miércoles, diciembre 24, 2008

Mi Único Público.

Hundía el talón hacia arriba saltaba y machacaba el aro sin compasión, y el tablero, hecho trizas, saltaba difuminado en mil pedazos: Ése era mi sueño.
Eran muchas horas de práctica y soledad. Mi único público, mis abuelos, observando desde su porche, sentados en sus hamacas, y yo sin ir a saludarlos.

Todas las tardes salía del autobús del colegio, me cambiaba, cogía el gastado balón de cuero de baloncesto y me ponía a hacer fintas imaginarias a mi propia sombra y al gran Brabender, les echaba partidos y los derrotaba. Al poco de estrenadas, destrozaba las zapatillas. Mi madre empleaba muchas horas en remendarlas antes de comprar unas nuevas.
Un día, por fin, mi profesor de deportes me lo dijo; contaba conmigo. Me seleccionó para jugar la final del campeonato de baloncesto con el equipo del colegio. Me cambié, estaba más nervioso que un flan, y cuando salí todavía más. Las gradas estaban repletas de gente. Me senté en el banquillo, tiritaba de nerviosismo y espanto. Pasó el primer tiempo y a inicios del segundo, el profesor me indicó que saliera. Por primera vez de verdad había público y coreaban mi nombre. Yo siempre había deseado tener público, muchísimo público, y ahora que lo tenía sentí mucha vergüenza.
El primer balón que me pasaron me quemó en las manos y lo perdí; el segundo, un pase adelantado, también se me escapó; el tercero me escapé en solitario y con la canasta a mi disposición salté esmaché y el balón salió propulsado hacia fuera; el cuarto balón se me estampó en las narices; no hubo quinto, me retiraron.
Lástima que nadie llegará a saber lo buen jugador que fui, excepto mis abuelos. Aquel atardecer cuando llegué mis padres no estaban, desconsolado, no quise salir a entrenar. Llamaron al teléfono, atendí de malhumor, era mi abuela. No me preguntó por el partido, en cambio, me dijo.
“Pepe es hora de entrenar. Nosotros, tú público, como todos los días, esperamos con ilusión que aparezcas.”
Instantes después estaba con el balón bajo el brazo, visitándoles. Me invitaron a un chocolate con churros. Años después me convertí en un gran experto en baloncesto; hoy sé mucho de ese deporte y de otros. Pero sobre todo sé que para ganar es fundamental aprender a disfrutar de muchas y buenas derrotas...

José Fernández del Vallado. Dic 2008.




Reacciones:

46 libros abiertos :

  1. Yo soñaba con llegar a la ACB (a la NBA ya no) y quedó en un sueño.

    Mejor público que el de tus abuelos seguro que no había.

    Y si, las derrotas son el escalón necesario para llegar a las victorias.

    Vi jugar en directo a Brabender, yo era muy pequeño, pero lo vi, en el campo del Juventud, todavía lo recuerdo cuando llegaron, llevaba un jersey amarillo y creí ver a Dios, aunque con el tiempo me di cuenta que Dios esultó ser Epi :P

    Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  2. Buen tema y buen escrito...
    (te lo dice alguién que lo que sabe... lo sabe por las derrotas... y que siempre estara aprendiendo de ellas... hasta el último segundo... como en el baloncesto)


    Creo que soy un terco perdedor... pero tu... ganarás tarde o temprano... no cejes en tus empeños.. (los que triunfan son aquellos que no parar de perder... porque saben saborear el segundo del nectar de la vida y el amor)

    Abrazos al corazón...

    ResponderEliminar
  3. ¡Genial! Me has recordado a uno de mis hijos. Tiene la misma historia. Iba muy ufano a jugar un partido, era el portero, y le metieron sobre 20 goles.
    Muy bonito escrito. Como siempre bien narrado, y directo.
    Un abrazo, y Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  4. Es que no está tan claro, como algunos pretenden hacernos creer, qué es un fracaso y qué es un éxito. Relativizar esto es una delas lecciones más importantes de nuestro proceso de madurez y de reconciliación con nosotros mismos. Al menos eso es lo que pienso.

    Salud a todos!

