResponderEliminar
  29. Muy interesante la perspectiva que adoptaste, porque permite jugar con una simbología que desde otra perspectiva resultarían, por supuesto, inverosímiles y hasta insultantes. La memoria a través del arte..., también es una manera de contribuir a que aquello no vuelva a suceder. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Es uno de los males mas grandes del mundo... esto de las guerras no hace nada mas que partir familias, destrzar psicologicamente a niños.. es increible, ojala que algún día esto se acabe....

    ResponderEliminar
  31. Totalmente admirada y conmovida con este relato, tan bien logrado, estupendamente bien escrito.
    Mis felicitaciones para tí y encantada volveré a leerte. Muchas gracias por tus comentarios en mi espacio y por abrirme la puerte al tuyo.
    un abrazo en la distancia

    ResponderEliminar
  32. Enhorabuena Josef por el talento que has puesto en este pequeño relato-denuncia.
    Nunca está de más recordar sucesos abominables de la humanidad. Pero parece ser que la humanidad, es decir todos nosotros en mayor o menor medida, olvidamos las masacres y el dolor sufridos. Olvidamos las equivocaciones y volvemos a cometer las mismas atrocidades.
    Por eso, nunca está de más escribir, denunciar, plasmar realidades tan cercanas.
    Buen trabajo, Josef.
    Un abrazo de Mos desde la ESFERA.

    ResponderEliminar
  33. Cada vez que oigo decir "La historia se repite" pienso en esta étapa horrible de la historia y rezo...

    Siempre geniales tus relatos, trates un tema u otro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Querido Josef

    Desgraciadamente, sigue siendo necesario proclamar a los cuatros vientos todas las barbaridades que se hicieron en fechas no tan lejanas, no sólo por justicia a sus protagonistas, quizás lo más importante porque muchos han caído en el anonimato de un simple nombre en una lápida o en los anales administrativos, sino porque todavía hay quienes defiende posturas que se parecen a aquellas atrocidades. ¿Es que no tenemos memoria?
    No sé si has leído el libro El Pintor de Cracovia de Joseph Bau, si no lo has hecho te lo recomiendo porque es una joya, hasta en el Holocausto florece la sensibilidad y la belleza. ¡Por todos ellos, nos merecemos otro mundo, cambiémoslo!

    Un abrazo

    PS: Si quieres puedes leer mi poema "Hoy no es 1944" del Martes 2 de Septiembre de 2008.

    ResponderEliminar
  35. Josef, me hizo llorar y recordar "La vida es bella".
    Pero la realidad es que cada vez es menos bella para más cantidad de gente, en todos los confines de este mundo.
    Por un motivo u otro se está produciendo un exterminio físico y espiritual en todos lados.
    Gracias por recordarnos el tema!
    Abrazo,

    ResponderEliminar
  36. Lo mejor de la infancia es que lo ven todo tan simple que ya quisieramos muchos adultos, ya...

    Me ha recordado a la vida es bella...

    Besicos

    ResponderEliminar
  37. Se me han puesto los pelos como escarpias. Admiro mucho tu forma de escribir. Te leere a menudo.

    Un saludo, te leo por Relato Comansi

    ResponderEliminar
  38. Es tan duro... tan real.

    Besos, amigo y grita, grita fuerte

    ResponderEliminar
  39. Las atropelías, las injusticias, lo inhumano... nunca prescribe.

    ResponderEliminar
  40. Absolutamente conmovedor. Se me hizo un nudo en la garganta al leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Esconderse..en los sótanos..en cualquier lugar..para no ser encontrado...

    Un café???

    una casa con flores..de todos los colores..

    ResponderEliminar
  42. Muchas gracias, por visitar mi blog, y tu comentario
    El tuyo me encanto y este relato es muy triste pero
    Me gusto la forma de decir tanto con tampoco
    Me encanta tu forma de escribir
    Volveré gracias por abrirme la puerta
    Un beso

    ResponderEliminar
  43. Entre hoy por primera vez a tu blog y nada mas ni nada menos que leyendo este escrito me puse a llorar mucho mientras lo hacia!!! No es tu culpa.. escribes muy bien.. pero muy bien de verdad y no me arrepiento de haber pasado por aca... pero me hizo acordar a una epoca de MI ARGENTINA que solo yo vivi en libros y anecdotas de los mas grandes, pero que fue TRISTE y DESFARRADORA /( la epoca de los militares, los desaparecidos en mi País, los que tuvieron que esconderse en otros, y los que obviamente jamas volvieron...) Igual el haberme emocionado es bueno.. porque un post que te deja algo .. siempre es bueno .. asi sea para LLORAR..!!! Feliz semana cielo y mil gracias por pasar a conocer mi refugio!!!

