viernes, septiembre 19, 2008

La promesa de los sueños.


Vivo estrangulándome
en precipicios de eterno vacío.
Anido espacios no creados
escudriño el inicio de un dolor
progresivo, ardiente y férreo.
Incapacidad para romper la coraza
de un miedo que se instaló
cierta vez,
cuando todo parecía teñirse
de azul marino intenso.

Noches de sueños impuros,
anegados en lágrimas;
esperanzas que se derraman
tras la aparición de la experta soledad.
Dolor, dispuesto a lacerar
y destruir la inocencia
de quien cree en vivir sin sufrir.

Cerrad los ojos, ved sin mirar,
sentid sin palpar, gemid sin gritar,
sudar sin temor, temed sin huir.
Caminad al borde de la falla
en cuyo abismo se refugia
la derrota del hombre.
Y cuando lleguéis a su final
extended los brazos y tomadlo,
ahí estará.

La promesa de los sueños;
la felicidad emergente,
el sueño hecho realidad.
No es necesario mirar,
sabréis cual es y enseguida
aprenderéis a nombrarlo
por su auténtico título:
AMOR...

José Fernández del Vallado. josef. sept 2008.




Reacciones:

35 libros abiertos :

Post más visto

Otra lista de blogs