miércoles, septiembre 24, 2008

INFAMIA.

Me gustaría creer que alguna vez viviré en un mundo lleno de belleza y armonía, donde el ser humano será un ser gentil e inteligente ¡Y ESTO NO VUELVA A SUCEDER... JAMÁS!

Los niños jugaban a atrapar la luz cuando los vagones se detuvieron. El padre llamó a sus hijos, les puso las manos sobre los hombros, y les dijo. Os toca ir con mamá, ser buenos y hacer lo que ella os diga. Asintieron. Besó a cada uno con lágrimas en los ojos. Atravesando caminos cercados, los vio difuminarse entre la bruma de la mañana. El hedor de la descomposición se podía oler a distancia; sus dientes no cesaban de castañetear. Un corpulento soldado se acercó hasta él, se llevó un dedo a los labios en señal de silencio, le sacudió un culatazo...


José Fernández del Vallado. josef. 2008.



Reacciones:

24 libros abiertos :

  1. Comparto tan hondamente

    con tu visión del mundo

    y de la infamia y el

    ideal de vida,lo que dices!

    Pero es una pena no

    poder cambiar lo injusto

    por justo! Sigo extasiada

    frente a tu escritura!


    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  2. :(

    Esto no parece un cuento, parece parte de muchas realidades Joséf...

    Un beso conmovido!

    ResponderEliminar
  3. Hola JoseF

    Me pregunto cuántas de estas historias se viven a diario sin que nos enteremos...

    Besos chilangos

    ResponderEliminar
  4. Me gustan los relatos de este tipo, porque omitiendo tanto, lo dicen todo. Pero hay que saber qué omitir, claro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. La mejor parte, es que este mundo, con todo y la maldad y podredumbre de que se rodea, es parada necesaria para llegar a ese mundo armónico e ideal.

    Gente como tú es la señal de que el encuentro está a pundo de llegar. ;)

    .... oh Cielos!! tu música.... la adoro!!!! =D
    Abrazos Josef querido!!!

    Salta Valiente!!!

    ResponderEliminar
  6. Muy cercanos, la idiotez, la desgracia, el hedor de los que caen fulminados por masacres sin ley,el desespero,la incertidumbre, la marcha sin retorno, el abandono, tan cerca y tan lejos...

    ResponderEliminar
  7. Aunque literalmente soy un duende bufón, esto que refieres me congela, como es posible tanta inhumanidad...

    Salu2 :-)

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tu comentario Josef!!
    Es verdad, a mí no me cabe en la cabeza la maldad del ser humano, sinceramente, no la entiendo. Pero no parece haber esperanzas de que desaparezca...así que sin entenderla nos toca cargar con sus consecuencias, qué lamentable!

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Tan real como la vida misma, cuántas veces habrá pasado y cuántas veces pasará aún.

    Se me encogió el corazón.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Qué nos hace tener el descaro de llamarnos seres humanos?
    Horizontes vedados, derechos violados, ideologías impuestas, poderío y grandeza, guerras sin sentido.. y nos atrevemos, más encima, a bautizar como “vida” esta existencia.
    Hay tanto por hacer, quedan muchos surcos que sembrar de paz, amor, armonía, bondad..y no es necesario alejarnos mucho de casa para comenzar a construir.
    Tu relato sacude y refresca las conciencias de todos.
    Gracias por este remezón necesario.

    Un abrazo desde mi sur
    Pilar

    ResponderEliminar
  11. Te deje algo en mi blog....unas palabritas...

    ResponderEliminar
  12. Luchemos por los cambios que han de venir...

    ResponderEliminar
  13. Yo tambien espero que eso no vuelva a ocurrir jamas, me indigno solo de pensarlo.
    Un beso cuidate

    ResponderEliminar
  14. Triste cuando la realidad puede superar la mayor de nuestras pesadillas...

    Abraço

    ResponderEliminar
  15. Yo no pierdo las esperanzas, quizás, algún día la luz brille para todos y nos llene de paz y armonía.

    Besos, gracais por tu mensaje en mi blog!

    ResponderEliminar
  16. Que triste realidad, la crueldad de los humanos no tiene límites?

    Sentí que se me estremecía el alma, niño

    Te dejo besos, pasa buen día :)

    ResponderEliminar
  17. Uff, se ponen los pelos de punta. qué tristeza en tan pocas líneas. Un texto impactante.
    Un beso, amigo
    Natacha.

    ResponderEliminar
  18. pobre padre que ve a sus hijos alejarse y los quiere apartar del dolor que va a sufrir en propias carnes.. Es injusto como muchas cosas en esta vida..

    besos

    ResponderEliminar
  19. El mundo está en nuestras manos. Es aquello que nosotros hacemos de él.

    ResponderEliminar
  20. Que lástima de familia herida por la guerra.

    Que lástima de mundo donde se dan estos momentos ahora mismo en algún lugar.

    ResponderEliminar
  21. ¡Cruda realidad!
    Comparto tus deseos con firmeza.
    ¡Otro mundo es posible!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Mientras haya una persona que piense que el cambio es posible... Habrá esperanza!!!!

    Un saludo Josef!!!!

    ResponderEliminar
  23. Seguire sin entender porque el ser humano pierde tan absurdamente la vida con esto y se crea los problemas y un mundo de sufrimiento, cuando lo tiene todo para poder vivir de vicio el poco tiempo que andamos por aqui...

    ResponderEliminar
  24. Tristezas de la vida, que nos enseñan, que por ahí no es el camino. Que tenemos que aprender, que todos somos valiosos para la vida.
    Que no podemos dañar a nadie sin dañarnos a nosotros mismos.

    ¡Humano!
    ¿cuandfo entenderas tu destino?
    que no es ajeno al de tu hermano
    sea blanco, sea negro o amarillo
    sea pobre o rico
    sea letrado o analfabeta
    ¡Ignorancia! deja en paz a la humanidad

    ResponderEliminar

Post más visto

Otra lista de blogs