    ResponderEliminar
  44. perdon quise decir DESGARRADORA (RECTIFICO)

    ResponderEliminar
  45. En las guerras todos son policias y ladrones pues cada uno se cree el bueno y ve al otro como el malo ,el agresor..La pena es que no vuelvan los seres queridos ,que se pierdan tantas vidas de inocentes en ellas..

    besitos

    ResponderEliminar
  46. Josef, los relatos tuyos que he leído tienen algo especial. Éste es tierno, bajo esa mirada inocente del niño que todo lo capta e interpreta a su manera, y termina de forma desconcertante. Empecé leyéndolo y vino a mi mente el niño de la película “La vida es bella”.

    A mi también me gusta cómo escribes. Gracias por tu visita y tus palabras. Seguro que algún día podemos escapar, tal vez volando hacia ningún lugar, pero disfrutando del vuelo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  47. ¡Qué triste historia Josef! resulta increíble que tantos avances y tantos descubrimientos por el hombre realizados, y que a estas alturas no haya encontrado uno de los aparentemente más sencillos y más beneficiosos para si mismo: ENTENDERSE.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  48. Enternecedora y escalofriante. Qué visión tan distinta la de los ojos de un niño...

    ResponderEliminar
  49. Un duro relato, visto con los ojos de un niño, lo que aún lo hace más triste y mas despiadado. Me parece perfecto que escribas sobre eso, todo no son risas, ni muchisimo menos. Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
  50. POQUITAS COSAS ME DAN MIEDO COMO EL HORROR DE ESTE TIPO DE REALIDAD... Y VISTO A TRAVES DE UN NIÑO....

    DEMASIADO DOLOR !!!


    GRACIAS POR PASAR J !!!!!
    QUE TENGAMOS BUENA BELLA SEMANA !!!
    BESOS
    MILES
    KLAU ♥

    ResponderEliminar
  51. Triste, melancólico y con la ingenuidad de la infancia. Ojalá los hechos que vibran tras tus palabras no se hubieran producido...

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  52. Es un tema muy cruel y desgraciadamente es algo que se ha vivido; sin embargo aun hoy en dia se sigue viviendo. Me gusto muchisimo. Gracias por escribir.

    ResponderEliminar
  53. Extraordinario relato.

    Estoy con yurena guillen, Pedro Ojeda y Paola.

    UN ABRAZO!

    ResponderEliminar
  54. y es que...
    ¡la vida (y la muerte) es bella!

    ResponderEliminar
  55. Quisiera de todo corazón algun dia poder escribir así...

    Me hsa dejado la piel de gallina!

    Casi con lagrimas y no se que sentimiento describirte. Entre policias y ladrones nunca hubiese visto algo tan hermoso como esto que has escrito y dejame que te felicite porque es una exclente publicación.

    Te dejo un fuerte abrazo y te agradezco mucho el que me visitaras así que espero seguirte leyendo porque definitivamente me has impactado con esta forma de narrar y de hacerte sentir!

    Gracias y hasta la proxima

    ResponderEliminar
  56. Mi escaso tiempo hace que no venga seguido por acá.
    Y me quedo pensando en eso de lo "escaso" de mi tiempo, cuando hay seres, organizaciones, instituciones que convierten al tiempo y a la vida, en algo no "escaso", sino directamente insoportable.

    No somos todos iguales, y cuánto nos cuesta aceptar y tolerar la diferencia. Mounstruosidades de la humanidad.

    Te abrazo.

    ResponderEliminar
  57. Bello relato, y qué bella es la infancia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  58. Hace poco tuve la oportunidad de visitar Auschwitz-Bikernau y trasladarse en el tiempo jamás será como aquellos que padecieron miles y que aunque parezca increíble, siguen padeciendo muchos de manera silente y frente a la indiferencia del resto.
    Excelente post, no hay como la visión esperanzadora de un niño frente a la crudeza de la vida.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  59. GEnial relato. Me parece que, desgraciadamente, estamos condenados a tropezar una y otra vez con la misma piedra.
    Gracias por tus palabras de aliento en mi blog.
    Besos felinos.

    ResponderEliminar
  60. que sensible me ha dejado hoy tu relato Josef :( aun que más increíble es todo lo que has escrito en tu gran comentario!que grandes palabras y que desastrosa realidad!

    Un besote amigo.

    ResponderEliminar
  61. Pero habemos personas que todavía creemos en que se puede hacer algo por este mundo que camina diariamente entre tinieblas.

    "Somos el puente hacia el infinito, aprendiendo el amor."
    Richard Bach.

    Un fuerte, fuerte abrazo mi Josef querido!

    ResponderEliminar
  62. La triste historia de esas estrellas que marcaban el camino hacia la muerte. Abrazos.

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs