domingo, mayo 31, 2009

Claro de Luna.



A mi hermano le gustaban los bichos, los libros de Edgar Allan Poe y reírse; era su forma de ser. A mí me gustaba la música de Mozart y Beethoven, sobre todo el “Claro de Luna.”
Pese a nuestras diferencias, aquel verano achicharrante, nos compenetramos. Caminábamos por el monte, yo sin separarme de mis partituras y él con su caza mariposas. Yo le enseñé a dar el Do de pecho, y el me enseñó que las salamanquesas son hombres que de mentir encogieron, hasta perder la vergüenza y el color, por eso se esconden y nunca tienen el mismo matiz.

Cansado de que no lo dejaran tranquilo, un año decidió irse a otro mundo o a dondequiera que esté.

Un día, Daniel Barenboim iba a interpretar el Claro de Luna de Beethoven. Yo no tenía edad para asistir ni dinero para las entradas, e instantes antes de que comenzara, desesperado, mentí.

Una vez en la sala comprobé que todas las butacas estaban ocupadas. No me importó, disponía del techo para mí. Cambie del rosa avergonzado al blanco sereno y el “Claro de Luna” fue un azul intenso del cielo, una luna llena y rotunda. Los ojos de una salamanquesa me miraban. Serpenteando se acercó a mí y me dijo.
- Tenías razón. El Claro de Luna resplandece incluso en las noches sin luna de Edgar Allan Poe.

Era mi hermano.

José Fernández del Vallado. Josef. Julio 2008. Arreglos mayo 2009.




Reacciones:

45 libros abiertos :

  1. QUE BELLO ESCRITO UN GUSTO LEERTE, BESITOS Y BUENAS NOCHES

    ResponderEliminar
  2. Hermos
    Nostálgico
    Emanando Ternura a Raudales
    Eriza el Corazón Sentir
    Tales Emociones que Estremecer Logran
    Incluso el Centro de Los Glaciales.
    Un Beso
    Desde Mi Siempre Eterna
    Y Amada Oscuridad.

    ResponderEliminar
  3. vaya que relato mas conmovedor.siempre genial

    besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Josef. Me ha gustado mucho este relato corto, tanto, que se me ha hecho corto. Esa diferencia de caracteres con tu hermano (sé que nos dejó)y el no poder estar en el concierto y sustituirlo por otro claro de luna.

    Un beso, que te lo has ganao.

    ResponderEliminar
  5. Que ternura me da Jos.
    Ese claro de Luna, la tuya.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Precioso, triste y melancolico, relato, los que se van, siempre estaran en nuestro corazón, como un claro de luna.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Josef, que entrada tan bonita, y que homenaje a ese ser querido tan precioso. Lleno de poesía, de música encantadora.
    Ten por seguro, que en ese mundo donde tú hermano se encuentra, está mejor y sonriente, feliz de que lo lleves en pensamientos y lo plasmes en sublimes textos.
    Me encantó venir a esta hora de la noche a leerte. Buenas noches
    Un abrazo fraternal fuertisimo.
    Besito.

    ResponderEliminar
  8. Lograste algo muy lindo con este escrito, ordenaste todo muy bien, me gustó.

    Cuidate mucho, un beso y un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Que bello texto, es un placer, me gusta mucho tu forma de escribir, una muy bella entrada
    un beso desde mi Luna

    ResponderEliminar
  10. Una de mis piezas favoritas, la toqué por primera vez siendo muy niña; hoy hace más de 20 años que no toco el piano, pero las notas siguen intactas en mi cabeza.

    Me encantó, quizás no haga falta que te lo diga ¿o sí?

    mil besos

    ResponderEliminar
  11. Mi querido "maestro", hoy te leo con un poco de nostalgia que acompaño a tus palabras y relatos.... Me alejo un poco, por un poco de tiempo de este mundo de letras compartidas.A pesar de haberme despedido en mi Blog, quería en agradecimiento a todas tus palabras y apoyo, hacerlo en persona. Gracias por todo...seguiré escribiendo, como sabes, no puedo dejar de hacerlo. Un abrazo enorme. Almanoor.

    ResponderEliminar
  12. josef

    siempre es un gusto leerte
    y este claro de luna es un oasis en donde mi sentido descansa...

    muakisitos de luna

    ResponderEliminar
  13. nostalgia y amor.........
    me encantó!!
    te felicito..

    un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
  14. Esas nostalgias nos llenan el corazón. Qué bello recordarlas!

    Un beso, Josef.

    ResponderEliminar
  15. MODE!!!

    NO SÉ QUE DECIR...TU RELATO ES CERCANO...DEMASIADO CERCANO....MUY FAMILIAR....DESPRENDE CALIDEZ Y UNA CANTIDAD DE SENTIMIENTOS...DIFÍCILES DE DEFINIR POR MI...SÓLO TÚ, PUEDES DEFINIRLOS...YO SÓLO LEERLOS Y ACOMPAÑARTE EN ESTA EXPRESIÓN DE SENTIMIENTOS TAN PROFUNDOS HACIA ESE HOMBRE QUE DE ALGUNA MANERA MARCÓ TU VIDA...EL FINAL...ME NUBLÓ LA MIRADA...MÁS NO PUEDO COMENTARTE...SENTIMIENTO A FLOR DE PIEL...

    TE DOY UN BESO CON LA MISMA CALIDEZ QUE MUESTRAS EN TU RELATO...

    ResponderEliminar
  16. Moderato me gustó mucho como siempre pero la verdad cada vez que incluís a tu hermano en alguno de tus posts, como que tienen un sabor y un sentido especial.
    A mi Barenboim me gusta mucho no solo como interpreta sino porque no tiene problema en tocar a Wagner y por su compromiso con Palestina.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  17. Como siempre un gran relato!!pero esta ves con un condimento extra, mas emosiones, maravoillosamente expresados!!con el encanto del amor y la nostalgia! un gran beso!

    ResponderEliminar
  18. Sentido y conmovedor relato,
    seguro que desde la Luna, o dónde quiera que él esté , te acompaña y juega con salamanquezas celestes.

    Un abrazo lleno de Debussi.

    ResponderEliminar
  19. MARAVILLOSO TU RELATO MODERATO.SE ME HA HECHO MUY CORTO,PERO NO POR ELLO MENOS INTENSO.
    ¡BRAVO!MJ

    ResponderEliminar
  20. Como lo echas de menos, verdad?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Que bonito Josef...tierno ingenioso
    y con encanto!!!

    Hermoso día.

    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Que belleza me has transmitido... en la escritura... en la musica y en los bonitos recuerdos de mis seres queridos que ya no estan conmigo...


    Abrazos.... feliz semana.

    ResponderEliminar
  23. Sencillamente; Me encantó.
    Un saludo.
    SOLOSOY.

    ResponderEliminar
  24. Tienes el don de sorprendernos con cada nueva historia, comienzas con unas simples palabras y terminas con un pensamiento.
    Es un placer pasar por aqui y marchar con la mente en un lugar distinto cada vez.
    Un abrazo amigo mio

    ResponderEliminar
  25. ¡Uf! vaya relato, como se nota el gran amor que sentías por tu hermano. Me ha encantado Josef.
    Muuuuuuuuacks!

    ResponderEliminar
  26. Qué gozada de historia, Josef. Desde las descripciones hasta los sentimientos.
    Me gustan las salamanquesas tanto... y los claros de luna :)

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  27. Es hermoso, solo recordar con música a alguien hace que se me pongan los pelos de punta!

    Besicos

    ResponderEliminar
  28. Precioso homenaje a alguien que siempre tendrás formando parte de ti.

    Un abrazo Moderato

    ResponderEliminar
  29. Que bonito, que manera de evocarlo...

    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Ultimamente siempre presente Josef. No estés tristón vale?. Precioso escrito nuevamente. Besos

    ResponderEliminar
  31. Un relato muy nostálgico...
    Precioso.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  32. Bello sentido y entregado como tu solo sabes hacerlo, con alma y corazón, cada palabra un destello de sentires y emociones.

    Asi te abrazo y te dejo un gran beso...

    muakkkkkkkkkkkkkkkk

    buena semana.

    ResponderEliminar
  33. Josef, al leerte pensé en mi hijo, que a punta de perseverancia, la ayuda de una partitura y algunas lecciones de piano en el pasado logró su meta de tocar el claro de luna de Beethoven!
    Besitos,

    ResponderEliminar
  34. Precioso Josef, lleno de ternura. Te felicito.
    Gracias por tus visitas.
    Estoy de vuelta.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  35. Hay palabras que nunca se olvidan, a pesar de que aquellos quienes las hablaron ya no están. Cómo y cuánto se nota esa ausencia...

    Me encantó, te sigo de cerca. Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Detrás de cada farola en mi jardín, vive feliz una salamanquesa gorda y bien criada...
    Ahora las miraré con otros ojos, pero me siguen dando "yuyu"
    jaja
    Besos

    ResponderEliminar
  37. Una pincelada de nostalgia acunada por el recuerdo y el "Claro de luna". Abrazos

    ResponderEliminar
  38. Me gusta pensar que desde su perspectiva se ven las cosas al completo, el claro de luna es mi debilidad, Beethoven es otra. Es uno e esos relatos que sólo pueden salir del corazón.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  39. Una maravilla de texto. De lo mejor que te he leído últimamente. Contiene unos elementos esenciales para distinguir personajes y hacerlos únicos.

    Yo creo que las salamanquesas también pueden ser mujeres.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  40. Me ha parecido un texto cargado de ternura y nostalgia. Y , estupendo.

    Me encanta el Claro de luna, pero he de decir que tengo fobia a las salamanquesas. Y, aún así, me ha llegado dentro el relato. Desde ahora las miraré con otros ojos...o lo intentaré.

    Saludos

    ResponderEliminar
  41. Precioso. Me ha encantado. Al final, los dos hermanos siguen unidos, a pesar de las diferencias, como salamanquesas.
    Besos selváticos.

    ResponderEliminar
  42. Pues mira, a mi me gusta leer lo mismo que a tu hermano y la misma música que a ti.

    Un beso

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs