miércoles, abril 28, 2010

Las lentes.

El hombre invisible chocó conmigo en el Caprabo sobre las cinco y media de la tarde. Se excusó de no haberme visto porque se encontraba de espaldas a mí. Yo también me excusé; mis gafas estaban sucias. Las toallitas limpiagafas que me cedió eran tan eficaces que al repasarlas mis lentes desaparecían. No volví a ver al hombre, no había forma de verlo. ¿Y si las gafas tenían un defecto de fábrica? Iba por la docena cuando tuve la idea. Encargué a fábrica que el próximo par de lentes las hicieran en tres D.

José Fernández del Vallado. Josef, abril 2010.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Reacciones:

36 libros abiertos :

  1. Buenísimo relato el tuyo,tocayo,tendré que encargarte un par de ellas.
    Besos y te espero en mi otro blog..ya me dirás que te parece.
    Besos y hasta el lunes.

    ResponderEliminar
  2. Pues mira no es mala idea que pongas una tienda,y nos vendas a todos los cegarrutos un par de esas maravillosas gafas

    Como siempre un sutil y agradable relato

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola cielo corto pero esta muy bien
    ah cielo muchisimas gracias por tu comentariso de animos te lo agradezco de corazon de verdad, ya se que estas hay muchas gracias
    un beso corazon

    ResponderEliminar
  4. Ah, yo quisiera ser muchas veces como ese hombre invisible. Guarda muchas toallitas limpiagafas, tienen magia y uno no sabe cuando las ocupará. No se si será buena idea ver todo en 3D...no, yo lo dudo. Me asombró y lo disfruté mucho. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  5. Sería interesante andar por el mundo viendo las cosas desde esa perspectiva! Y más tentadora aún la posibilidad de volver invisibles ciertas cosas que es mejor no ver!
    Besitos,

    ResponderEliminar
  6. Estilo microcuento,no? Quedo bien. Me gusto.
    Gracias ^^ Saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola José!! Muy bueno amigo!! Me encantan los microrelatos. Es difícil condensar una buena historia en tan pocas palabras. Me gustó mucho.
    Besossss

    ResponderEliminar
  8. Mira que he intentado escribir mini relatos, pero me entusiasmo y no hay forma jaja, en cuanto a las gafas yo quiero una de aquellas, me gustaría ver lo que otros no, o lo que no quieren ver, la cosa que importa es que los limpie bien ¿cierto?
    Besitos y gracias por tus palabras, mi abrazo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Uf! si yo fuera invisible la de cosas que haría, jajajaj....
    Muuuuuuuuuuuuacks!

    ResponderEliminar
  10. Por desgracia la invisibilidad de algunas personas no depende de las gafas que llevemos en los ojos, sino en el corazón, y para éste órgano no existe graduación posible.
    Muy buen relato, Josef.

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Abrazancos en 3D...

    Buen dia amigo Jose...

    ResponderEliminar
  12. Pues si no tira la toallita, en 3D y en 6D , tendrá el mismo problema.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Me pregunto si cabe la posibilidad de encontrar toallitas que limpien las tristezas .... un par de pasaditas y que desaparezcan.
    Un placer pasarse por aquí
    Una sonrisa

    ResponderEliminar
  14. Me ha gustado tu mini relato, ahora lo de las gafas en 3D no viene mal, pero preferiria la inviisibilidad. No te imaginas las de cosas que haría.....
    Y si mi mandas esa toallita crees que podría ser invi.
    Un abrazo Josef.

    ResponderEliminar
  15. Ostras, qué chulo, ver todo el mundo como en la peli de avatar...

    Besicos

    ResponderEliminar
  16. Siempre impecables tus escritos.

    Es una esquisitez literaria desde toda óptica.

    Felicito por tu pluma.

    Paso a dejar mi huella para agradecerte todo lo que brindas.

    Paso a dejar mi huella por la luz que eres.

    Paso a dejar mi huella para decirte gracias por estar.

    Paso a dejar mi huella e invito a pasar por mis solares a tomar nuevos temas sobre el trabajo y a llevar algo que he dejado en humildes decires, en un extenso poema dónde tienes que buscar te, en

    www.cosechadesentires.blogpsot.com

    Mi cariño y mi paz dejo.
    Marycarmen

    www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
    www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.cm
    www.panconsusurros.blogspot.com
    www.walktohoriozn.blogspot.com
    www.newartdeco.blogspot.com
    www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  18. Me ha gustado mucho este micro!
    Te sale de perlas!

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Interesante tu relato.
    Si me puedes encargar una de esas gafas, que quiero abrazar algo lejano.
    besos muchos y enormes

    ResponderEliminar
  20. Muy ingenioso. Hay que buscar una patente.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Muy bueno otra vez.
    Muy ingenioso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Excelente microrrelato.
    El problema de los hombres invisibles es que se empeñan en ser vistos.

    ResponderEliminar
  23. Jejeje, qué ocurrencias tienes... me ha gustado mucho tu post. Pues no creas tú que no me gustaría ser invisible a veces... y hay veces que parece que lo soy y no quiero serlo.
    Gracias por tu comentario... Ojalá pronto tengas un sueño precioso con tu hermano, quizá cuando menos lo esperes, como me ocurrió a mi.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  24. Pues yo necesito unas gafas nuevas, Urgente!

    besos.

    ResponderEliminar
  25. Es genial, Joseph..No tiene más, rebosa simpatía este minirelato con base en lo casual, en la magia del azar.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  26. Josef, me paso a desearte muy buen fin de semana!!

    Saludos. ;)

    Arwen

    ResponderEliminar
  27. me encanto tu mini relato.

    Pero si llego a ponerme unas gafas de esas, me volveré loca del todo.

    te lo digo yo.;)

    ResponderEliminar
  28. Gracias Josef viene a darte un beso antes te alejes del pc …ya regreso!

    ResponderEliminar
  29. Quiero un par de gafas de esas ojala me tope con ese hombre invisible dudo las fabriquen aquí en México …besos Josef

    ResponderEliminar
  30. Yo también quiero una de esas Josef, dime donde se consiguen para ver al invisible que merodea por mi casa...
    Besitos Josef

    ResponderEliminar
  31. Josef! Vaya las casualidades (yo no creo en ellas), estoy leyendo "El hombre ilustrado" de Ray Bradbury; y ahora me encuentro con tu hombre ilustrado!
    Impecable! Perdón la tardanza. Hoy me he puesto al dia con tu blog :)
    Un beso o 2!

    ResponderEliminar
  32. :D Muy ingenioso, lo del Caprabo me ha gustado, y eso que no compro allí :D

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs