jueves, agosto 12, 2010

Tres microrrelatos sobre lentes de josef, una frase y una frase de Einstein.


Hibernación.

Cuando el sol cambió de color y empezó a verse como una bola roja, la irradiación se hizo tan intensa que los ríos y pantanos se secaron, los bosques se volvieron desiertos, el océano descendió varios metros, el asfalto de las carreteras se convirtió en una emulsión pegajosa, los hombres comenzaron a enloquecer y a morir trastornados, decidí que era la hora.
Excavé un agujero me puse las lentes, me introduje y enroscado me dispuse a dormir.

Sex -cuestro.

La mujer exuberante chocó conmigo en el supermercado y mis lentes solares fueron a parar entre sus pechos. Mirándola de la cabeza a los pies, le pregunté si llevaba wondebra. Me contestó con orgullo que no. Sonrojado, le pedí si podía. Asintió sin reparos. Metí la mano y saqué un mp4, una pelota de golf, paquetes de lomo embutido, libros, un par de móviles, un notebook, zapatos de tacón. Finalmente sentí un agudo mordisco, era su perrito, un poedel de lanas en miniatura, llevaba mis lentes puestas. Decidido a arrebatárselas lo atrapé por el hocico. No tuve tiempo de más. La mujer me agarró por el pelo y me introdujo. Llevo aquí una semana, hace mucho calor, apesta a Eau de rochas. Mi único alimento consiste en mamar un par de veces al día. Sigo a la espera de que recauden el capital que exige a cambio de mí o vengan a rescatarme.


Las lentes.

El hombre invisible chocó conmigo en el Caprabo sobre las cinco y media de la tarde; se me cayeron las gafas y se me rompieron. Se excusó de no haberme visto porque se encontraba de espaldas a mí. Yo también me excusé; mis gafas estaban sucias. Sacó unas gafas y me las cedió. Las gafas que me regaló eran tan eficaces, que al repasarlas desaparecían. No volví a ver al hombre, no había forma de verlo. ¿Y si las gafas tenían un defecto de fábrica?


Frases.

A) No escribo cuentos que elucubren sobre razones o alumbren espíritus. Escribo para mantenerme como una sola letra más, hasta encontrar la puerta de acceso al libro siguiente. Josef.

B) Solamente dos cosas son infinitas, el universo y la estupidez humana. Albert Einstein

José Fernández del Vallado. Josef, agosto 2010.
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Reacciones:

20 libros abiertos :

  1. Muy buenos micro relatos.. me gustó el del hombre invisible...

    Einstein siempre genial (aunque haya participado del proyecto Manhatan y haya ayudado a producir una bomba que mato a miles de seres inocentes, ya ves la estupidez es infinita, incluso en Einstein).

    ResponderEliminar
  2. No te digo nada sobre lo del secuestro, aunque yo creo que tanta teta llegará un momento que canse ;-) Me gustó mucho el de las gafas. Y la frase de Einstein, aunque la he oído muchas veces, no deja de ser certera, aunque olvida señalar que la tontería también se expande, como el universo

    ResponderEliminar
  3. Genial!!! Para desmenuzarlos lentamente y reflexionar con un delicoso té rojo.
    Inmensa tu creatividad querido José, eres un gran escritor y alumbras muchos espíritus con tus bellísimas y espectaculares narraciones, porque entonces... donde queda la razón?
    Un abrazo y un beso de siempre.

    ResponderEliminar
  4. Hay secuestros peores... pero si lo necesitas, contribuyo en el rescate.
    Muy buenos los tres. Me gusta esta faceta tuya de microrrelatista que yo no conocía.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Unos microrelatos que no dejan indiferencia alguna después de leerlos ,un agujero muy apropiado , posiblemente un sucuestro muy original y...
    ¿ todavía existen defectos de fábrica? , con tanto paro , pensaba que todo era ya importado!!

    Y me quedo con tu frase...cada día es más difícil mantenerse como una sola letra más y tú lo haces estupendamente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. La imagen de las gafas de sol en los pechos de la mujer es inolvidable.

    ResponderEliminar
  7. Me dejas comentarios que seducen José...y llego aquí y bueno...me quedó, como siempre!! ;-) jajajaja

    Buenísimos tu micros!!
    disfruté los 3!
    y tu frase muy buena!!

    Te abrazo José y hasta pronto!

    Ali

    ResponderEliminar
  8. Está visto que tu imaginación no tiene límites! Excelentes....esos lentes!
    Besitos,

    ResponderEliminar
  9. Siempre tuve curiosidad por los relatos cortos. Los tuyos no me han decepcionado, en absoluto

    ResponderEliminar
  10. Bueno los tres son geniales pero me gusta el del hombre invisible,es que eso de pagar rescate se me da muy mal.

    Un saludo tocayo

    ResponderEliminar
  11. Jajaajaja...... muy buenos los tres pero me quedo con el del secuestro, jajajaja...

    ResponderEliminar
  12. Buenos los tres. Me encantó el del bolso tu encierro y el olor a perfuma, la supevivencia amamanatado.
    y las frases geniales de dos genios
    besos fuertes

    ResponderEliminar
  13. Buenos los tres microrelatos... me quedo con el secuestro... por las constantes imagenes que despierta... ninguna muy seria por lo demas.
    Buenas las frases... en realidad... la infinita estupidez al parecer se expande mas rapido que el universo...

    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  14. Buenisimo desde las letras a los escritos cortos a la plantilla de tu blog..............
    besos te dejo en el umbral de tu puerta

    ResponderEliminar
  15. Buenisimo desde las letras a los escritos cortos a la plantilla de tu blog..............
    besos te dejo en el umbral de tu puerta

    ResponderEliminar
  16. Cual víbora enroscada que despertará sorprendida, cuando la bola blanca de la luna se lleve la locura...

    Estos lentes tridimensionales tan modernos que además de ocasionar accidentes de tránsito, también exploran sorpresa tras otra en las curvas del camino...

    También necesito lentes desformantes, sería bueno preguntar al hombre invisible donde las fabrican....

    Un relato mejor que el otro, me saco el sombrero ante la magia de tu pluma.

    Un abrazo y feliz finde. Otoño

    ResponderEliminar
  17. Cual víbora enroscada que despertará sorprendida, cuando la bola blanca de la luna se lleve la locura...

    Estos lentes tridimensionales tan modernos que además de ocasionar accidentes de tránsito, también exploran sorpresa tras otra en las curvas del camino...

    También necesito lentes desformantes, sería bueno preguntar al hombre invisible donde las fabrican....

    Un relato mejor que el otro, me saco el sombrero ante la magia de tu pluma.

    Un abrazo y feliz finde. Otoño

    ResponderEliminar
  18. me han parecido buenísimos, me han gustado más que los anteriores, sin desemerecer...

    el de secuestro es total... je je je.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  19. Gracias amigo maestro de las palabras.
    Se que se arrivara a puerto, no se si sera itaca u otro lugar , pero llegare.

    ResponderEliminar
  20. los directores de las noticias de todas las cadenas parece que sufren de insolación...no sé cómo a estas alturas ese secuestro impresionante no es portada en todos los medios

    Besos

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs