sábado, febrero 13, 2010

Camino al Carrefour...


Me desperté con hambre, sin ganas de escribir y con ganas de leer. Era el día de los enamorados. Como no sabía que leer traté de escribir pero solo logré llegar hasta el supermercado que hay cerca de mi casa, donde compré una bolsa de patatas. Me di cuenta tratando de recordar algún amor; no amaba otra cosa que a mi bolsa de patatas. No quería que nadie la viera, por eso la escondí dentro de una bolsa del supermercado, luego me acerqué a la barra de la cafetería, pedí un café y me quedé pensativo: ¿Café con patatas?
Le dije al barman Erik – no Erik el Rojo sino el filipino - que pensaba ir al Carrefour a comprar un TDT para mi viejo televisor y le pregunté si sabía de la existencia de TDT inalámbricos. Me miró con sus ojos oblicuos y me dijo que no. A mi lado una voz femenina corrigió que en efecto existían, y añadió que había oído que los había de la marca Energy.
Mirando de reojo, para no resultar desconsiderado, constaté que se trataba de una preciosa pelirroja. Sin bajarme del tren de la fortuna le pregunté si tenía algo que hacer. Me dijo que si, pero matizó, no era nada importante. Entonces le propuse que me acompañara al Carrefour, para mi sorpresa accedió.

Ambienté mi viejo Peugeot poniendo una cinta de música y ofreciéndole la bolsa de patatas. La recibió con un ¡Oh! de alegría, y pusimos rumbo al Carrefour.
En el supermercado nos desvelaron la cruel realidad. Los TDT inalámbricos no existen – me dijo un chico enterado – y todavía no sé si es realidad.

Era el día de los enamorados y había mucha gente husmeando. Gabriela – que así se llamaba – me rogó que ya que nos conocíamos y era el día... si no podría hacerle un regalo. Para su vago conocimiento le informé que no estábamos enamorados. Insistió en que sí, repliqué que no. De pronto puso sus delicadas manos en mi cuello y me besó con desparpajo en la boca. ¡Allí, delante de toda esa chusma! Comenzaron a aplaudir como en una serie barata americana. Cuando salimos le había comprado una laptop Toshiba Satellite 305-SP5806R. La verdad, todavía me estoy preguntando cómo me consiguió embaucar. La cuestión es que de repente el día se tornó de un color rosa insoportable en el que todo ¡todo! parecía florecer. Y yo... por primera vez en años ¿me sentía estúpidamente enamorado?

No me anduve con rodeos. Fuimos a casa y estuvimos haciendo el amor durante la tarde y parte de la noche. Dieron las once y media y extrañamente y de forma desesperada, me rogó si la llevaba a su auto. Antes de irse le pregunté si llevaba una fotografía cuando debería haberle preguntado por su móvil (soy un romántico sin cura). Desplegó un estuche, algo así como un álbum de fotos en miniatura, sacó una y me la dio. A continuación me quedé sorprendido ¡su vehículo era un Alfa Romeo! La muy lista se había ahorrado el gasto de carburante. Arrancó, traté de seguirla con mi Pugeot, pero manejando a una velocidad sorprendente, su coche se perdió en la oscuridad del horizonte...

Y ahora, faltaban apenas diez minutos para que el día de los enamorados finalizase, y yo, no tenía nada de ella excepto una miserable fotografía.
Con tristeza caí sobre el sofá de mi habitación y permanecí ojeándola hasta quedarme dormido.

Me desperté con hambre, sin ganas de escribir y con ganas de leer. Abrí el libro de Asa Larsson, Aurora Boreal, y comencé a leer. Llamaron a la puerta; abrí y era Gabriela. Me dijo que teníamos que volver al Carrefour y cambiar el laptop que habíamos comprado. Le contesté que de acuerdo, pero iríamos en su coche. Me dijo que solo había un coche, nuestro Peugeot.
Cuando íbamos camino al Carrefour me di cuenta, en mi vida tan sólo existía una mujer: Gabriela...

José Fernández del Vallado. Josef, Febrero 2010.


Reacciones:

28 libros abiertos :

  1. Un bonito relato envuelto en sensualidad y pasión, entre besos, y abrazos, entre la viva pasión, para este día que prontó comenzará.

    Un placer, leerte, amigo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Magnífico... aunque el relato sea claro, no te abandona el miserio y eso es fabuloso.
    Besos para ti querido.

    ResponderEliminar
  3. hola amigo moderato..antes que nada estas en lo cierto con la frase de CORTAZAR era la q mas me gustaba ese verso del jefe ..es lo que mas me pasmo-!!

    otra cosa....lo de a veces repetir el paso de baile ..tienezs toda la razon..

    besines....y gracias -!

    sauvignona
    :)

    ResponderEliminar
  4. Suele pasar que el amor es eso que sucede cuando estamos pensando en otra cosa.

    ResponderEliminar
  5. Vengo a desearte un gran día...

    ¡¡¡Feliz San Valentín!!!

    ResponderEliminar
  6. Uf! rebosa sensualidad por todas partes. Me ha encantado.
    Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuacks!

    ResponderEliminar
  7. El amor asalta hasta en la cola...del carrefour

    saludos

    ResponderEliminar
  8. Eres un crack.
    Que relato, que bueno es...
    Otro más.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Que astura Grabriela, y también hechizera: Se adueñó de tu voluntad y te enamoró.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. A mí me da una envidia que no me aguanto cuando veo lo bien que se lo montan algunas y lo malamente que lo hago yo.... Eso que tb soy pelirroja, joer. Algo me falla :P:P

    Un beso, Josef. Estupendísimo relato, como siempre.

    ResponderEliminar
  11. Josef, me he enamorado de este relato. Que precioso, una mezcla de cosas bonitas.
    En la vida cotidiana, y lo digo con propiedad, cuando suceden estas situaciones que nos sorprenden a nosotros mismos, son las mejores... son mágicas... son inolvidables.. mmmmmmm el amor, si no fuera por eso, ¿donde estariamos ahora?

    Feliz día mi cielo. Te quiero
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Pues hoy me alejo del relato, que como siempre es estupendo, para centrarme en el contenido.
    1 Existen TDT de pegatina. Justo me enteré el viernes que comentando que tenia que comprar uno, unos amigos que tienen una tienda de electrodomesticos nos lo dijeron.
    Yo alucinaba.
    2 yo tengo el toshiba satellite y NO ME GUSTA NADA.
    jaja, original comentario ¿Verdad?
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Eres afortunado... al menos pasaste el día con alguien ;)

    Besicos

    ResponderEliminar
  14. Las Gabrielas misteriosas que aparecen y desaparecen sólo surgen una vez en la vida, así que pídele el teléfono y no la dejes escapar. Y olvídate de la TDT y de la tele.Dedícate sólo a ella.
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Tocayo...eres genial escribiendo historias...olvídate del TDT y quédate con ella.....
    Besos hechizados.

    ResponderEliminar
  16. ¿Qué haríamos nosotros sin Carrefour?


    Sabes que tienes mi mayor admiración por la extraordinaria capacidad de tejer cualquier tipo de relato. Tienes don, duende y mucho trabajo.



    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  17. Bonita historia, el amor aparece donde menos te lo esperas, y de repente.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  18. Me gusto mucho
    un beso corazon y feliz semana

    ResponderEliminar
  19. Que cosas te pasan camino del carrefour...¡¡
    a mi...lo unico que me pasa es que vengo cargadita de comida...

    sorprendentes tus historias...
    gabriela...una mujer afortunada
    :)

    feliz semana moderato....

    ResponderEliminar
  20. Fugaz y casi inconsistente, bien hilvanado pero deja un sabor sin sabor algo le falta quizás un dejo de fantasía que se yo!!!cuando sales de el cubo mi viejo y querido amigo?
    tqm

    ResponderEliminar
  21. Ay el amoooor!!!, que nos hace quedarnos pasmados y no darnos cuenta del alcance del "trueque" que hacemos en nuestras vidas...pero bendito sea!!!. Enhorabuena y gracias por tus palabras siempre tan alentadoras.

    ResponderEliminar
  22. Para ser un relato de San Valentín, me ha gustado! muy en tu estilo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Excelente mi querido amigo como todo lo que escribes, y a lo que nos tienes acostumbrados, como ves, porque tus letras están impregnadas de magia.
    El amor a veces nos encuentra con las manos y los pies atados pero si estamos atentos lo sabremos visualizar, por supuesto el verdadero, el que construye y no daña. Disfruté mucho tu extraordinario relato y al igual que Toro esperamos el próximo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Excelente como siempre con la magia de tu pluma sabes hacernos pasar un momento hermoso en este día también…encanto Josef.

    Besos

    ResponderEliminar
  25. Bonito relato, el amor llega cundo menos te lo esperas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Bonito relato... jugando con el compás de sí no, no sí...y vence el amor...¡precioso!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Me ha encantado el relato. Muy entretenido, genial. Un beso

    ResponderEliminar
  28. Lindo relato y muy entretenido. Será cuestión de empezar a comprar patatas jejejeje.

    Gracias Por tu sentido comentario en mi blog y bienvenido de regreso.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs