lunes, octubre 06, 2008

comunión.




Recuerdo abrazos de ensueño.
Me contraigo, me extiendo
siento,
acaricio mi piel desnuda
de nuevo.

Evoco el color de esos labios
el sabor de aquella boca,
su lengua, sus ojos...
sus promesas valiosas y vacías.

Escucho entre ramales de sauce
su melodía cifrada
me trae aromas de antes:
Opio de Esmirna,
Azafrán,
Canela de Ceilán, Clavo,
y vino de Málaga.

Obtengo un litro de láudano
adormezco mis sentidos
alterno sosiegos
de esencias ardientes.

Viajo sin rumbo y sentido
buscando ese alma
de cuando aquella vez...

Frecuento parajes de hielo
recovecos de dolor
llanuras sin llano
mares de dulzor abrasivo.

Busco el acceso
hacia esa gruta inventada,
mediante el compromiso
de un volátil
beso de arrebato.

Y al ver que continúo sin ver
me arranco los ojos
de raíz
y diviso tu silueta
suspendida en el aire, 
danzando a mi vera.

La sima está bajo mis pies
y tú a un sólo paso
de mí.
Salto al vacío, no hay tal,
una constelación
circunvala mis manos
las acaricia, besa y lame.

Y perpetuamente avanzamos
mi deleite azucarado 
tu sonrisa de algodón
eternamente inherentes
tú y yo...

José Fernández del Vallado. Josef oct 2008.



Reacciones:

31 libros abiertos :

Post más visto

Otra lista de blogs