    ResponderEliminar
  5. Me recuerdas a mi hija, que justo el día que iban los oteadores a escoger jugadoras regionales para la selección española de baloncesto tuvo una fiebre extrañisima y no pudo jugar al cien por cien, lloró todo lo que quiso y más, ahí estaba yo ( haciendo de abuela) besos.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. es la vida misma!!!!!

    con derrotas y triunfos........si bajamos los brazos,seguro que seguiremos siendo perdedores....
    la perseverancia, el entrenamiento nos lleverá a crecer, y si, no llegaremos a ser los mejores al menos hemos dejado nuestro 100 %....

    un abrazo enormeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  8. Todos tenemos nuestro público, todos.

    No veas como me ha gustado

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Como la vida misma. Me ha gustado mucho ;)
    Muuuuuuuacks!

    ResponderEliminar
  10. hola josef pase a rapidito a desearte FELIZ NAVIDAD¡¡¡ que tengas un lindo dia junto a tu familia
    besos

    ResponderEliminar
  11. hola josef pase a rapidito a desearte FELIZ NAVIDAD¡¡¡ que tengas un lindo dia junto a tu familia
    besos

    ResponderEliminar
  12. hola josef pase a rapidito a desearte FELIZ NAVIDAD¡¡¡ que tengas un lindo dia junto a tu familia
    besos

    ResponderEliminar
  13. Que en estas fiestas, la magia sea tu mejor traje, tu sonrisa el mejor regalo, tus ojos el mejor destino, y tu felicidad el deseo de los que te aman

    feliz navidad

    que estes muy bien
    adios

    ResponderEliminar
  14. ando super a las corridas perdon por no leerte amigo mio1
    solo queria desearte una feliz navidada!!
    que la apses lindo y en familia!
    eres especial y lo sabes asiq eu te dejo besines papanoelenses!
    adios
    :)sau

    ResponderEliminar
  15. Cuántas victorias o cosechamos en nuestra imaginación ! Es lindo soñar , pero mas lindo aún vivir, y para eso es necesario saber que encontraremos derrotas y triunfos, y de cada uno algo aprenderemos.
    Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  16. Es increíble que la naturaleza pida a gritos ayuda, pero más increíble es que nadie la escuche !!buenas fiestas!!

    ResponderEliminar
  17. Esa es una muy buena alegoría de la vida, el tema es que generalmente en el momento de las derrotas estamos tan aturdidos que podemos llegar a razonar.
    Muy bien escrito como siempre.
    FELIZ NAVIDAD!! MODERATO

    ResponderEliminar
  18. El gladiador romano, aun herido y de rodillas...¡seguia peleando hasta el último instante...!

    ANIMO Y FUERZA.

    UN ABRAZO, AMIGO.

    ResponderEliminar
  19. JOSE VEO QUE NO ME ESPERABAS NUNCA MAS AMIGO, NO ME TIENES CONSIDERADA EN LOS BLOGS QUE SIGO, PERO SI,¡¡ ESTOY AQUI¡¡, Y VINE A TRAERTE UN SALUDITO DE FIN DE AÑO,
    ¿COMO ESTA LA VIVI ?, BUENO AMIGO ESTUVE OJEANDO POR AQUI Y POR ALLA, Y POR FIN TIENES EL EXITO QUE MERECES, PASA POR MI BLOG PARA QUE LEAS EL SALUDO.

    UN BESO Y ESTAMOS COMUNICANDONOS.

    VISNJA

    ResponderEliminar
  20. Hola Jose Feliz Navidad!!!

    En esta, la época en que celebramos el amor,
    la libertad de nuestros corazones
    para dar todo lo positivo a nuestro alrededor.
    Hoy es un dia de regocijo, en que el amor nace.
    ¡El nuevo sol que se levanta con la aurora!.
    ¡Que seamos dignos de que el Dios de nuestro corazón
    despierte en nuestro ser!.

    ResponderEliminar
  21. Celebremos en estas fechas todo lo que fue, lo que es y lo que soñamos que será...

    Un abrazo inmenso... de corazón a corazón ;)

    mis mejores deseos para ti... con todo cariño ;)

    ResponderEliminar
  22. La realidad...

    FELICIDADES!!
    Besosssssssss , pasa buen día

    ResponderEliminar
  23. Es la única forma de aprender,errar nos ayuda a superarnos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  24. Eso es la vida...no? aprendemos de las derrotas, de las decepciones, de las lágrimas...de tantas cosas.
    Felicidades y que tengas un día hermoso.
    abrazos
    mj

    ResponderEliminar
  25. Las verdaderas lecciones se aprenden de las más duras derrotas.

    Seguir haciendo camino tras ellas es lo que nos lleva a ganar batallas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. De seguro que la práctica
    hace la perfección.

    Tengo un amigo
    que siempre se rinde
    diciendo:

    "Zapatero a su zapato",

    dice él que reconoce sus fallas y debilidades
    y que éso es ser humilde

    :/

    Otra amiga le responde:

    Eso es ser derrotado,

    Y Yo, mirándolos
    del tingo al tango.
    Como el ping pong.

    Besos

    M.

    ResponderEliminar
  27. Como cualquier campo de la vida, Jose, para valorar una victoria es necesario una derrota previa. Muy tierno tu texto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Todos necesitamos aprender¡¡;))

    Besooosss y Felices Fiestas, JOSEF¡¡

    ResponderEliminar
  29. Paso a dejarte un abrazo y desearte muchas felicidades.

    ResponderEliminar
  30. Felices fiestas
    Espero que pronto pueda disfrutar de mas tiempo.

    un abrazo y que sepas que tengo pendiente una larga lectura en ti blog, me ha gustado lo poco que he vislumbrado en el.

    hasta pronto
    Hump

    ResponderEliminar
  31. ENTONCES MAS QUE NADA MI DESEO MAS PROFUNDO SE CENTRARA EN EL EXITO... EN LA PAZ Y EN QUE LOGRES LO QUE ANHELAS

    MIL BESOS
    KLAU ♥

    ResponderEliminar
  32. ...un saludo desde el sureste mexicano y mis mejores deseos para vos al finalizar y empezar un nuevo año

    ResponderEliminar
  33. Me encantó y qué amor mas grande el de los abuelos, tanta ternura y protección guardada con recelo en sus palabras, guardada con suspicacia para darte ánimos, bello gesto de amor. Que disfrutes estos días. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. qué difícil es disfrutar de las derrotas...

    ResponderEliminar
  35. Gracias por tu visita, josef, te ire visitando amigo.
    Feliz Navidad, te deseo lo mejor todos los días del año.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Obtendremos la victoria siempre que enfrentemos los avatares de la vida.
    Hermosos recuerdos aquellos que añoramos y los podemos plasmar con tanto amor.
    Josef; gracias por tu visita a mi blog, es un placer leerte.

    Feliz Navidad

    Besos

    ResponderEliminar
  37. Hola jose, gracias por pasarte por mi blog, me alegra que te haya gustado.
    Yo tambien me quedo siguiendo el tuyo, nos vemos por aqui.
    Un fuerte abrazo y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  38. Soñé con tantos goles imposibles, que me reconozco.

    ResponderEliminar
  39. Un ejemplo de vida y de valor dado por los abuelos. Hermosa historia Josef que nos hace darnos cuenta cuantas veces dejamos morir sueños hermosos cuando no contamos con el apoyo de quienes nos quieren.

    Pd:Ahora su Josef, había entado por otro lado doonde no había actualizado tu dirección.

    Besazos y felices fiestas!!!

    ResponderEliminar
  40. Eso es aprender. Muy tierna historia. Saludote

    ResponderEliminar
  41. Con el paso del tiempo, cuando nos distanciamos y nos asomamos al pasado con la perspectiva de los años y las experiecias vividas, nos damos cuenta de lo realmente importante.

    Perdiste la oportunidad de volver a jugar, pero ganaste el saber que ellos creían en ti, y eso, Josep, ha contribuído a que hoy seas quien eres mucho más que el haber jugado más partidos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Muy buen relato con un consejo final, debemos aprender de nuestras derrotas y enfrentar el mundo para crecer, m,e gustó, un beso

    ResponderEliminar
  43. Me imagino cuando ves al público pensar ¡tierra trágame!, porque con la imaginación todo es más fácil. Conclusión: el mejor público, sin duda, los abuelos y después aprender de nuestros fallos y volver a empezar.
    Te sigo leyendo, voy atrasada con tus post.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  44. Que sí, que la lección es conocida, pero no así tu imaginación para llevarnos a ella.
    Jose esa persona que sabe estar ahí cuando la derrota te fulmina es la que se necesita siempre, hay que darse cuenta que son batallas perdidas para aprender, pero siempre mejor acompañado, siempre cuando algo no tiene el reconocimiento esperado, poseer lo más importante ¡ ser o seres¡ que viven contigo para esos gloriosos momentos de preparación como persona de superación no de victima.

    Besos cariñosos ♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tramos Romero.
      Sí, es necesario aprender a perder y muchas veces para aprender a ganar la primera.

      Besos!

      Eliminar

Post más visto

Otra lista de blogs