jueves, agosto 26, 2010

Regreso a la Meta Civilización.


Es denoche. Hace un calor sofocante, no se ve la luna, ni por supuesto las estrellas. En cambio las cucarachas campan a su aire por las aceras de Villa Gallardón; intuyo un smog de pura cepa saturando de mierda el ambiente. Sí, Madrid. Una preciosa ciudad más de las que pueblan consumen y sumen el mundo en un gran sumidero, valga la gran redundancia. Es nuestra civilización. La hemos creado nosotros a medida de nuestra desmedida ambición, ¡y debemos estar orgullosos! porque moriremos dejando un planeta convertido en cloaca. Lo siento... pero es la indeseable realidad tal como está sucediendo. Sólo hay buenas intenciones pero no realidad palpitante. La “realidad palpitante” es que en lugar de eliminar el petróleo este mes se abrió el primer pozo en el ártico; y luego ¿le tocará el turno al antártico? Me revuelco en la mierda. Me gusta. Soy un decrépito y fétido ser... ¿Vosotros no? Perdonad, vosotros sois los buenos. Pues a ver, demostradlo. Que alguien levante la mano y se atreva a decir: “Yo hice algo positivo por el planeta.” Me callo. Lo cierto es que se me nota demasiado, ¿verdad? Estoy irritado. Sí, contra mí mismo y el mundo. Hace años todavía se decía que no íbamos a tocar los recursos de los polos y ahora ¿qué? ¡Nos hacemos todos los tiquismiquis y a callar como parias...!

He vuelto de mi retiro en la Sierra, no eran unas vacaciones propiamente dichas. Pero lo cierto es que alejarme de la ciudad unos días, me ha servido para tomar conciencia de lo rápido que todo se está deteriorando, dicho en otros términos: ¡Yendo al carajo! Al final ganan ellos... y ¿quiénes son ellos? ¿Os lo habéis preguntado o figurado? La respuesta es tan sencilla que da asco; solo lo diré una vez a ver si se os abren los ojos. Resulta que “Ellos” somos “Nosotros.” ¿Por qué esto es así? Porque muchos de los que leemos blog y hacemos promesas de crear un mundo mejor trabajamos en empresas depredadoras. Yo, lo hice, y me quejaba del mundo. Luego se me abrieron los ojos, dejé mi trabajo. Pero ocurre que muchos de vosotros o todos o casi todos estamos sujetos por el sistema y mientras no cambiemos de actitud y seamos valientes, el panorama seguirá siendo el mismo: Smog sin estrellas...

Un abrazo.

José Fernández del Vallado. Josef, agosto 2010.


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Reacciones:

24 libros abiertos :

Post más visto

Otra lista de blogs