viernes, noviembre 21, 2008

Ruleta Rusa.


Mi mente vacía acude a ti de nuevo. Apenas han transcurrido dos años desde que me dejaste perdido en esta selva de humanidad, arterias y células, que vagan sin rumbo por mi cerebro. Me echaste de tu lado, me alejaste de ti con perfidia y desdén, sin reparar en mis sentimientos ni sentir un minúsculo brote de lástima. Hoy, por fin, formo parte del espectáculo de la vida y la muerte; domino mis impulsos, soy dueño pleno de mi destino. El tacto del metal, muerto, del revolver que manejan mis manos apenas esconde secretos para mí, y menos el tambor de seis balas donde sólo una, guardada para el perdedor, atiende a su uso.

Entendí que si me dejaste por él quiso decir que él fue más fuerte y llega el momento de demostrar lo que yo no vi escrito con sangre.

Está sentado frente a mí. No ha razonado como un caballero, me he visto obligado a inmovilizarlo y amordazarlo, dejándole tan solo un brazo útil para que haga uso correcto de él y martille el percutor sobre su sien, pese a ofrecerle la libertad si colabora, y demuestra ser el elegido. Ambos tenemos las mismas posibilidades, sólo una bala nos une y separa de ti. He soñado tanto este momento. Sé que lo entenderás, porque sabes de justicia. Verás que no hice trampas, pues aquí transcribo todo según sucede. Para dar a tu amor una primera oportunidad de seguirme amando, empezaré por mí mismo. Dirijo el cañón del revolver a mi sien y...

Pulsé el percutor y aquí sigo, mi amor. ¡No ha pasado nada! Me dirijo a tu querido. Dios. Está pálido, hecho una lástima, no parece encajar las reglas del juego. Se niega a tomar el revolver, claro que tras un par de bofetones y la sutil amenaza de arrancarle una oreja, acepta. Recibe el revolver y llora, llora y me ofrece... dinero. Pobre materialista, si piensa que es lo que busco. ¿Dinero? No parece un hombre sino un niño grande que ni siquiera entiende de qué va la cosa: De ser fuerte. Se lo explico y me contesta que “ya he ganado.” “¿Que soy el más fuerte?” Alterado, le apremio a que oprima el percutor y...

Lo hizo. No... No pasó nada. Todavía sigue ahí, y hasta sonríe. ¿Del alivio? Para demostrarle que yo no soy cobarde, empuño el revolver y...

Otra vez, sigo aquí. Se lo entrego y ya está, de nuevo. Esta vez se niega a disparar...

¡Ah! El traidor fue listo y rápido de reflejos. Lo volvió y lo utilizó ¡contra mí!

Pero sigo aquí. La bala tampoco quiso salir... Mala suerte. Riéndome, le digo que por inútil le toca de nuevo y desconfiando le apunto con otro revolver y le aconsejo que de no hacerlo lo haré yo por él. No entiendo por qué actúa así. No, no es valiente tu chico, al contrario. La muerte parece desesperarlo; suda mucho, huele a orines, y da pena mirarlo. Es el retrato de un cadáver. Permanezco observando sus ojos azules fijamente, se han vuelto grises, su cabello también. Quiero ver como se aferra a la vida mientras se le escapa lentamente de sus manos, pero está más muerto que vivo. Temblando ligeramente, lentamente, eleva el revolver hasta su sien, orienta el cañón y...

¡Dios! El fogonazo desparramó su cerebro y la sala se puso perdida. ¡Vaya! Hay que reconocerlo, supo morir con valentía. Encontraste un buen muchacho, lo admito. Claro que ahora... lo idealizarás, lo considerarás un héroe y entonces... ¿yo? ¿Pasaré a ser el culpable de todo? ¡¿El asesinó?! No... mi amor. No permitiré que llegues a tramar semejante aberración, no podrás amar su cadáver, su alma, no podrás amarlo apagado, yo estaré ahí para vigilar tu destino, nuestro destino, nuestra unión permanente en vida y muerte. ¡Allí estaré yo! Abro la boca, me llevo el cañón del revolver y...

Traspaso el velo oscuro de la muerte. Ahora te esperamos al otro lado, aquí seguiremos el juego, pero en otras condiciones. Tu amado desea matarme, pero ya no puede hacerlo. Hay un pasillo muy largo, sin final y en dos direcciones. Nos sentamos en un banco y aguardamos...

La vida se vive en un día y es una ruleta rusa. Mañana estarás con nosotros...

José Fernández del Vallado. Josef. Nov 2008.


Reacciones:

72 libros abiertos :

Post más visto

Otra lista de blogs